Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
2-3: El Oscar es para Isco

2-3: El Oscar es para Isco

Escrito por: Quillo Barrios26 febrero, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En una noche como esta, de alfombras rojas, galardones y reivindicaciones, al Real Madrid le salió un candidato a todo justo en el momento en el que el Titanic veía a pocos metros el iceberg. Isco evitó la colisión con una portentosa exhibición que bien puede valer una Liga. Los campeonatos necesitan héroes y al malagueño se le ha puesto cara de Oscar. Estatuilla dorada para él, que será como protagonista principal y no como secundario si Zidane hace justicia en los próximos partidos.

Porque, siendo serios, los primeros sesenta minutos del Real Madrid ante el Villarreal fueron tibios, difíciles de digerir, más todavía tras los triunfos de Sevilla y Barcelona. La clasificación se había apretado y el madridismo esperaba una aparición imponente en escena, un puñetazo encima de la mesa. Fue todo lo contrario. El equipo entró bien al campo, pero se diluyó inexplicablemente con el paso de los minutos. El dibujo quedó largo, con Kroos y Modric naufragando en el centro del campo y Casemiro en su versión más gris. Los pases acababan en dominio amarillo y a la realización se le olvidaba poner la repetición de las jugadas polémicas que había en el área local. La noche estaba torcida.

En la segunda mitad, el Real Madrid se quedó en el vestuario y cuando quiso entrar el marcador reflejaba 2-0. Tocaba reaccionar y apelar a esa épica que tanto aroma madridista desprende. Fue entonces cuando Zidane recurrió a Isco. El malagueño instaló al conjunto blanco en campo del Villarreal y empezó un mini partido de media hora. Suficiente. Pidió todas y generó un importante caudal de fútbol a partir de tres cuartos. Era otro Madrid. Era un Madrid dominante, imponente, que quería y podía. Tan pronto nacía en izquierda como pisaba el balcón del área. Isco sabía que tenía que estar en todos los lados para hacer realidad la remontada que el madridismo imaginaba.

El 2-1 lo firmó Bale tras un centro desde la derecha. El galés se elevó para cabecear a la red y desatar el grito de la hinchada blanca. Faltaban cerca de treinta minutos y los jugadores del Villarreal, sofocados, se miraban buscando un aliento que nunca llegó. Una mano de Bruno dentro del área permitió a Cristiano Ronaldo subir el 2-2 al marcador con un impecable lanzamiento desde los once metros. Era como volver a empezar, como mirar al 0-0 de nuevo, pero con cuarto de hora por delante. Zidane decidió dar entrada a Morata por un desacertado Benzema. El destino le guiñó el ojo al técnico francés, ya que, a poco del noventa, el ex de la Juventus conectó un buen remate para congelar el estadio de la Cerámica y que empezase a sonar de nuevo el "así, así, así gana el Madrid" que sólo sueltan los que no saben asumir una derrota.

Mientras la afición local clamaba contra el árbitro y la prensa dudaba de ciertas acciones, el madridismo celebraba un triunfo vital y se preguntaba, con cierta ironía, qué había pasado con el fuera de juego del segundo gol amarillo y ese penalti de la primera mitad que nunca se vio acompañado de su correspondiente repetición. Un nuevo capítulo del hermoso "solos contra todos" que tanto nos gusta.

Tras el pitido final, pataleta de Piqué en Twitter. Un día más en la oficina y una jornada menos en el calendario.

LAS NOTAS

Keylor Navas (6): Poco pudo hacer en los goles.

Carvajal (6'5): De menos a más, especialmente en ataque.

Pepe (6'5): Fue el central más seguro ante el Villarreal.

Sergio Ramos (5'5): Cometió algún error impropio de él.

Marcelo: (5): Sufrió demasiado por su lado y tardó en sumar arriba.

Casemiro (4'5): Mal con el balón e irregular en defensa.

Kroos (5'5): Le faltó la claridad de otras ocasiones.

Modric (6): Tuvo más presencia en la segunda mitad.

Bale (6'5): Lo intentó y tuvo el premio del gol.

Cristiano (7): Incansable.

Benzema (4): Estuvo lento y predecible.

Isco (9): Monumental exhibición en media hora.

Morata (7): Entró y le dio la victoria al Real Madrid.

Quillo Barrios
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

24 comentarios en: 2-3: El Oscar es para Isco

  1. Y, vuelta a aprobar a la dupla suicida. Llevan años siendo los dos mejores delanteros de cualquier equipo adversario.

    Dupla suicida = Dos goles en contra. Primer gol: culpa de Marcelo con un despeje de cabeza, horroroso, hacia adelante, corto y a los pies del adversario.

    Segundo gol: culpa de Marcelo que deja muerto, en el centro del campo, con la cabeza, un balón, horizontal, otra vez a los pies del adversario y, canelita, despistado, pierde la posicion con el delantero. Habrá que ver si Bakambú está adelantado (creo que sí). Si no es así, error acumulado de Ramos, una vez más.

    El primer centro bueno en ataque de todo el partido, gol de Bale. El único centro bueno de Marcelo, gol de Morata. Tooooooodoooos los demás centros de Marcelo, al contrario. Muchos, dejándoles en posiciones muy ventajosas (eso, sin incluir los dos de los goles recibidos). En baloncesto, estos dos elementos, habrían recibido hoy una valoración negativa. Sería justo establecer valoraciones de los futbolistas como las de los baloncestistas. Veríamos entonces quiénes tienen actuaciones positivas y quiénes -además de la dupla suicida- negativas.