Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
Roque Olsen: el fornido socio de Di Stéfano

Roque Olsen: el fornido socio de Di Stéfano

Escrito por: Alberto Cosín9 septiembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hoy 9, de septiembre, se cumplen 93 años del nacimiento de Roque Olsen, un fantástico atacante argentino que llegó al Real Madrid a comienzos de los 50 y que fue uno de los primeros grandes socios que tuvo Di Stéfano en sus inicios en la casa blanca.

Olsen nació en Viale, en la provincia de Entrerríos (Argentina), en 1925. Sus padres también eran de allí, pero sus abuelos eran de origen austriaco, por ello el aspecto de Olsen de persona fornida, robusta y rubia daba más la sensación de escandinavo que sudamericano. En el terreno de juego se desempeñaba como interior o delantero y brillaba principalmente por su potente y preciso disparo, su notable técnica, sus llegadas al área por sorpresa, su gran físico y su gran olfato de gol.

En su país, Olsen comenzó a jugar al fútbol en Patronato, para pasar a Tigre en 1948 y un año después fichar por Racing. En el cuadro de Avellaneda visitó España en una gira en la Navidad de 1949 donde disputó todos los encuentros al menos una parte y sobresaliendo especialmente frente al Valencia al que anotó un hat-trick. Un año y medio más tarde, el Real Madrid, de la mano de Pepe Echániz, se lo arrebató a Gimnasia y Esgrima, que también estaba interesado en sus servicios.

Nada más aterrizar atendió a MARCA y declaró que “el nombre del Real Madrid es una institución mundial. Y no hay ningún jugador que no desee venir a jugar aquí. Es decir yo no podía encontrar un club mejor para demostrar lo que quiero demostrar”. Su debut sería ante el Murcia en la jornada 26 de Liga.

Aquel choque dejó claras evidencias de lo que ofrecería Olsen: llegada, gol y gran eficacia. El equipo dirigido por el uruguayo Héctor Scarone apabulló a los murcianos por 6-0 y el argentino se estrenó con un triplete. La crónica de Mundo Deportivo del encuentro decía lo siguiente: “Los madrileños ganaron holgadamente y sin apuros, siendo el debutante Olsen el más destacado elemento del encuentro”. Olsen jugó los otros cuatro partidos restantes de la Liga marcando además en Vigo y luego fue clave en la eliminatoria de octavos de Copa. Al Valencia, al que ya había vacunado con Racing, le hizo tres goles, uno en la ida en Chamartín y dos en la vuelta para meter al cuadro blanco en la siguiente ronda. Sin embargo, el equipo no pudo conseguir el título y cayó en semifinales ante la Real Sociedad.

Su mejor temporada como merengue fue en 1951-1952. Se convirtió en uno de los referentes ofensivos en la Liga y marcó 17 dianas. Fue un año donde compartió ataque con Molowny, Pahiño o Joseíto, aunque el equipo se quedó a cinco puntos del Barcelona en la tabla. Olsen brilló en Gijón, donde consiguió un doblete, y también realizó grandes papeles ante el Valencia, el Sevilla y el Celta en casa y, sobre todo, frente a los blaugranas. En la jornada 10, concretamente el 11 de noviembre de 1951, el Real Madrid venció 5-1 al futuro campeón de Liga y Olsen marcó el cuarto al batir en un mano a mano a Ramallets.

En la siguiente campaña su poder anotador bajó a los 10 goles, pero en 1953, con el fichaje de Di Stéfano, sus números volvieron a crecer hasta los 15. ‘La Saeta’ se apoyó en su compatriota para adaptarse lo más rápido a la capital, y en el césped consiguieron una enorme conexión. El quinteto ofensivo de Enrique Fernández fue el compuesto por Joseíto, Olsen, Di Stéfano, Molowny y Gento, que desarboló a la mayoría de sus rivales todo el año. El interior argentino le hizo dos tantos al Racing o a la Real Sociedad, pero también al Barça en un histórico 5-0.

El partido ha pasado a la historia también por ser la primera gran exhibición de Di Stéfano. Se disputó el 25 de octubre de 1953 y, tras abrir el marcador el porteño, Olsen firmó el segundo tras un zurdazo que se cuela por la escuadra del Velasco y el tercero al empalmar una falta botada por Zárraga. Luego Molowny y Di Stéfano cerrarían el marcador. La superioridad manifiesta sobre el césped se vio reflejada durante toda la competición y el Madrid alzó el trofeo doméstico con cuatro puntos de ventaja sobre el Barça. Finalizaban así 21 años de sequía del club en el campeonato liguero.

el real madrid ganó la liga tras 21 años de sequía

Con el fichaje de Rial en 1954, a Olsen le llegó una gran competencia y sus actuaciones en el once inicial fueron disminuyendo paulatinamente. En el curso 1954-1955, donde se revalidó la Liga y se conquistó la Copa Latina, Olsen participó en 14 partidos. En el torneo liguero sus números se quedaron en 11 partidos, pero volvió a demostrar su buenas cifras goleadoras con cuatro dianas, una vital para imponerse al Atlético de Madrid en el Metropolitano.

