Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Despilfarro para olvidar a Neymar

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Despilfarro para olvidar a Neymar

Escrito por: La Galerna26 enero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Saca 'La Ouija Today', en pequeñito, casi sin darle importancia, un dato realmente escandaloso sobre los movimientos económicos del FC Barcelona tras la salida de Neymar hace ya varios años.

618 millones de euros gastó el club catalán. Sólo recuperó 386, por lo que la diferencia arroja un saldo negativo de 232. Todo ello sin contar, como bien refleja la portada, el impacto salarial que han tenido los últimos fichajes. Coutinho, Dembélé, las renovaciones de Leo Messi, ahora la llegada de De Jong. Todas las operaciones arrojan un desembolso mayúsculo a todos los niveles.

Uno imagina a Bartomeu sintiéndose Jordan Belfort y actuando casi como tal. El despilfarro del Barcelona es extraordinario y no tiene parangón en el fútbol español. No se trata de un verano de reestructuración, sino que es algo prolongado en el tiempo. Gasta y gasta cada año como si tuviera dinero ilimitado. Se ha acostumbrado a rondar o superar los cien millones de euros por jugadores que, en ningún caso, son referencias a nivel mundial.

Pero aquí no pasa nada. Nadie pone el grito en el cielo. No hay arzobispos de guardia y a Sor Lucía Caram no le apetece twittear. Ya no importa el hambre en el mundo y a la cantera se le sigue mimando aunque no saquen chavales de ahí y los que están ya en el primer equipo se tengan que buscar la vida lejos del Camp Nou. Todo en orden. Y lo mejor está por venir. ¿Por qué decimos esto? Por las portadas de la prensa cataculé...

Suenan Emerson -lateral brasileño- y De Ligt -semanas hablando de él-. No les basta con el desembolso realizado hasta ahora. Quieren más. Son insaciables. Imposible olvidar la que se armó en este país cuando el Real Madrid gastó noventa millones de euros por un Cristiano Ronaldo que ya aterrizaba en España como el mejor del mundo. Ahora la moda es gastarse eso o más en lo que vaya saliendo. Sin importar el nivel real. Y sin tormentas, que esas sólo se desatan sobre el Santiago Bernabéu. Aquí hemos venido a jugar. Salvo La Masía, claro, que ya no juega ni los partidillos de entrenamiento.

Para finalizar, 'Marca' y una de esas portadas en las que pretende dar algo de cariño al madridismo, mostrar cercanía, ser agradable. En realidad lo agradecemos, más que nada porque Vinicius merecía una primera página así. Llega semanas tarde, aunque al menos llega. Lástima que sea un oasis en el desierto y dentro de poco volveremos con las crisis reales o inventadas, los incendios y las elucubraciones de Multicine Antena 3. Pero, mientras aparecen, sonreiremos. Como Vinicius.