Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Gareth Bale es Truman Burbank

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Gareth Bale es Truman Burbank

Escrito por: La Galerna8 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos. En 1998 se estrenó 'El Show de Truman', una película en la que Jim Carrey daba vida a Truman Burbank, un hombre normal que acabó convirtiéndose en la persona más conocida del mundo debido a que convirtieron su vida en una especie de 'Gran Hermano' de tamaño XXL. Cada paso que daba lo seguían millones de personas. Él era el único ajeno a toda la parafernalia que había construida a su alrededor.

Han pasado más de veinte años y a Truman Burbank le ha salido un heredero llamado Gareth Bale. El galés no atraviesa por su mejor momento desde que llegó al Real Madrid. Decir lo contrario sería mentir o poner paños calientes sin necesidad alguna. Ha perdido minutos, no parece contar con la confianza de Zidane y su impacto en el equipo ha disminuido considerablemente. Dicho esto, la campaña que sigue soportando es brutal, desmedida. No llega a lo que vivió José Mourinho, pero no por eso es menos grave.

De Bale sabemos cuándo va al golf, a qué hora sale del Bernabéu cuando juega el Real Madrid, qué frases dice en inglés y cuáles en castellano, a qué dedica su tiempo libre, dónde va cuando coge un avión para salir de España. Al menos Truman Burbank contaba con una superproducción americana y un montaje extraordinario, no con un diseño cutre y anticuado que lo sigue a todas partes.

Al madridismo lo que le interesa es qué hace Bale durante los entrenamientos y los partidos, si se cuida bien y si está o no para jugar. Y, en el caso de que juegue, si está a la altura o no. Todo lo demás, sobra. Pero sobra sea Bale o cualquier otro futbolista del planeta. Su vida privada es eso, privada. Al igual que la gestión de su tiempo libre. ¿A qué hora sale fulanito del Wanda? ¿Y del Camp Nou? ¿Y de Mestalla un chico que no haya sido convocado? Nos da igual. La pena es que a la prensa parece interesarle ese morbo desmedido. Y, por desgracia, a cierto público que consume y alimenta esto, también.

En un giro inesperado, Jonathan Barnett, agente de Bale, ha decidido conceder una entrevista a uno de los medios que peor se ha portado con el galés desde que aterrizó en España. No sabemos si es un acierto o un error mayúsculo hablar con 'La Ouija Today', pero lo ha hecho. Defiende la relación de Zidane con Bale, recuerda que tiene contrato y no piensa abandonar el club, se muestra tajante sobre el uso que hace Bale del castellano y dice que Florentino está enamorado de él. Todas y cada una de las frases van directas al mentón de ese sector tóxico y nocivo de una prensa de años ochenta, tan anclada en el pasado como incapaz de mirarse al espejo y salir de él.

Ojalá Bale pueda tener un trato normal y no uno que conlleve ser el nuevo Truman Burbank. Si quieren que lo sea, al menos que paguen por ello y puedan luchar por una estatuilla.

En Barcelona, mientras tanto, sigue el casting del delantero centro. Han sonado todos los delanteros del mundo. Todos. No viene porque el marrón es considerable y porque hay veces que incluso el Barça anda un poco jodido de dinero. La cuesta de enero hace mucho daño. Y los tropecientos cincuenta y tres mil millones gastados en los últimos años, también. Así todo, el nuevo favorito, que se une a los anteriormente favoritos Ángel y Giroud, es Lucas Pérez, del Alavés. Esto promete, amigos.