Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
El Real Madrid y la Copa América

El Real Madrid y la Copa América

Escrito por: Alberto Cosín22 junio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La edición número 46 de la historia de la Copa América se está disputando estos días en Brasil. El torneo sudamericano es el tercero más antiguo de selecciones tras el extinto British Home Championship y la competición en los JJOO. La primera vez que se reunieron varias selecciones sudamericanas para disputarse el trono continental fue en el ya lejano 1916 con sede en Argentina.

Hasta finales de los 80 y en la década de los 90 no se vio a los primeros futbolistas que acudieron a la Copa América jugando ya en el Real Madrid. Pero en las décadas anteriores varios jugadores que militaron con posterioridad en el club de Chamartín despuntaron en el torneo organizado por la CONMEBOL. Inauguraron esta lista Don Alfredo Di Stéfano y Britos, en 1947. ‘La Saeta Rubia’, al que apodaban por entonces en su país como ‘El Alemán’, contaba con 21 años y brilló en la Copa celebrada en Ecuador. Di Stéfano fue el máximo artillero de la albiceleste con seis goles (incluido un triplete a Colombia) y levantó el noveno título para su selección. Por su parte, Julio César Britos era un extremo diestro uruguayo de gran calidad que llegó al equipo madridista en 1953 para marcharse sin pena ni gloria en 1955. En suelo ecuatoriano actuó en seis choques y logró tres dianas.

En la década de los 50 le tocó el turno primero a un paraguayo: Juan Bautista Agüero. El guaraní era una joven promesa en su país que no llegaría al conjunto blanco hasta el año de la Sexta Copa de Europa. Su papel fue testimonial y dejó el club el verano siguiente. Acudió al Campeonato Sudamericano de 1955, donde solo tuvo minutos contra Chile. El año posterior, en la lista de Uruguay figuró Héctor Ramos, aunque no gozó de minutos en la victoria de su selección. El uruguayo era un medio de muy buena técnica que recomendó Santamaría al Real Madrid en 1958, pero no triunfó. Por último, Perú, en 1957, tuvo a tres futuros madridistas en las convocatorias de Argentina, Uruguay y Brasil. Rogelio Domínguez descolló en el marco de la albiceleste recibiendo seis tantos en todo el torneo y ayudando así a que Argentina alzase el trofeo. Por su parte, José Emilio Santamaría sobresalió en los campos de Lima con su seguridad atrás y elegancia. El gran desempeño de ambos resultaría vital para que fichasen por el equipo capitalino. Mientras que en la verde-amarela se encontraba Evaristo, un delantero de gran fortaleza y eficacia goleadora. El artillero fichó por el Real Madrid en 1962 tras militar en el Barça cuando sus mejores años habían pasado. Una clara demostración fue que en aquel torneo sudamericano acabó siendo máximo goleador brasileño con ocho dianas.

En 1959 se celebraron dos ediciones del Campeonato Sudamericano, el primero en Argentina y el segundo en Ecuador. Al primero asistió el brasileño Didí, uno de los fichajes más estrepitosos del Real Madrid. El carioca llegó con la vitola de crack, pero nunca se adaptó pese a su enorme calidad. En tierras argentinas realizó un fenomenal torneo con tres tantos incluidos y fue el paso definitivo a firmar por los merengues apenas cuatro meses después.

En los años 60, el único jugador vinculado con el Real Madrid que jugó una Copa América fue Oscar “Pinino” Más. El extremo izquierdo fue, junto a Netzer, el fichaje blanco en la apertura del mercado de traspasos para extranjeros en 1973. Con un cañón en su zurda estuvo un año a buen nivel, pero se marchó con la incorporación de Breitner. En el Sudamericano de 1967 de Uruguay anotó un gol en cuatro partidos. Le sucedió en la lista otro argentino ocho años más tarde: Jorge Valdano. En 1975, el rosarino entró en la convocatoria de Menotti con apenas 20 años y únicamente tuvo minutos en el partido de la liguilla de grupos en el que cayeron ante Brasil. Casi una década después ficharía por el Real Madrid para ganar tres Ligas y dos Copas de la UEFA.

En 1987 se repitió lo acontecido en 1967 y tres jugadores que se enfundarían la camiseta blanca del Real Madrid jugaron la Copa América de Argentina. En la albiceleste, Ruggeri, en la selección chilena, Iván Zamorano, y en el equipo brasileño, Ricardo Rocha. Ninguno se llevó el título, que fue para Uruguay. Ruggeri, eso sí, entraría en la historia como el primer jugador ya perteneciente al conjunto blanco que disputó un torneo sudamericano -en 1989- al consumarse su traspaso desde el Logroñés dos meses antes. Por su parte, Ricardo Rocha también jugó la de 1991 unas semanas antes de firmar por los madridistas, y Zamorano actuó ese año, luego en 1993 ya defendiendo al Real Madrid, y una última en 1999.

ruggeri fue el primer jugador que acudió
como merengue a la copa américa

En esas ediciones de principios de los 90 también tomaron parte otros dos futbolistas blancos, aunque lo hicieron en un momento donde no pertenecían a la entidad madridista. El colombiano Freddy Rincón, del que se esperó mucho con su traspaso pero pasó de puntillas por Madrid, actuó en la Copa América de 1991, 1993 y la de 1995 que le dio el espaldarazo para llegar a la capital de España. Mientras que Fernando Redondo, toda una institución madridista, tuvo la oportunidad de participar en la Copa América de 1993, la última hasta la fecha que ha conquistado la albiceleste.

