Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Apocalypse now

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Apocalypse now

Escrito por: La Galerna12 noviembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El amanecer del portanalista es complicado, amigos galernautas, máxime después de la semana de pesadilla que hemos vivido en las primeras planas de la prensa deportiva patria. Para estos oscuros menesteres (esto es viajar a El Corazón de las Tinieblas) nadie encarna mejor el papel de receptáculo de mamporros mediáticos que el Real Madrid. El horror, el horror habita en Concha Espina. Y en caso de duda Apocalypse Now.

Así nos hemos ido levantando estos días: oliendo a napalm cada mañana. L´Affaire Benzema retumbó –y retumba- en nuestros oídos como una desaforada Cabalgata de las Valkirias para sordos, la película de CR7 se convirtió en una de romanos, James , como el caimán, se fue para Barranquilla y todavía andamos buscando por Triana a Konoplyanka. Demasiadas desdichas para que la prensa deportiva, sea la Central Lechera o la Factoría de Butifarras, se resista a entonar de nuevo This is the end my friend entre sudores, camisetas de tirantes, botellas de bourbon, rudimentarios ventiladores y mosquitos tropicales en una aurora vietnamita cualquiera. Hoy parece no obstante que el chaparrón amaina. Pero no se fíen, amigos galernautas. Nuestros ciudadanos periodistas (hola, Richard) son como el Coronel Kurtz. Su reino no es de este mundo.

as.750

Así observamos cómo el AS adopta pretoriana pose para insistir en enviar a nuestro centurión luso a lucir péplum a Lutecia o Londinium. Una de romanos, ya se lo decíamos antes. Abramovich quiere a Cristiano saluda en portada Relaño y uno se pregunta qué no quiere el magnate ruso de la larga chequera. Sea como fuere y por si se nos había olvidado, en un cuadradito pequeño a pie de página aparece de nuevo CR7, el hombre que susurraba a los Laurencios, deslizando en la oreja de Blanc la letra pequeña de su nuevo contrato con el PSG. The Ouija Daily sabe muy bien qué causa desazón en el madridismo y lo explota a conciencia. Al fin y al cabo desatar el terror –entendido como un vídeo de Roncero- es lo que más les gusta. No obstante, para Paranormal Activity destaca sobremanera el editorial (¿sarcástico?) de Alfredo. Desde su púlpito se imagina un segundo estreno en Madrid del documental de Cristiano y citamos textualmente: “Me puedo imaginar a Benítez instalando la alfombra roja, a Butragueño alisándola, a toda la plantilla, de cuatro en fondo y marcando el paso de la oca, embelleciendo la gala y a Florentino abrazando a las farolas y haciendo protestas de amistad con Cristiano”. Como diría Bernardo Schuster: No hace falta decir nada más; salvo recordar a Alfredo que lo de abrazar farolas es copyright del Butano.

marca.750 (2)

Más comedido pero igualmente alarmista se nos presenta hoy Marca que, de un tiempo a esta parte, parece que sí padece una hernia. Pero en la cabeza. Hoy tocan Cuidados Intensivos para Keylor a quien nos muestran encogido en posición fetal, doliente cual parto, sobre el verde del Bernabéu. No seremos nosotros quienes pongamos en duda el precario estado físico del único ‘tico’ que sabe volar en la antesala de El Clásico. Sin embargo apelar a la U.C.I –suministro vital o de soporte a los sistemas orgánicos de los pacientes- para hablar de Navas nos resulta cuanto menos tan excesivo como Joan Gaspart en bañador zambulléndose en el Támesis. El horror, el horror. Eso es lo importante.

mundodeportivo.750 (4)

De cuentos de miedo saben un potosí en el país ese de ahí arriba a la derecha. No en vano saben celebrar sangrientas noches de Halloween en Getafe y montar periodísticas Matanzas de Texas  en La Castellana como nadie.  Esta mañana sin ir más lejos, y al margen de su habitual dosis de almíbar a alguno de Los Tres Sudamericanos, tanto Sport como Mundo Deportivo dedican su recuadrito habitual a despotricar contra el Real Madrid, la capital, la meseta, esa entelequia malévola, ese perverso Shangrilá , aquel Horizonte Perdido donde los sueños culés se tornan tan eróticos como María Lapiedra en cueros promocionando la carrera política de Laporta.

Dice el diario de Godó, grande de España, que Florentino le ha puesto la cruz a Benítez. Quieren que Rafa vuelva a casa por Navidad, que su cadáver deportivo cuelgue ya de El Almendro. Ya sabemos que el culerío lo quiere así por  nuestro bien. Prefieren a ingenieros y diseñadores de cuadrados mágicos sentados en nuestro banquillo y Uvas de Oro bajo nuestra portería. Para que todo rezume aroma a orín botellonero en una esquina de Malasaña escogen “Se van a mear sobre él” como cita poética de Benzema en su presunta (bonita palabra que, emulando al mucho más barcelonista Relaño, esquivan emplear por allí arriba) conversación con el macarra ese que tiene como amigo de la infancia. Ya que resulta difícil superar a Alfredo en términos de ponzoñosa inquina antimadridista, superémosle al menos en escatología. Que no se diga.

sport.750 (9)

Como somos tan malos Sport nos fustiga con el cinturón (Liberto este domingo con la cartilla por 7,95 euros) y nos amenaza con una nueva revolución florentina. No han llegado ni Papá Noel, ni los Reyes Magos ni el Olentzero y los muchachos de Mascaró -ya sabemos que no es el director pero le citamos porque nos gusta cómo suena su nombre y cómo pondera la magnífica gestión de Rosell en el fichaje de Neymar por 57 millones y punto- ya reparten carbón o cabecitas reducidas estilo jibaro como los tétricos y fantasmales personajes de Pesadilla Antes de Navidad.

Curiosamente, en posición semiclandestina, observen un pequeño antetítulo en la azotea de su portada. El Bayern ofrece 24 millones de euros por temporada a Guardiola dice Sport, y desde La Galerna ya estamos esperando el pronunciamiento del Arzobispo de Barcelona y Sor Lucía Caram ante tamaña insolencia monetaria para los pobres del mundo.

En cuestiones teológicas nosotros nos quedamos con el Padre Suances, para el que solicitamos al Vaticano una bula papal con tal de volverlo a leer en La Galerna.

Otros prefieren tatuarse 666 en la cabeza y recitar profecías diabólicas sobre todo lo blanco.

Apocalypse Now. El horror, el horror.

Ya saben.