Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Estar a la altura de una despedida a Keylor Navas

Estar a la altura de una despedida a Keylor Navas

Escrito por: Pepe Kollins23 agosto, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En la noche del martes saltaba la sorpresa: el diario Marca anunciaba que Keylor Navas había pedido salir del club. En el día de ayer la información fue contrastada por la casi totalidad de medios que coincidieron en la información dada por el diario que dirige Juan Ignacio Gallardo: el adiós del costarricense estaba cerca.

La noticia dejó descolocado a todo el mundo, no tanto por la intención atribuida al jugador como por el hecho de que sucediese a falta de doce días para el cierre del mercado de verano y, sobre todo, tras haberse rubricado la cesión de Lunin al Valladolid.

Tras la salida del ucraniano al equipo de Ronaldo Nazario, se daba por hecho que la pareja de porteros esta temporada serían Courtois y Keylor. A pesar de que costaba ver a un guardameta de la categoría del tico - ganador de tres Champions League – en el banquillo, ya se había asumido que aceptaría dicho rol como portero de la Copa del Rey. En un primer momento, este nuevo giro provocó críticas tanto hacia el jugador, por no haber mostrado este deseo con anterioridad, como hacia la entidad, por no haber sido más previsora en la gestión de la portería. No obstante, la confirmación de que este cambio de parecer estaba relacionado con una oferta del PSG invita a reconsiderar dichos juicios.

Es de dominio público que el Tuchel está buscando alternativas a Alphonse Areola en la portería del equipo parisino. Una posible oferta del club francés, que acostumbra a pagar muy bien a sus jugadores y que garantizaría a Keylor mantenerse en un primer nivel, justificaría la postura del portero y del club blanco ante este imprevisto. Ni el uno ni los otros podían prever esta circunstancia de antemano. También se antoja difícil negarle la oportunidad a una persona que ha brindado tanto a la institución.

Ahora bien, ¿qué debe hacer el Real Madrid ante esta tesitura? Resulta inevitable pensar en la opción de Lunin, que era la prevista inicialmente antes de que Navas mostrase su predilección a quedarse pese a que Zidane fue claro desde el principio. Esta hipotética marcha atrás de una cesión ya fue puesta en práctica por el Athletic de Bilbao, curiosamente, en dos ocasiones y en ambas con porteros como protagonistas: revirtiendo la cesión de Álex Remiro al Levante, por lesión de Iraizoz hace dos años y recuperando a Unai Simón, cedido en el Elche, por la repentina salida de Kepa Arrizabalaga al Chelsea.

No obstante, parece, por lo que también informan fuentes cercanas, que el Real Madrid no contempla esta maniobra al considerar que sería un gesto poco ético con el Valladolid, más aún cuando el perjudicado sería alguien tan apreciado por Florentino Pérez y por el madridismo en general, como Ronaldo Nazario. Sería conveniente, en todo caso, que el club confirme las intenciones de Sergio, técnico del equipo de Pucela, con el portero, dado que en la primera jornada ya ha sido suplente y lo que debe primar es que juegue.

Pero en caso de que Lunin cuente con minutos en Valladolid, las opciones de fichar a otro portero se reducen considerablemente para el equipo blanco. No ya solo por el escaso margen temporal sino también porque se trataría de una contratación, o cesión, por tan solo un año. El plan es que Lunin forme parte de la primera plantilla el año que viene. La única alternativa, aparentemente viable, sería optar por un portero veterano que acepte gustoso rematar su carrera con un último año en el Real Madrid. En las últimas horas han surgido nombres tan sorprendentes como Pepe Reina (ahora en el Milán), Stekelenburg (Everton) o Willy Caballero (Chelsea), todos con 36 años cumplidos.  Y una de un portero no tan veterano: Sergio Rico, que, a pesar de sus 25 años, es claro suplente en el Sevilla.

Sea como fuere, la contratación de un portero suplente no sería el único asunto por atender derivado de la marcha de Keylor. Se insinúa que el costarricense podría no ir convocado al partido de Valladolid, desde esta humilde tribuna rogamos todo lo contrario: que se le convoque y que se le permita disputar sus últimos minutos para que reciba el agradecimiento,  la despedida y el homenaje de la que siempre será su casa y su gente.