Desde mediados de los 90 se han disparado las participaciones de futbolistas blancos en el Campeonato Sudamericano de selecciones. En la selección brasileña ha sido muy habitual ver a multitud de jugadores acudir a defender a su país y algunos también representando a los blancos. Roberto Carlos tiene en su bagaje cuatro participaciones en la Copa América, pero en las dos últimas, en 1997 y 1999, ya en la disciplina blanca, consiguió ganar el torneo. Además, en 1997, y compartiendo así el honor de ser el primer blanco campeón de Sudamérica, también se encontraba Ze Roberto. Savio y Ronaldo Nazario debutaron en la Copa América de 1995, y “El Fenómeno”, junto a Roberto Carlos, triunfó en 1997 y 1999. En esa misma escuadra figuraba Flavio Conceiçao antes de fichar por el equipo capitalino en el verano del 2000. Otros jugadores que pasaron por el torneo con pasado o futuro madridista fueron Emerson y Fabinho.

Por su parte, en el idilio de la Copa América con el Real Madrid hay que destacar a Robinho, que acudió en 2007 a Venezuela como una de las estrellas del conjunto blanco y se salió. Lideró a Brasil con seis goles, lo que le permitió ser máximo goleador y mejor jugador de la competición en la edición en la que su país ganó el octavo título de su historia. En aquel vestuario también estaba Julio Baptista (jugó ese año cedido en el Arsenal pero pertenecía al club merengue), que rindió a un nivel excepcional con un golazo en la final contra Argentina.

En la albiceleste también abundan los nombres de jugadores del Real Madrid. El arquero Bizzarri o Walter Samuel participaron en 1999, Javier Saviola en 2004, Heinze en 2004 y 2007, año en el que también lo hizo Esteban Cambiasso. Pero fue en 2011 cuando el Real Madrid copó con cuatro jugadores de la plantilla la convocatoria de Sergio Batista. El central Garay, el mediocentro Fernando Gago, el extremo zurdo Di María y el delantero Gonzalo Higuaín jugaron en la Copa América de su país, en la que cayeron en cuartos contra Uruguay.

En otros combinados del continente hay que mencionar a Uruguay, con Federico Magallanes, Pablo García y Carlos Diogo, tres futbolistas sin brillo en la capital. El mediapunta zurdo asistió a la Copa de América de 1999 ya como futbolista del Racing de Santander, el mediocentro lo hizo en esa edición y en 2007 cuando militaba como cedido por el Real Madrid en el Celta, mientras que el lateral derecho irrumpió en 2004, doce meses antes de firmar por los merengues y en 2007, cuando estaba a préstamo en el Real Zaragoza.

En la selección cafetera nos encontramos con el curioso asunto de Edwin Congo. El delantero colombiano apenas contó para los entrenadores que tuvo en la Casa Blanca, pero en 1999, una cinta de vídeo de un aficionado y un gol contra Argentina de tacón en la Copa América precipitaron su fichaje desde el Once Caldas. El otro colombiano es James Rodríguez, que participó en las ediciones de 2015 y 2016 cuando estaba enrolado en la entidad de Chamartín. Su mejor actuación fue en la Copa del Centenario, en la que rindió a un notable nivel con dos goles y un tercer lugar para Colombia.

Por último, comentar que, en aquella edición del Centenario, también jugaron Chicharito Hernández con México y Cristian Benavente con Perú. El delantero azteca, que había estado cedido en el curso 2014-2015, marcó una diana en la fase de grupos ante Jamaica, y el mediapunta de la ‘Blanquirroja’ tuvo su momento en los cuartos de la final al disputar diez minutos del tiempo reglamentario y toda la prórroga. Su caso también es llamativo porque nunca llegó a actuar con el primer equipo blanco, sino que lo más alto que alcanzó fue el Castilla tras entrar en la cantera con ocho años.

En la edición de este 2019 se encuentran en Brasil dos futbolistas de la actual plantilla como Casemiro, que disputa su tercera Copa América (representó al Porto en la primera y al Real Madrid en la segunda), y Fede Valverde, que se estrena en la competición con ‘La Celeste’. Además, el invitado -Japón- cuenta con Take Kubo, el último fichaje anunciado por el Real Madrid, en Brasil figura Eder Militao, que será presentado en unas semanas, y Colombia tiene a James, que regresa a Madrid tras dos años en el Bayern.

En cuanto al plano de técnicos emerge la figura del paraguayo Fleitas Solich. En el Real Madrid no finalizó la temporada 1959-1960, pero con Paraguay estuvo presente dirigiendo a su país en nueve Campeonatos Sudamericanos. El más recordado sin duda fue el de 1953, cuando ganó el título por única vez en la historia de la “Albirroja”. Además, en 1999, Vanderlei Luxemburgo guió a Brasil al sexto entorchado, y en 2007 el mítico Hugo Sánchez entrenó a México, que ocupó el tercer lugar. También merece un hueco la historia de Héctor Scarone. El uruguayo, que se sentó en el banquillo blanco desde 1950 a 1952, fue un legendario jugador que consiguió cuatro Campeonatos Sudamericanos y se convirtió en mejor jugador en la edición de 1917 y máximo goleador en 1927. Para concluir, en la actual Copa América se encuentra como seleccionador de Colombia el luso Carlos Queiroz, que estuvo en el Real Madrid en la campaña 2003-2004.

Alberto Cosín
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram