Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Despilfarro para olvidar a Neymar

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Despilfarro para olvidar a Neymar

Escrito por: La Galerna26 enero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Saca 'La Ouija Today', en pequeñito, casi sin darle importancia, un dato realmente escandaloso sobre los movimientos económicos del FC Barcelona tras la salida de Neymar hace ya varios años.

618 millones de euros gastó el club catalán. Sólo recuperó 386, por lo que la diferencia arroja un saldo negativo de 232. Todo ello sin contar, como bien refleja la portada, el impacto salarial que han tenido los últimos fichajes. Coutinho, Dembélé, las renovaciones de Leo Messi, ahora la llegada de De Jong. Todas las operaciones arrojan un desembolso mayúsculo a todos los niveles.

Uno imagina a Bartomeu sintiéndose Jordan Belfort y actuando casi como tal. El despilfarro del Barcelona es extraordinario y no tiene parangón en el fútbol español. No se trata de un verano de reestructuración, sino que es algo prolongado en el tiempo. Gasta y gasta cada año como si tuviera dinero ilimitado. Se ha acostumbrado a rondar o superar los cien millones de euros por jugadores que, en ningún caso, son referencias a nivel mundial.

Pero aquí no pasa nada. Nadie pone el grito en el cielo. No hay arzobispos de guardia y a Sor Lucía Caram no le apetece twittear. Ya no importa el hambre en el mundo y a la cantera se le sigue mimando aunque no saquen chavales de ahí y los que están ya en el primer equipo se tengan que buscar la vida lejos del Camp Nou. Todo en orden. Y lo mejor está por venir. ¿Por qué decimos esto? Por las portadas de la prensa cataculé...

Suenan Emerson -lateral brasileño- y De Ligt -semanas hablando de él-. No les basta con el desembolso realizado hasta ahora. Quieren más. Son insaciables. Imposible olvidar la que se armó en este país cuando el Real Madrid gastó noventa millones de euros por un Cristiano Ronaldo que ya aterrizaba en España como el mejor del mundo. Ahora la moda es gastarse eso o más en lo que vaya saliendo. Sin importar el nivel real. Y sin tormentas, que esas sólo se desatan sobre el Santiago Bernabéu. Aquí hemos venido a jugar. Salvo La Masía, claro, que ya no juega ni los partidillos de entrenamiento.

Para finalizar, 'Marca' y una de esas portadas en las que pretende dar algo de cariño al madridismo, mostrar cercanía, ser agradable. En realidad lo agradecemos, más que nada porque Vinicius merecía una primera página así. Llega semanas tarde, aunque al menos llega. Lástima que sea un oasis en el desierto y dentro de poco volveremos con las crisis reales o inventadas, los incendios y las elucubraciones de Multicine Antena 3. Pero, mientras aparecen, sonreiremos. Como Vinicius.

19 comentarios en: Despilfarro para olvidar a Neymar

  1. Cómo se dice Valors en chino, catarí, ruso, etc...? Acabará siendo el Farsa una sociedad anónima? Que dirá el Soci...? Y Hacienda que dice de ese despilfarro?..... Buenos Días y Hala Madrid!!!!!

  2. Y el meacolonias llorando desde Manchester a cuenta del fichaje de De Jong por el Barça: "No podemos competir por De Jong con el Barça o el Madrid (sic)" Entre otras cosas ha evolucionado hasta fusionarse con Simeone.

      1. Es de verdad increíble. No, o es un impresentable. O bueno, no es sólo un impresentable. Va mucho más allá. Meter al Madrid en cada una de las declaraciones demuestra que desde todos esos lados intentan atacar al Madrid. Que están intentando blanquear sus fallos. Qué esta funcionando. Y que tienen clientes para su campaña...
        Saludos.

        1. Todavía recuerdo la carcajada que se me escapó cuando el memo de Pep soltó, tras caer eliminado por el Liverpool, que "un año antes" un árbitro expulsó a Arturo Vidal contra el Madrid, jajajaja, como ejemplo de error arbitral. Ya hay que tener madriditis para acordarse de esa jugada (error por expulsarle en el 85 y no en el 4 ó el 50) cuando tenía tan cerca el Aytekinazo o había presenciado en primera persona el Ovrebazo o las expulsiones que lograba la escuela culé de teatro que fundó y dirigió con éxito. Hoy se me ha escapado la misma carcajada cuando he visto que metía al Madrid en la comparación. Él, el hombre de los petrodólares, jajajaja!

  3. Dice el portanalista, “No hay arzobispos de guardia y a Sor Lucía Caram no le apetece twittear”
    Si que los hay. Y sacerdotes de a pie, y monjas, pero ahora están a otra cosa, a la independencia y pedir por los políticos presos o huidos.
    ¿Cómo puede compara alguien ese bien superior, con el hambre o la pobreza infantil?
    Eso sí, como el Madrid fiche a alguien de 150 millones o más (que tendrá que hacerlo, si quiere tener a un goleador que marque diferencias), volverán criticar y a acordarse de los pobres.

