Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Toni Kroos descubre el Mediterráneo

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Toni Kroos descubre el Mediterráneo

Escrito por: La Galerna6 agosto, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Queremos mucho a Toni Kroos. Quién no. Está ya en la Historia del club por su impagable contribución al segundo mayor ciclo dorado del Real Madrid, llevando la manija de un centro del campo que los niños del futuro recitarán de memoria: Casemiro-Kroos-Modric-Isco, cuatro jugadores que a día de hoy siguen en la plantilla pero de los que el madridista común no sabe, seamos sinceros, ya cuánto esperar. Depende de la recuperabilidad, ese palabro que ha de definir, junto al fichajismo, el futuro de una temporada en ciernes sobre la que ahora mismo se ciernen muchas incertidumbres.

Recuperabilidad + Fichajismo = Zidane II. 
A Toni Kroos, a quien nunca dejaremos de querer por ser parte de la historia que el Madrid hizo, y a quien nunca cabrá dejar de exigir mientras forme parte de la historia por hacer del club, le queremos en efecto mucho, aunque hoy viene a la portada de Marca en su condición de descubridor del Mediterráneo, que es una faceta hasta la fecha poco conocida del excelente centrocampista alemán y por la cual no nos atrevemos aún a quererle mucho. Ni a lo contrario. Simplemente, es una faceta que nos transmite alguna perplejidad.

“Hay que jugar mejor”, resulta que le ha dicho Toni a la revista Kicker, tal como refleja Marca.

Hombre, Toni, qué perspicacia. Es que si, en lugar de jugar mejor, pasamos a jugar peor (peor de lo que estamos jugando ahora, nos referimos) es muy posible que acabemos disputando la permanencia al Mallorca, verbigracia.

A veces nuestros héroes dan la sensación de vivir tan alejados de la realidad que nos alarman. Se diría que Toni acaba de arribar a la conclusión que es punto de partida de La Galerna día tras día, esa Galerna que hace tiempo que ha asumido que el Madrid tiene en efecto que jugar mejor, y que especula jornada tras jornada sobre el detalle de lo que eso debe significar.

Recuperabilidad y...

... fichajismo.

Nos cuenta As que el Madrid sigue apurando los plazos de Pogba, si bien es un fichaje que cada día se antoja más lejano. El objetivo de As dando tanto bombo al tema Pogba no es otro que desencadenar la desilusión y el amotinamiento entre el madridismo cuando éste vea que el fichaje del francés no ha tenido lugar. Relañismo puro en la era post-Relaño. Frente a lo que cabía esperar a priori la sombra de Alfredo es alargada, como la del ciprés.

Para la prensa cataculé, entretanto, la noticia está como no podía ser menos en la lesión muscular de Messi, que le pone en jaque prácticamente para toda la pretemporada (ánimo, Leo, las lesiones siempre lejos, hasta del rival o sobre todo del rival), aunque Sport tiene espacio para el asunto Neymar, culebrón inacabable del verano que lo mismo puede dar con los huesos del carioca en Can Barça que en en Valdebebas que en el Monasterio de Santa María del Parral (Segovia).

 


 

Fijaos en el faldoncillo que Sport otorga a Neymar, según el cual la llegada de Ney al equipo de Valverde se complica por momentos toda vez que el futbolista ha sido ofrecido a "United, Madrid y Juve". El contraste con el Sport de hace sólo dos días es como para morir de risa, tía Felisa.

 

 

Ya veis, amigos. Anteayer la cosa estaba prácticamente hecha entre PSG y Barça para que el delantero recalara en la Ciudad Condal merced a un préstamo con opción de compra. Hoy, el PSG no quiere saber nada del Barça (de hecho, los parisinos "quieren impedir" que vaya a dicho equipo) y se lo dan casi a cualquier otro. Pasamos de la información de anteayer a la de hoy con la máxima naturalidad y sin previa explicación o petición de disculpas. Porque o bien no teníamos ni puñetera idea de lo que decíamos anteayer, o bien no la tenemos hoy. Pero la vida sigue en Sport, y la aberración informativa de hoy será a buen seguro superada por otra mañana.

Hasta entonces, pasad un buen día.