Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Perros de paja

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Perros de paja

Escrito por: La Galerna24 noviembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Hoy vais a disculpar que ignoremos las portadas deportivas del día para centrarnos en una noticia o reportaje (no sabemos cómo llamarlo; bueno sí: pieza de mierda) publicado por un medio generalista, El Mundo, para ser más exactos.

El Mundo, como el resto de la prensa de este país, ha tenido 30 años para investigar a fondo el desempeño corrupto y chantajista de Villar al frente de la Federación Española de Fútbol, por ejemplo. Toda la prensa ha tenido en bandeja esa oportunidad durante tres décadas, pero señalamos hoy a El Mundo no solo por haber puesto en circulación la cagarruta apestosa de reportaje de la que os vamos a hablar, sino por ser (o haber sido) el medio emblema en el periodismo de investigación español. Ostentando esa condición, muy podría haber apuntado sus cañones investigadores en la dirección del sátrapa que ha regido el fútbol patrio como un dictador podrido, y de cuyas andanzas privadas hemos sabido no gracias a la prensa, sino porque la justicia ha hecho su propia labor y la de la prensa, dos por uno. Pero no.

El Mundo, decimos, ha tenido 30 años para investigar a Villar, entre otras muchas cosas dignas de investigación, pero ha optado por apuntar sus incisivos sabuesos investigadores en dirección a alguien que merece de verdad (no como Ángel Mari) todo el acoso mediático posible. Un auténtico indeseable. Es galés, cuando podía haber nacido en cualquier otra parte. Lleva coleta. Y lo que es más imperdonable todavía: se lesiona mucho.

"La extraña familia de Bale, el débil", se titula el engendro. Un titular del que sentirse orgulloso sin duda, máxime cuando adentrarse (con mucho asco, claro) en el reportaje supone comprender que en realidad trata sobre la familia política de Bale y no sobre la suya. Es por tanto un titular fraudulento amén de faltón. Luego ya en pequeñito, si acaso, aclaramos que la familia directa de Bale es intachable, como así hace El Mundo.

El contenido no va mucho más allá del titular en términos de calidad y fundamentos éticos. Consiste básicamente en la enumeración sensacionalista y amarillenta de una serie de desgracias y/o cuentas con la justicia de personas del entorno familiar de la prometida de Bale, llegando a realizar especulaciones miserables respecto a la imprevista muerte (recientísima por desgracia, pero nada de eso ha suscitado el pudor de El Mundo ni de Javier Negre, autor del reportaje) de alguien muy cercano a ella. Por cierto que el fallecido no es el cuñado de Bale sino el novio de la hermana de su prometida. Ni en eso atina Negre, pese al rigor con que debería tratarse un tema tan serio.

A un señor que titula fraudulenta y miserablemente "La extraña familia de Bale, el débil" no podrá irritarle el que alguien le pregunte cómo se pueden perpetrar semejantes truños periodísticos, rayanos con el acoso familiar, contra un deportista que a la mala suerte de las lesiones debe añadir la de una prensa que le ha convertido en el Dustin Hoffman de Perros de paja, como atinadamente dice nuestro colaborador Mario de las Heras, sin que para merecerlo haya hecho más que lesionarse con más frecuencia de la deseada (de la deseada por todos los madridistas, pero sobre todo por sí mismo).

Vamos a ver si lo decimos de un modo que se entienda.

Dejen a Gareth Bale en paz de una vez. Las desgracias de la madre de sus hijas merecen el considerado favor de la discreción, y él no merece verse mezclado con ellas, cuánto menos sus padres. Si por culpa de las lesiones no vuelve a jugar ni un minuto más en el Real Madrid merecerá el mismo respeto que si se recupera ya y gana otras 3 Champions (decimos otras 3 porque ya ha ganado 3). El mismo respeto que se merecen su prometida y la pérdida que arrastra, atajo de. De.

"La extraña familia de Bale, el débil". People are strange when you´re a stranger, resumió Jim Morrison. O cuando careces de decencia, añadimos nosotros enmendando la plana al mítico cantante de The Doors.

Os dejamos las portadas del día porque querréis verlas.