    1. En nuestra responsabilidad está no consumir esas noticias y medios. De todas formas de Guardiola se ríe todo el mundo. Hasta el mismo es una caricatura, no creo que se crea lo que dice. Y no es sólo lo que ha gastado el Madrid y el Barcelona, que todos se centran en eso, es la balanza gastos-ingresos en fichajes, que en un caso es muy negativa y en el otro no tanto.

  4. Al final, lo que decantó a De Jong a fichar por Club-Estado de Cataluña en lugar del de Qatar o el de Emiratos Árabes, no solo fue el precio del traspaso, sino el ofrecimiento de la titularidad y los ¡32! brutos de sueldo, al que PSG y MC no podían llegar al estar en investigación por fair play financiero.
    Y ojo, se llevan un jugador descomunal que si evoluciona, marcará una época en su posición.

  5. No me explico qué pasó entre Lopetegui y Pintus. ¿Sigues en el club pero te relego de tus funciones para meter a un amiguete? No me extraña que los jugadores estuvieran encantados con este nepotista inútil.

  6. Cada vez más, año tras año, de un siglo a otro, ese club de la capital de Cataluña representa para mí todo lo peor y lo más negativo del deporte y lo que lo circunda. Mis primeros recuerdos de infancia están asociados a la atracción por aquellos futbolistas que saltaban al campo de un blanco integral, refulgente, que a mi me parecía el color de los ángeles, de los héroes y de todo lo que es bueno, terrestre y celeste; y a una repulsión igualmente extrema, casi física, por el equipo que vestía unas absurdas franjas (ni siquiera eran las más consecuentes rayas) de unos colores tan absurdos como antinaturales e incompatibles entre sí. Durante años, su envidia y su resentimiento de segundón me hicieron entender lo que sintió Caín por Abel, el justo. No habían ganado a nadie, pero en cada una (y eran pocas) de las finales que alcanzaban, se sobraban con sus rivales, que sin embargo les revolcaban una vez tras otra, de Steaua a Cantú o Roma. Para tanto "seny" como el que presumían, los he visto no comparecer en finales, arrojar cochinillos a los rivales, prender aspersores cuando perdían, fingir agresiones de los jugadores o del público rival, lanzar balonazos contra el publico contrario, hacer cortes de mangas al marcar el gol de la victoria... todo ello sin recibir sanción alguna. Y, por supuesto, desde una deportividad exquisita (de la que presumen de continuo), urdir todo un imaginario de agravios y crear toda una leyenda cuyo único fin es privar de todo mérito a los triunfos de su rival, atribuyéndolos a cualquier causa, ya sea dictadores, complots internacionales, golpes de inaudita fortuna, o incompetencia de los adversarios. He visto cómo se convertían en la primera persona jurídica condenada penalmente en España, o cómo sus últimos presidentes ingresaban en prisión uno tras otro, mientras gritaban hasta el paroxismo "¡valors, valors!". Cuando finalmente les llegó una racha triunfal, porque les entró un jugador excelso que algún día se jubilará, decidieron que ellos habían inventado el fútbol, en un alarde de "respeto" a tantos y tan increiblemente buenos equipos y jugadores que los habían precedido. Ni siquiera me referiré a sus explícitos posicionamientos políticos como institución, tan impunes y sin precedentes en el fútbol mundial, como irrepetuosos con su propia masa social discrepante. Ni tampoco a la camara insonora periodística que envuelve investigaciones o condenas que le atañen (Sules, Neymares, trasplantes, fichaje de niños extranjeros...). Mencionar, en fin, lo de la cantera y la cartera, tras el último desparrame de millones en fichajes (otra vez sin explicación y sin investigación alguna), es una obviedad tal que no merece el gasto de saliva.
    Envidia, mentira, hipocresía, altanería, traición... todo un verdadero repóker de "valors". Los "valors" del club que es más que un club (El Bernabeu lo sabe bien y lo canta de cuando en cuando). Aun así, casi todo esto estoy dispuesto, no sin esfuerzo, a soportarlo. Una sola cosa hay que me supera, que no me veo capaz de digerir y que abominaré hasta el ultimo de mis días: esa mierda de unifome, esa mezcla espantosa de azul y grana, ¿a quién coño se le ocurrió? ¿no habría forma de que la cambiaran por un fucsia con beige, o por un amarillo lacito con puntitos añil? Joder, si con cualquier otra salen ganando. A ver si a Piqué se le ocurre algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

No estoy de acuerdo con las notas de Brahim el chaval lo intentó y hizo dos buenas acciones y Marcelo que fue un desastre como Lucas eligiendo mal las jugadas https://t.co/S6m6ujQzrW

Vallejo (7'5): Concentrado, intenso y seguro. Acertó en todas las acciones.

https://t.co/t8htKq3pr9

La pregunta de @MelchorCope toma ventaja en la carrera por ser la MEJOR de la rueda de prensa de Zidane. El que arrasa en la batalla por la PEOR es, de nuevo, @AntonMeana...

https://t.co/fjtAjvWWqL

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram