Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
Florentino, por favor, nombra a Luka embajador del Real Madrid

Florentino, por favor, nombra a Luka embajador del Real Madrid

Escrito por: Pepe Kollins21 diciembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Es una historia que va demasiado deprisa, aunque eso ya era así cuando empezamos a formar parte de ella: la ascensión de Luka Doncic parece no tener fin. Ni tan siquiera tengo claro cuántos precedentes hay de un deportista que haya pegado semejante puñetazo sobre la mesa nada más desembarcar en un deporte. Acaba de empezar su segundo año en la NBA y con 20 años ya aspira al puesto de mejor jugador.

Me apunta un amigo que lo que hizo Magic Johnson en su año rookie en las finales, con Kareem Abdul-Jabbar lesionado y jugando "de cinco", es algo inigualable. Pero no es necesario encumbrar a Luka a lo más alto para afirmar que lo que está haciendo es prodigioso. Aunque hayan aficionados a los que se les siga atragantando el fenómeno del esloveno y que protestan por la profusión de noticias relacionadas con él en los medios españoles – obviamente por su asociación con el Real Madrid -, lo cierto es que en Estados Unidos el fenómeno mediático está siendo todavía mayor. Se trata del jugador del momento, al que todos los espectadores quieren ver, al que las firmas comerciales desean firmar, ante el que todo el mundo se rinde en la sospecha de que se trata del próximo grande.

Alvin Gentry, técnico de los New Orleans Pelicans y unos de los entrenadores con más experiencia de toda la Liga, lo resumió muy bien recientemente: "Luka juega el juego de la forma en que a todos les gustaría ver a todos jugar el juego". La estrella de los Heat, Jimmy Butler, también se rendía frente al esloveno: “Si tuviera que pagar dinero por ver jugar a alguien es por él”. Pero quizás lo más impactante lo expresó un compañero suyo, Delon Wrigth, llegado a los Mavericks esta temporada, quien confesó en TV que ellos, sus compañeros, eran “conscientes de estar siendo testigos de un hecho histórico - refiriéndose a la explosión de Luka - que en el futuro contarían a sus nietos”.

En un brillante movimiento de marketing, la NBA mandó a Dallas a jugar el primer partido de la serie de encuentros que se disputaron en México. Si la expectación que ya genera Doncic entre los aficionados a la mejor liga del mundo es desmesurada, que el esloveno se dirigiera al público mexicano hablando en español, micrófono en mano, agradeciendo su presencia y terminando su discurso con un “Viva México, way”, desató la locura. La noticia se expandió como la pólvora entre la comunidad latina en las redes sociales, que primero alucinaron con el espectáculo deportivo que ofreció Luka - con 41 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias – y luego terminaron rendidos con una rueda de prensa de Doncic y su compañero KP Porzinguis, por completo en español, el letón con ese acento sevillano que por momentos parece que vaya escapársele un arsa. Las camisetas de Dallas hoy arrasan en Latinoamérica.

A muchos les sorprendió que, a raíz de esas imágenes, tantos aficionados de la NBA preguntaran en redes sociales por qué Luka hablaba tan bien en español. Lo que da cuenta de que el conocimiento de la relación Luka & Real Madrid no está del todo consolidado en Estados Unidos, por más que Doncic no pare de colgar tuits relacionados con el equipo blanco. Y esta circunstancia nos invita a pensar que Florentino Pérez debería, si es que no lo está tramando ya, dar un siguiente paso en esta dirección.

Estamos ante la irrupción de una estrella planetaria, cuyo impacto mediático y comercial va a ser incalculable y formalizar el vínculo emocional que une a Luka Doncic con el Real Madrid podría suponer unos beneficios, a nivel de marca y de expansión en el mayor mercado del mundo, también en grado superlativo para el club blanco.

No se trata de inventar nada. Pau Gasol es embajador global, asesor estratégico y partner del FC Barcelona en Estados Unidos. Gasol selló el acuerdo con Josep María Bartomeu en marzo de este mismo año. Esta función no resulta ninguna incompatibilidad con su desempeño como jugador, entonces de los Bucks y hoy de los Blazers. En el comunicado que publicó la entidad azulgrana, ese día, se informaba de que el acuerdo pretendía fortalecer la marca del club y ayudar a abrir nuevas oportunidades de negocio gracias al prestigio del jugador, experiencia y red de contactos en uno de los mercados estratégicos más importantes para la institución, amén de servir como base para impulsar a la Fundación del Barça.

¿Se imaginan el impacto que supondría que el jugador que está llamado a liderar la NBA en la próxima década fuera embajador del Real Madrid?

Somos conscientes de que Luka ya ejerce oficiosamente esa función. Sus muestras de amor al club son constantes. Si el día del clásico colgaba en Twitter un HALA MADRID con una foto suya maquetada, vistiendo de futbolista del equipo madrileño, esta semana recibía en su pabellón, el American Airlines Center, el trofeo a mejor jugador del mes en la NBA… con la música del himno del Real Madrid de la Décima sonando por la megafonía.