Las mejores firmas madridistas del planeta

Vaivenes

Escrito por: Antonio Escohotado27 octubre, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La impaciencia se diría el peor consejero, y ver el tropel de jovenzanos acosando a Koeman y de Jong cuando sus coches dejaban el estadio me llevó a los tiempos donde Mourinho vino a frenar el rosario de derrotas merengues en tantos Clásicos, cuando el glorioso ciclo alcista del Barça se consolidaba con el debut de Messi. Muy distintos son los Clásicos recientes, cuando casi es costumbre ver al Real saliendo victorioso del Camp Nou, y su combinación de veteranos y noveles rinde frutos más prometedores.

En la última confrontación la estrella indiscutible fue, a mi juicio, David Alaba, cuyos 29 años definen la edad quizá perfecta para el jugador actual, que ha extendido su plenitud cinco -o algo más- años con la tecnificación del deporte. Benzema está a punto de cumplir 34, y solo hace dos o tres convence del todo a los que no son expertos en análisis futbolero, sin duda porque solo de entonces a acá saltó al status de gran crack, azuzado por la marcha de Cristiano. Cosa pareja cabe esperar de Alaba -hijo según leo en la Wiki de una miss Filipinas y un rapero nigeriano con muchos seguidores en Austria, prototipo de un mestizaje tan exótico como fértil que no cundió en Europa hasta presentirse la UE-, cuyo zurdazo desafía al mejor portero por velocidad y colocación. Bien podría añadir a sus dones como zaguero y todoterreno el de cañonero cada vez más letal.

Sin embargo, repasar la jugada muestra que el tanto -comenzado con una recuperación en su área- tiene mucho de fe en su propia subida, aunque también la inestimable colaboración prestada por los mozalbetes brasileños, con un cambio de frente milimétricamente urdido por Vinicius (tras esquivar dos entradas), y una asistencia no menos medida de Rodrygo, aprovechando los tres el sabio deambular de Benzema. Eso sugiere el grado de compenetración logrado otrora combinando a Messi con Henry y Ronaldinho, y se diría la mejor noticia para el Real mientras pende en el aire la llegada de Mbappé y Haaland.

Es indudable que ambos quieren jubilarse de blanco, pero la incorporación al escenario de magnates rusos y jeques árabes, todos provistos de mareantes recursos, enrarece una atmósfera donde la paciencia parece seguir siendo el mejor consejero. Excelente está siendo en todo caso el de confiar a ultranza en Vinicius, que cada jornada nos pasma con una genialada u otra.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

5 comentarios en: Vaivenes

  1. Pues me imagino que el Sr. Escohotado sabrá que a Sergio Busquets este gol de Alaba no le gustó: "fue un chut".
    Y es que dicho chut vino precedido por un contraataque, no de 500 toques horizontales, la jugada más deleznable en el universo blaugrana.
    A quién se le ocurre meter un gol así. Y que no fuera anulado... qué vergüenza.

  2. Me parece que este fue el último artículo de Don Antonio en La Galerna antes de partir. Que honor tan grande el haberlo tenido y sabido madridista. Que Florentino anote en su cuaderno que hay una expresa petición de Escohotado en esta columna: a pesar de los jeques debemos ir por Mbappe y Halaand. Un sabio hasta el final Don Antonio Escohotado Espinosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram