Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Barça, terrorismo y fútbol

Barça, terrorismo y fútbol

Escrito por: Antonio Hualde27 octubre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Fue en 2015 cuando el terrorismo islámico quiso provocar una masacre en el estadio Saint Denis de París, coincidiendo con el partido entre las selecciones de Francia y Alemania. Su repercusión contrasta con la ocultación de otros intentos semejantes por toda Europa y que, afortunadamente, han podido abortarse gracias a la labor de los diversos cuerpos policiales. Casi mejor no saberlo, en realidad. Por un lado, vivimos más tranquilos sin sabernos amenazados a cada paso que damos. Por otro, se le resta notoriedad a los malnacidos que cometen este tipo de actos, uno de cuyos fines es precisamente ese, acaparar protagonismo.

De un tiempo a esta parte, un terrorismo distinto del islámico se deja ver en Barcelona. Barricadas ardiendo, mobiliario urbano destrozado y ataques violentísimos contra la policía -han llegado al extremo de intentar el derribo de un helicóptero-  son el resultado de un clima de odio alimentado desde hace años. Nadie en su sano juicio suscribiría semejante aberración, pero de todo hay en la viña del Señor. Xavi, Guardiola, Piqué y el F. C. Barcelona como institución se han puesto del lado de los que intentan asesinar a policías, traspasando así -si es que no lo habían hecho ya- la frontera de la indecencia.

Cada vez que alguien asiste a un partido de Liga  lo hace porque le gusta y para animar a su equipo. Al menos, la gente normal. Otros, en cambio, desconocen si al fútbol se juega con una o dos pelotas. Les da igual. Ellos van al estadio a significarse políticamente, sin importarles que lo que allí se celebre sea un evento deportivo. Es lo que pasa con parte de socios del Barça y con una nutrida representación de sus aficionados catalanes: han prostituido la imagen de su club en aras del separatismo. No es deporte, es política. Y es muy grave.

Ocurre que ahora el tema afecta de lleno al Real Madrid. El primer clásico de la Liga ha tenido que aplazarse por el terrorismo callejero que padece estos días Barcelona. No podía garantizarse la seguridad ni de los asistentes ni, por descontado, de jugadores y aficionados madridistas. Y a la vista de cómo están las cosas, tampoco parece que la fecha elegida sea más fiable. Diversas entidades separatistas -tsunami democrático y demás escoria terrorista- ya han mostrado su intención de utilizar ese partido como altavoz de sus soflamas políticas. Una muestra de lo que puede pasar lo vemos a diario en las noticias.

Si yo fuera jugador del Madrid no las tendría todas conmigo. Los deportistas profesionales están acostumbrados a recibimientos hostiles por parte de las aficiones rivales, no sólo en el fútbol. Pero en esta ocasión las circunstancias son excepcionales. La prensa catalana, el Barça como club y los citados Piqué, Xavi y Guardiola se han encargado de azuzar el odio separatista, con resultados más que visibles. La sola idea de miles de personas en un recinto como el Nou Camp apoyando la violencia explícita es aterradora. Creo que no se dan las circunstancias para que pueda jugarse con público. No, al menos, de momento. El Madrid debe velar por la seguridad de los suyos y, de paso, evitar que se utilice su imagen para dañar la imagen de España.

Todos los fines de semana familias enteras van a ver jugar a sus equipos con la mayor naturalidad. Ello es así gracias a que Policía y Guardia Civil velan por la seguridad de todos, y evitan que ocurra nada malo. Soy consciente de que algunos discreparán, pero me encantaría ver cómo en cualquier estadio se le dedica un gol a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado presentes. Lo merecen. De hecho, el vídeo de jugadores del Celta apoyando al agente herido en Barcelona debería ser un ejemplo para el resto de clubes. El clima de kale borroka que vive Cataluña hace muy difícil la vida cotidiana, y el fútbol no puede abstraerse de esa realidad.

Abogado,historiador en ciernes,investigador en Fund.Ortega y Gasset.Escribo en Diplomat in Spain,El Imparcial,Actuall,La Galerna. Radio Internacional.Scout

12 comentarios en: Barça, terrorismo y fútbol