El año de la primera Copa de Europa, la gran cantidad de partidos provocó que contase con más oportunidades de José Villalonga. En la Liga dio descanso con frecuencia a Rial y tuvo minutos en 15 encuentros para acabar anotando 10 dianas con sendos dobletes ante Celta y Alavés. En la Copa de Europa jugó las eliminatorias completas de cuartos de final y de semifinales. En cuartos, el Real Madrid sufrió una barbaridad en la vuelta en Belgrado para mantener el 4-0 de la ida y en semifinales se vieron las caras con el Milán. En la ida el resultado era de empate a dos cuando Olsen apareció para salvar al equipo con un testarazo magnífico tras centro de Gento. En Milán se cayó por 2-1, pero se pasó a la final de París, donde Olsen no jugó.

Su última temporada tuvo lugar en la 1956-1957 con un triplete de Liga, Copa de Europa y Copa Latina. Olsen, con 31 años y problemas en una rodilla, disputó cuatro encuentros en todo el año, tres de Liga y uno de Copa, el último oficial con el club blanco el 28 de abril de 1957 contra Las Palmas al que anotó un gol.

De esta forma el interior argentino abandonó el cuadro merengue dejando atrás unas estadísticas de 123 partidos oficiales y 66 dianas en seis temporadas. En el apartado de títulos destacan tres Ligas y una Copa de Europa.

Firmó por el Córdoba, donde jugó tres años en Segunda pese a que su lesión en la rodilla iba a más, y tras colgar las botas en 1960 inició su carrera como técnico en el equipo andaluz. Su primer éxito fue ganar la Segunda División en 1962 con el consiguiente ascenso, y en 1964 repetiría esta vez en las filas del Deportivo de la Coruña.

Olsen fue un auténtico trotamundos de los banquillos del fútbol español en los siguientes 30 años. Dirigió al Barça dos temporadas con una Copa de Ferias en su palmarés y también a Real Zaragoza, Celta, Deportivo de la Coruña, Elche, Sevilla, Las Palmas, Cádiz o Recreativo, algunos de ellos incluso en dos o tres etapas diferentes. Tuvo fama por hacer conjuntos muy serios y competitivos y por ser un especialista para ascender equipos de la Segunda División. Además de con el Córdoba y el Depor también lo lograría con el Elche, en 1973 y 1984, el Sevilla, en 1975, o Las Palmas, en 1985, logrando ser el mejor equipo de la categoría.

Falleció en Sevilla el 15 de junio de 1992, pocos meses después de su última experiencia como técnico el club insular.

Alberto Cosín
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

6 comentarios en: Roque Olsen: el fornido socio de Di Stéfano

  1. Olsen es uno de los jugadores que más fuerte golpeaba al balón, de los que yo he visto. Curiosamente cuando vino Di Stéfano, en los primeros partidos se les confundía ya que eran rubios los dos y de aspecto parecido, había que fijarse en que Roque era mucho más fornido.
    Buen jugador al que , como dice Cosin, la llegada de un jugador sensacional como Rial le dejó sin sitio.

  2. Junto con Molowny, el integrante principal del Madrid inmediatamente pre-DiStefano que se iba armando poco a poco tras dejar atrás los años negros de finales de los 40, en los que se coqueteó con el descenso. La pena es que este equipo en construcción se encontró con el Barsa del mejor Kubala.

    1. Hola, Julio!

      Efectivamente. Tambien incluiría a Pahiño, un gran nueve que dejó su huella en el club.

      Varios se mantuvieron los primeros años gloriosos de las primeras Copas de Europa.

      El Barça de Kubala de las Cinco Copas era magnífico desde luego.

      Un saludo

    2. Cierto, el Barça de aquellos años tenía un equipazo que luego mejoró todavía con la aportación de Luis Suárez, Kocsis, Eulogio Martínez.... pero en esa etapa ya estaba D. Alfredo y las cosas habían cambiado.
      Curiosamente, con tal de desmerecer al Madrid los aficionados cules actuales han borrado aquellos años como si no hubieran existido , despreciando así una parte gloriosa de su historia.
      Cosas del fanatismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El japonés jugó su primer partido como profesional en el Camp Nou como rival, por lo cual, le costó la pitada del público.

🗣 Take Kubo: "Tienen derecho a pitarme, creo que lo merezco"

👉🏻 La elegancia de Take

✍🏻 Jóvenes prodigiosos por @delasherasmario

https://www.lagalerna.com/jovenes-prodigiosos/

La visión de @AEscohotado sobre el Real Madrid 2-RCD Espanyol 0

✍️El camino se hace andando

https://www.lagalerna.com/el-camino-se-hace-andando/

La visión de @AEscohotado sobre el Real Madrid 2-RCD Espanyol 0

✍️El camino se hace andando

https://www.lagalerna.com/el-camino-se-hace-andando/

🆕¡NUEVO VÍDEO en el canal de🔴YouTube de LaGalerna!

➡️@Guille_Glez_ nos trae un nuevo vídeo sobre los liderazgos en el Real Madrid sugeridos por @PepeKollins

¿Quiénes son para ti los verdaderos líderes de este equipo?

https://www.youtube.com/watch?v=fijxoUh56BQ

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram