Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Churu Interstellar

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Churu Interstellar

Escrito por: La Galerna11 agosto, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Si bien el impactante titular del diario As parecía sugerir inicialmente que, en la necesidad consustancial al periodismo de conocer los rudimentos de muy diversas disciplinas, íbamos a tener que ponernos al día en los descubrimientos del físico Yevgeny Podkletnov -quien en virtud de sus experimentos en lo concerniente a la modificación del campo gravitatorio local demostró en 1996 que, situando objetos sobre electroimanes superconductores en rotación, los objetos perdían un 2% de su masa-, o acaso que íbamos a tener que instruirnos de urgencia en The foundations of Physics de David Hilbert y sus tesis confirmadas en 2007 por la solución de Frank Felbert -en virtud de la cual una partícula viajando a más de un 57,7% de la velocidad de la luz originará un cono de antigravedad que podría llegar a impulsar una masa hasta velocidades incluso comparables a la velocidad de la luz-, lo cierto es que al final, para poder escribir este Portanálisis sin que chirríe nuestra falta de conocimientos en la materia a tratar, solo hemos tenido que leer a Manu Sáinz.

as.750 (2)Y es que un artículo interior del chiringuitero nos brinda todo el poso de conocimiento científico suficiente como para llegar a comprender la a priori desconcertante portada del rotativo de Relaño.

Parece ser que Sergio Ramos colgó ayer en sus redes sociales un vídeo donde se le ve trabajando en Valdebebas sobre una cinta antigravedad. Esta máquina, que ya fue utilizada por Cristiano durante su lesión del tendón rotuliano sufrido hace dos temporadas, le permite al de Camas realizar trabajo aeróbico sin impacto sobre las articulaciones, puesto que posibilita reducir el peso corporal hasta un 20%, con el beneficio que eso supone para las rodillas y tobillos del central. El carácter amateur del vídeo colgado por Sergio explicaría la aparente descortesía de As ofreciéndonos en su portada una foto tan desenfocada, en la que Ramos nos recuerda al malogrado Robin Williams en Deconstructing Harry ("I´m out of focus"), cuestión esta que parece encerrar algún tipo de malévola metáfora acerca de los desorbitados emolumentos que en su negociación con el club plantea percibir el emblemático jugador. Para desenfocadas, sus aspiraciones. Eso al menos es lo que se lee por ahí. No a Sáinz ni al As, desde luego.

En su apasionante artículo en páginas interiores de As (hoy hemos hecho nuestros deberes de una forma -ay- particularmente concienzuda), sigue refiriéndonos Sáinz cómo esta cinta antigravedad fue inventada por la NASA para recuperar muscularmente a los astronautas cuando regresan a la Tierra. "Los cosmonautas vuelven de sus misiones con atrofia muscular provocada por la falta de gravedad en el espacio", nos explica Manu Asimov. "Eso llevó a la NASA a inventar una serie de máquinas para que sus hombres recuperasen el tono muscular lo antes posible".

Desde La Galerna apostamos porque Sergio recupere lo antes posible no ya el tono muscular sino (a ser posible) el mental también, y si para ello tiene que usar otra máquina antigravedad, o anti-Van Gaal, que lo haga sin dilación. En virtud de la ley de la relatividad de Einstein puede sucederle al viajero interespacial lo que Brian May describe en su magistral canción folk espacial '39: cuando vuelve a la Tierra, han pasado cien años para los habitantes del planeta, pero no así para el astronauta, para quien apenas han pasado unos meses. Así, quienes encuentra al bajar de la nave no son sus seres queridos, sino los nietos y biznietos de sus seres queridos.

Can you hear my call 

though you´re many years away? 

Can you hear me calling you? 

All the letters in the sand 

cannot heal me like your hand

in the land that our grandchildren knew. 

Ojalá, cuando finalice el viaje interespacial de Sergio, y por aplicación de la teoría de la relatividad, encuentre también en la Tierra gente que sea ya ajena a los pormenores de su viaje, gente incapaz de recordar el bochorno de las portadas de As durante su estancia en el espacio exterior de la negociación. Ojalá, de un modo casi poético, cuando Sergio baje a la Tierra no seamos ya nosotros quienes encuentre aquí, sino una nueva generación de forofos, una afición libre del peso ominoso de todo lo que ha ocurrido durante este tiempo que para Sergio probablemente hayan sido unas pocas semanas, pero que a nosotros se nos habrá antojado un siglo de hastío y oprobio.

La Galerna intentará formar parte de esa afición de encendido entusiasmo y mente limpia, esa afición no contaminada por un pasado muy poco edificante.

marca.750 (2)

sport.750 (3)

mundodeportivo.750 (2)A todo esto, aquí abajo, bajo la atmósfera, hay fútbol. Lo que se juega es la Final de la Supercopa de Europa, y os ofrecemos hoy (por vez primera si no recuerdo mal) la portada de Marca junto a las de la prensa catalana. Si observáis el tono de las tres, nos parece que la conjunción está plenamente justificada. Hay, claro, un matiz importante en el sesgo de favoritismo blaugrana que con la falta de rubor habitual manifiestan Sport y Mundo Deportivo, pero lo que cuenta es el interés de la Central Lechera (proferid a la mención del nombre una carcajada aún más sonora de la habitual) por brindar un perfil alto a la competición que hoy se disputa, y por hacerlo a base de otorgarle sin miramientos la portada al evento. Marca anda por ahí con la equidistancia por bandera, y nos parece muy bien. Nosotros no, y por eso nunca (de tenerla) habríamos dedicado nuestra portada al partido de esta noche.

Es interesante, por lo demás, cómo Marca no se atreve ya a jugar con los conceptos de rancio patrioterismo de antaño. El trasfondo subliminal que justifica su portada parece ser el viejo "Dos equipos ESPAÑOLES disputan..." Sin embargo, no encontramos ya de modo explícito esas palabras por ningún lado. ¿Y saben qué opinamos al respecto? Que casi mejor. A ver si en la próxima Supercopa o lo que sea, querido Diario de la Hernia, somos capaces no solo de espantar el fantasma del cinismo explícito, sino del que sigue latente en esta idea tácita de la "fiesta del fútbol español" que parece pr