Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Alfombra y atraco

Alfombra y atraco

Escrito por: Jardiner3 marzo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Zidane fue un futbolista potable, pero como entrenador deja mucho que desear. Diría que no sabe demasiado de fúpbol. Y si sabe, no lo demuestra. ¿Cómo se puede salir con Casemiro y Llorente a un partido? Me sangraron los ojos cuando vi la alineación y no pararon de hacerlo durante el mismo. Horripilante. Tuvo suerte el Madrit de que el Getafe saliera a dar pataditas a destiempo para disimular. Se lo puso demasiado fácil. Cómo se nota que son de la misma Comunidad Autónoma. En el Camp Nou aguantaron el 0-0 y aquí salieron a cumplir un trámite. Debería hacer algo Tebas con estos clubes, aunque en los tronos del fúpbol español parecen más preocupados por pitarle penaltis al Barcelona. Si ya dijo Piqué que los palcos del Bernabéu...

El primer gol fue una falta de respeto. Un balón bombeado al área y a ver qué pasa. Que si la da uno con la cabeza, a otro le pega en el riñón y Bale acaba marcando. Yo anularía ese tipo de goles. Ni vienen de una jugada elaborada ni son de penalti. Esto no es Inglaterra por mucho que el Real Madrit quiera que así sea. También hubiera anulado el gol de Sergio Ramos en Lisboa, por ejemplo. El segundo es un pasillo que le hace el Getafe a Benzema para que meta un pase vulgar a Cristiano, que, como no sabe definir de primeras, se lía a recortar hasta que marca. Bastante pobre. Y habrá gente que diga que ese chico es bueno. Es un atleta, sin más. Bueno es Messi.

el primer gol del madrit fue una falta de respeto

¿Y qué me dicen del pobre Remy? Expulsado por nada. Vaya teatro hizo Nacho, que aprovechó que le sangraba un poco la nariz para hacer como que le habían agredido. Eso es intolerable. En el Barcelona jamás tendríamos futbolistas así. Jordi Alba y Luis Suárez, sin ir más lejos, son ejemplos de deportividad exquisita. Pero, claro, llega un árbitro a la capital y ya sabemos lo que pasa. Muy grave lo de dejar al Getafe en inferioridad numérica toda la segunda parte. La campaña arbitral canta demasiado.

Lo intentó arreglar el colegiado pitando un penalti clarísimo de Nacho. Dicen los madridistas que tocó balón, pero es mentira. La manipulación mediática de la central lechera es capaz de hacer ver eso en una acción en la que, en realidad, Nacho arrolla a su par. Penalti de libro. Después, con 2-1 y sintiéndose todavía culpable por la expulsión de Remy, anuló un gol de Cristiano. Bien anulado. No sé ni por qué lo anuló exactamente, pero bien anulado.

Al final, Cristiano acabó marcando el 3-1 para no enfadarse con el mundo y el Getafe perdió. Pero más que el Getafe, el que perdió, una vez más, fue el fúpbol.

Toque y posesión, nada de contragolpes. Algún día conseguiré que FIFA y UEFA aprueben un decreto que obligue a todos los equipos a jugar así. Mientras lo consigo, analizaré los partidos del Real Madrid.

22 comentarios en: Alfombra y atraco