Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis Gestión
Un Alberto Herreros para el fútbol

Un Alberto Herreros para el fútbol

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon8 octubre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En los últimos años hasta el más antimadridista ha tenido que reconocer la envidiable gestión por parte del Real Madrid de su sección de baloncesto. Juan Carlos Sánchez encabeza la dirección y acomete la negociación de la mayoría de fichajes. Pablo Laso dirige al equipo con enorme éxito. Alberto Angulo es el encargado de la cantera más prolífica de toda Europa y en el medio de todos ellos, a modo de enlace y argamasa está Alberto Herreros, como director deportivo de la sección. Es en su figura donde quiero poner la atención.

Conocemos desde hace años la nueva política deportiva del club a nivel futbolístico. Quien sostiene que no hay estrategia y sólo improvisación, en mi opinión falta a la verdad. Se quiere detectar todo el talento joven posible a precios aún no prohibitivos y la mayoría de recursos del club a nivel de scouting están destinados a ese propósito. Al frente de ese equipo se encuentra el director general del club, José Ángel Sánchez. Albergo pocas dudas de que esa labor que comenzó en 2015 se está ejecutando con bastante éxito. Al Madrid han llegado jugadores como Odegaard, Asensio, Vinicius, Valverde, Rodrygo, Brahim, Kubo, Lunin, etc. Son futbolistas que deberían dar muchas alegrías al Real Madrid, sin embargo, la gestión de algunos de estos casos no está resultando sencilla dada la complicada transición de un equipo campeón a otro en el que los jóvenes habrán de llevar la voz cantante.

Pedja Mijatovic nos contaba en la entrevista que nos concedió hace unos meses lo importante que para él resultaba la figura de un perfil con capacidades técnicas, pero también de gestión. El montenegrino nos recalcó que un director deportivo no es solo aquel que ficha sino también aquel que “habla con todos”. Estás labores abarcan tanto que resultan, a su modo de ver, incompatibles con el cargo de técnico del club blanco. El entrenador del Real Madrid tiene uno de los trabajos de mayor desgaste del mundo del fútbol. A la dirección técnica del equipo - que incluye su interacción con el preparador físico, con los scoutings de los rivales, el análisis táctico, la organización de cada entrenamiento, etc... -, debe añadir sus comparecencias ante una prensa que ejerce una presión feroz, la interlocución con la dirección del club - con los que a su vez negocia la planificación de la plantilla - y la gestión personal con sus jugadores. En ocasiones estas labores resultan, ya de por sí, inabarcables para el técnico y la necesidad de un enlace que tienda puentes entre el entrenador, la directiva, la cantera y la primera plantilla debería ser de primera necesidad.

un director deportivo no es solo aquel que ficha sino también aquel que “habla con todos”

No hablamos tanto, aunque también, del típico director deportivo o secretario técnico que tiene como función fichar a jugadores o vender los que no cuenten para el entrenador. Más bien pongo énfasis en un trabajo más diario y cercano al campo. Una persona que tenga las credenciales suficientes para ganarse la confianza de los jugadores, del entrenador y de la directiva y que sepa guiar a unos y a otros en una misma dirección. Alguien que anime a Vinicius cuando no le salgan las cosas y le explique su importante papel en el club, o alguien que hable con Vinicius cuando deslumbre a todo el mundo para ponerle los pies en la tierra, una persona que converse con frecuencia con ese jugador que muestra indicios de dejarse ir, que mentalice a los capitanes de la necesidad de estar encima de este y aquel otro. Un profesional que teja complicidades con cada uno de los jugadores para hacerles sentir la importancia de su presente y la perspectiva de su futuro. Pero también alguien que sirva de enlace entre Zidane y la directiva para restarle desgaste al entrenador. Esa persona debería también conocer con detalle la cantera y poder planificar con el entrenador soluciones a corto y medio plazo. En definitiva, un Alberto Herreros para el fútbol.

Obviamente el entrenador debe realizar algunas labores de gestión de la plantilla, pero en un grupo humano de 25 no siempre es posible percibir el momento vital de cada componente. Tampoco la toma de decisiones sobre convocatorias o alineaciones ayudan a realizar esa gestión en segundo plano a corto, medio y largo. Esa figura, con experiencia propia en el mundo del fútbol, podría ser un gran interlocutor para el jugador que necesita un apoyo. Es sabido lo atendido que se sintió Thompkins en el momento en el que su madre empezó a atravesar graves problemas de salud. Seguro que Laso tuvo un papel importante en esa gestión, pero apuesto a que Herreros fue de gran ayuda. Meses después, tras ganar la Euroliga con canasta decisiva suya, el jugador americano renovó con el Madrid renunciando a sumas más importantes de dinero, porque en Madrid “está en familia”.

El baloncesto y el fútbol son dos deportes difíciles de comparar, pero el Madrid tiene un modelo de absoluto éxito en su sección de baloncesto. Quizá sólo haya que encontrar a un Alberto Herreros para el fútbol y darle una década.

 

 

 

 

 

Ramón Álvarez de Mon
Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

7 comentarios en: Un Alberto Herreros para el fútbol