Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Encuentra las diferencias

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Encuentra las diferencias

Escrito por: La Galerna24 noviembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Ayer jugaron Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid. Uno ganó dando espectáculo y ofreciendo un fútbol vistoso y eléctrico, el otro venció por la mínima de aquella manera tras una imagen pobre, y el tercero empató en Los Cármenes demostrando, una vez más, el poco provecho que le está sacando Simeone a una plantilla construida a base de un humilde talonario.

¿Por qué os contamos esto? Porque hoy, curiosamente, la prensa, siempre proclive a la comparación, intenta pasar por alto que, de los tres grandes, el que mejor está, el que mejores sensaciones transmite y el que viene de menos a muchísimo más es el Real Madrid, mientras que Barcelona y Atlético de Madrid navegan en aguas turbias. Ni siquiera el amable envoltorio de la prensa -de los colchoneros apenas se habla en las portadas del día- tapa ya las carencias y problemas de los eternos rivales del club blanco.

'Marca' y 'AS' reconocen el partidazo del Real Madrid y no escatiman en elogios. Hasta Bale se lleva un guiño en 'La Ouija Today'. Como veis, Barcelona y Atlético de Madrid tienen un espacio mínimo en ambas portadas. Dicho esto, vamos a jugar a encontrar las diferencias entre los tres equipos, así ayudamos a la prensa deportiva española a reflexionar un poco sobre lo que está ocurriendo.

Primera diferencia: El Real Madrid, ese conjunto caótico y mal trabajado que tantas hostias -perdón por la expresión- se llevaba en casi cada portada, ha encajado un gol en los últimos seis partidos. El Barcelona, ejemplo de madurez y solidez, y cuyo cerrojo es un Ter Stegen imbatible, ha recibido siete. Más sorprendente resulta lo del Atlético de Madrid, una roca, un adelantado a su tiempo, algo que nadie puede entender, pero que ha cogido el esférico seis veces del fondo de la portería en estos seis encuentros.

Segunda diferencia: El Real Madrid no conoce la derrota en noviembre. Su balance es de tres victorias y un empate, con trece goles a favor y uno en contra. El Barcelona de Leo Messi, del dueño de la Davis y de Joan Gaspart, suma dos victorias, un empate y una derrota, con siete goles a favor y cinco en contra. Y ya el Atlético de Madrid, con el Cholismo por bandera y el resultadismo como escudo irrompible, colecciona una victoria, dos empates y una derrota en noviembre, con seis goles a favor y cinco en contra.

Tercera diferencia: Esta es intangible, aprovechando las portadas de 'Sport' y 'Mundo Deportivo'. El Real Madrid nunca puede sonreír ni sacar pecho por ganar jugando mal. Es una deshonra y poco menos que hay que disolver el club. En el Barcelona empiezan a aparecer algunas críticas por el paupérrimo juego del equipo -buena primera página de 'Sport' hoy-, pero siempre guarda ese comodín que les permite recibir un trato más o menos agradable por parte de ese entorno suave y sumiso. Del Atlético de Madrid mejor ni hablamos. Si gana, bombo y platillo. Si empata o pierde, titulares académicamente correctos y a otra cosa.

Cuarta diferencia: En el Real Madrid están teniendo buen tono todos los futbolistas, desde los titulares indiscutibles hasta los suplentes que de vez en cuando entran en las rotaciones de Zidane. Fede Valverde se ha hecho con el puesto, Modric, que venía siendo secundario, brilló ayer con luz propia, Rodrygo ha derribado la puerta, Benzema y Hazard son la pareja del año, Mendy cumple como el que más cuando Zidane decide apostar por él en lugar de Marcelo, Kroos es uno de los futbolistas más en forma del mundo. Todas las piezas encajan y la música suena de maravilla. En el Barcelona, aunque no se comente, ayer tuvo que entrar Rakitic de aquella manera cuando lleva semanas 'siendo traspasado' desde la propia prensa. Ansu Fati, que parecía héroe nacional, ya es suplentísimo para que puedan jugar juntos Messi, Griezmann, Suárez y compañía. El banquillo es un solar y Arthur hizo mal en discutir con Messi durante el Argentina-Brasil. Y el Atlético de Madrid es un puzzle sin acabar. Simeone no sabe si contar o no con Llorente, si darle galones o no a Herrera, si apostar por Saúl como eje o hacerlo bailar entre la medular y la banda izquierda...

Quinta diferencia: El apartado goleador está más y mejor repartido en el Real Madrid. Mientras en el Barcelona dependen de Messi y, en ocasiones, de Luis Suárez, y en el Atlético de Madrid rezan para evitar que Morata se constipe porque Diego Costa ni está ni se le espera y desde segunda línea no llegan los goles, en el Real Madrid el abanico es amplio y alentador. En noviembre, sin ir más lejos, han marcado Benzema (5), Rodrygo (3), Sergio Ramos (2), Fede Valverde (2) y Luka Modric.

Así las cosas, la prensa se pondrá a analizar el rendimiento de los tres equipos y a realizar comparaciones cuando el Real Madrid vuelva a caer. Este cuento ya lo hemos leído y siempre se repite la misma trama. Para terminar, nuestra más sincera enhorabuena a Rafa Nadal y Feliciano López por llevar a España a la final de la Copa Davis en un vibrante partido de dobles ante Gran Bretaña. Descomunal Nadal, que salvó lo insalvable -incluida una bola de set surrealista- para que Feliciano, que fue de menos a más, diera la puntilla a la imponente pareja británica. Última estación: Canadá. ¡A por ellos!