Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El enfado de Sergio Ramos y la copa que no quería Leo Messi

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El enfado de Sergio Ramos y la copa que no quería Leo Messi

Escrito por: La Galerna25 mayo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos. Sergio Ramos está enfadado. Vive enfrentado con Florentino, o eso dice 'La Ouija Today', que lleva años vendiéndonos una mala relación entre el capitán del Real Madrid y el presidente del club blanco. No se pueden ni ver. Sólo se saludan cuando se gana una Champions League, algo que últimamente sucede muy a menudo.

Según parece, Sergio Ramos tiene ofertas encima de la mesa. "China, Juve y Premier le quieren", lanza 'La Ouija Today'. Es decir, todo un país, el campeón de Italia y toda una competición. Casi nada. No salen menos de 357 equipos en esa ecuación. A ver quién da más. Se admiten apuestas. 'Marca', por desgracia, sigue la misma línea que sus vecinos. No se salva nadie.

Lo que más lamentamos de todo esto es que haya madridistas que se crean -o quieran creerse- lo que publican ciertos medios sobre ciertos jugadores cada verano. Es siempre la misma historia, el mismo guión, los mismos giros, el mismo desenlace. Algún año aprenderemos. Mientras tanto, las quejas sobre el periodismo que se hace en España no tendrán respaldo, ya que nosotros mismos consumimos y damos valor a lo que aparece en los medios de comunicación.

En Barcelona, el protagonista es Messi, el mismo que no se dejó ver en Anfield hace unas semanas. Este sábado juegan los culés la final de la Copa del Rey, el trofeo que menos querían, pero que ahora, visto lo visto, tiene un valor casi incalculable. Es evidente que nos hubiera gustado ver al Real Madrid disputar un título hasta el final, por lo que el fondo de este párrafo no es la burla ni el menosprecio a una competición oficial, sino la reivindicación de esa Champions League que el mismísimo Messi, hace ya unos cuantos meses, prometió conquistar. La Copa del Rey puede aliviar, pero nunca sustituir a esa "copa tan linda" con orejas grandes y brillo especial. No lo decimos nosotros, lo dice, al menos entre líneas, Messi.