Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La conjura de los necios

La conjura de los necios

Escrito por: Antonio Hualde15 octubre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Deberían cambiar el Código Penal. Así, si algún periodista vuelve a preguntar a Benítez si Cristiano es el mejor del mundo, o a Luis Enrique si lo es Messi, ambos entrenadores podrían “mandar al rincón de pensar” -el libro de estilo de La Galerna me obliga a esta cursilada- al tipo en cuestión sin incurrir en delito alguno. Esta medida se haría extensiva a lo que se nos va a venir encima desde ya: “¿Quién cree usted que debe ganar el Balón de Oro?”.

Entre periodistas hay un chascarrillo que dice “el que vale, vale; el que no, a deportes”. A veces creo que es verdad. Me ha pasado muchas veces -no solo a mí, eso seguro- estar en el Bernabéu viendo un partido y escuchar otro distinto por la radio, cuando en realidad es el mismo. ¿Soy yo miope, o algunos periodistas deportivos vienen de casa con la crónica ya hecha? Me refiero aquí al tema de los pitos a Piqué, asunto tan manido como intoxicado por gran parte de opinadores profesionales.

rueda-de-prensa3_jpg1

En según qué cosas, a la gente no se la manipula tan fácilmente. Si cada vez que el Barça gana algo Piqué necesita imperiosamente recordar al Madrid para humillarle, es lógico que los madridistas le pasen factura. Además, su posicionamiento político a favor de los independentistas catalanes es un hecho; ahí están las hemerotecas. Y sus “hazañas” extradeportivas -el episodio con la Guardia Urbana de Barcelona, su enfrentamiento a la salida de una discoteca de Oviedo a las tantas de la madrugada- también pesan lo suyo.

Ay, pero Piqué es del Barça, y catalán, para más señas. Si fuese de Toledo y jugase en el Madrid, otro gallo nos cantara. ¡Qué harto estoy de oír como desde la SER, COPE, Onda Cero o Radio Marca nos intentan meter a capón la idea de “aplaudir a Piqué"! Pues va a ser que no. Los pitos contra Piqué no vienen sólo de madridistas enfadados, sino -y sobre todo- de gente normal y corriente que no entiende porqué un tipo que siente tan poco apego por España viste su camisera. Vendrán con la mandanga de que cada vez que Piqué está con la selección lo da todo. Normal. Para cualquier futbolista, jugar en el combinado nacional es un triunfo que prestigia. Por eso sigue viniendo Piqué, no por defender a España; digámoslo claro de una vez. Las internacionalidades son galones en el currículum de un jugador, y a nadie le amarga un dulce pese a lo de el “estado opresor”. ¿Pitan a Busquets o a Jordi Alba, catalanes ellos? Claro que no.

Emulando a John Kennedy Tooole, parece haber una conjura de necios. El último en sumarse al carro, José María García, ferviente defensor del central del Barça. Los más jóvenes quizá no se acordarán, pero el tipo en cuestión ha pasado a la historia por su antimadridismo enfermizo. Sus programas nocturnos eran pura inquina contra Ramón Mendoza, Lorenzo Sanz o la Quinta del Buitre, hacia quienes destilaba mentiras y veneno. Felizmente, hoy pocos le recuerdan, y sí en cambio somos muchos los madridistas que tenemos muy presentes a “los nuestros”. Que defienda, pues, a Piqué; le pega todo. Y que lo sigan haciendo desde los medios, como el comentarista de TVE, que el partido de Las Gaunas se “olvidó” de mencionar los silbidos, pese a ser atronadores. Ellos son los necios. Nosotros pitamos con razón.

Antonio Hualde
Abogado,historiador en ciernes,investigador en Fund.Ortega y Gasset.Escribo en Diplomat in Spain,El Imparcial,Actuall,La Galerna. Radio Internacional.Scout

7 comentarios en: La conjura de los necios

  1. No entiendo el afán de meter al madrid en lo de piqué,el intento de manipulacion es tan evidente,que lo que consiguen es exactamente el efecto contrario al que pretenden,pique ya ha abierto la caja de los truenos,no hay marcha atras,porque,pitar,es libertad de expresion,dejemos que la gente se exprese.

  2. Buenas tardes D. Antonio, estoy totalmente de acuerdo con la idea que inspira el articulo que publica hoy en La Galerna, debemos ser inflexibles con el jugador barcelonista y catalán, desde el momento en que no respeto el código rojo que tienen los jugadores de futbol profesional, de no entrometerse en la vida privada de los compañeros, ( recuérdese el caso Kevin Roldan, y la grosera intromisión de Pique en la vida privada de Ronaldo,), como siempre que puede nos provoca y nos afrenta, la obli