Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Casemiro, Kroos y Modric y el paso del tiempo

Casemiro, Kroos y Modric y el paso del tiempo

Escrito por: Carlos Lumbreras20 enero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Desde pequeño me han encantado los centrocampistas. Quizás, porque en mi infancia-adolescencia jugaba (regular) de interior derecho. Uli Stielike en mi niñez como madridista, Michel después, y Zidane ya en el siglo XXI han sido mis ídolos por encima de Santillana, Butragueño o Ronaldo Nazario.

Desde esta perspectiva, afirmo que el trío Casemiro-Modric-Kroos, como grupo, es el mejor centro del campo que yo he visto jugar en el Real Madrid. Es probable que, individualmente, haya habido centrocampistas superiores a ellos en todos estos años, pero dudo que hayamos visto un mejor centro del campo del Real Madrid en las últimas décadas que la CKM en el período 2016-2018.

afirmo que el trío Casemiro-Modric-Kroos, como grupo, es el mejor centro del campo que yo he visto jugar en el Real Madrid

El origen de la CKM es curioso. No creo que haya sido producto de una perfecta planificación que juntó a esos tres jugadores siguiendo un plan preconcebido. Desde luego ninguno de ellos fue recibido por la prensa deportiva española con grandes expectativas. Luka Modric era un fichaje caro e innecesario, “solo una cortina para tapar vergüenzas”, “no era mejor jugador que de las Cuevas o Borja Valero”, y se pronosticaba que iba a “rendir menos que Alex Song en el Barça”. Casemiro era un joven brasileño desconocido que aterrizó un mes de enero en el Castilla, cedido por el Sao Paulo y pasó a ser un enchufado de Mourinho el día que debutó en el Madrid contra el Betis, “cuando en el Castilla había centrocampistas españoles mucho mejores”. El fichaje de Toni Kroos fue menos criticado, al fin y al cabo, venía del Bayern de Munich, era campeón del mundo y su precio era de risa, pero…. ¿por qué lo habría dejado marchar Guardiola?. Sospechoso.

Estos negros presagios con respecto a los 3 componentes de la CKM, nos dejan como resultado 6-7 años después a dos de ellos entre los 5 mejores centrocampistas de la década y al tercero, más joven, como uno de los 3 mejores centrocampistas defensivos del mundo en el momento actual. Lo comento para que no perdamos la perspectiva cuando escuchemos según que opiniones.

Aunque los tres llegaron entre 2012-2014, la CKM no nació hasta 2016. Casemiro fue el que más tardó en consolidarse en la posición. Y, con la perspectiva del tiempo, fue una pena para el Real Madrid que la CKM tardara más de lo debido en aparecer. Soy de los que piensa que si Ancelotti hubiera apostado por Casemiro en vez de Illarramendi, el Madrid tendría una Champions más en las vitrinas.

Soy de los que piensa que si Ancelotti hubiera apostado por Casemiro en vez de Illarramendi, el Madrid tendría una Champions más en las vitrinas.

El Madrid con la CKM (sí, y con CR7, Ramos, Marcelo, Bale…, pero esto va de centrocampistas) fue el mejor equipo de Europa sin discusión desde Marzo de 2016 hasta la final de Cardiff contra la Juventus. Tanto con la BBC a pleno rendimiento como con el complemento de Isco tras las lesiones de Bale, el Madrid ganó una Liga (no ganó dos, porque no dio tiempo a recuperar el tiempo perdido) dos Champions y Supercopas/Mundialitos varios. Pero no solo era ganar, era la sensación de que esos 3 jugadores eran un sistema táctico en sí mismo. El despliegue y la clase de Modric, la manera en la que Kroos controlaba los tiempos del juego y el modo en el que Casemiro llegaba a todas las ayudas era un espectáculo. Eran tan buenos que, incluso cuando bajaron su rendimiento en el día a día, fueron capaces de ayudar a ganar una Champions más al Liverpool de Kloop en Kiev.

Han pasado casi dos años desde Kiev, los componentes de la CKM siguen en el Madrid, pero la CKM ya no funciona al mismo nivel. A raíz del partido del pasado sábado en el Bernabéu puse un tuit que decía: “a día de hoy, la CKM ya no aguanta un 4-3-3”. Un tuitero, @GuillerGP, no lo tenía tan claro y me preguntaba los motivos. Intentaré explicarlo en los siguientes párrafos

La nostalgia es un sentimiento peligroso que, casi siempre, dificulta avanzar. La nostalgia futbolera puede centrarse en un jugador (“con lo que nos ha dado”), en un sistema de juego (en algunas partes de España lo denominan “ADN”) o en un grupo de jugadores (BBC, MSN, CKM o los “pretorianos del Cholo”). Cuando veo algún fragmento (la nostalgia siempre fragmenta los recuerdos) de video de aquel Madrid 2016-17, siento nostalgia de la CKM. Sin embargo, desde hace más de un año la realidad demuestra que la CKM es incapaz de adueñarse de un partido de cierto nivel. La edad no perdona y Modric ya ha cumplido 34, y aún siendo buenísimo, es bastante peor que el de hace 3 años. Kroos, estando en un gran momento como ahora, me sigue pareciendo un jugador excelente… pero algo peor que el de hace 2-3 años. Solo Casemiro puede comparar favorablemente su momento actual con el de hace 2 años.

desde hace más de un año la realidad demuestra que la CKM es incapaz de adueñarse de un partido de cierto nivel. La edad no perdona

Sin embargo, en mi opinión, el lógico desgaste de la edad y los partidos no son la causa fundamental por la que el Madrid con la CKM ya no es competitivo. Las causas más importantes tienen que ver con lo que rodea a la CKM y con la evolución del propio juego. Los momentos culminantes de la CKM coincidieron con una delantera compuesta por un delantero irrepetible como Cristiano Ronaldo, el mejor momento de un jugador extraordinario como Gareth Bale, acompañados de Karim Benzema y con picos puntuales de gran juego por parte de Isco Alarcón. La amenaza que ejercían estos jugadores era fundamental para fijar defensas y permitía al equipo asentarse en campo contrario sin mucho desgaste por parte del centro del campo. La amenaza que, tras la marcha física de CR y la desaparición mental de Bale, ofrece la delantera actual del Real Madrid es incomparable. Sin esa amenaza, el equipo se asienta peor en campo contrario y magnifica defectos de la CKM en la transición defensiva y en su falta de gol, que siempre estuvieron ahí.

Por otro lado, el fútbol de élite en 2020 ya no es el de 2016-17. Los equipos con los que competimos admiraron a ese Madrid pletórico de la CKM y estudiaron como contrarrestarlo y, como se demostró ya en el año de