Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El 10 y 10 más

El 10 y 10 más

Escrito por: Quillo Barrios18 noviembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Me siento sucio, lo reconozco. Quiero confesarme, pero no he logrado contactar con el Padre Suances, así que lo haré por aquí. Es mi primera vez en algo así. Lo he ido madurando a lo largo de los últimos días. Incluso la ausencia de noches en vela durante el fin de semana me permitió despejar mi cabeza y pensar con mayor claridad. Pensar, ese verbo tan usado en la teoría y tan poco en la práctica. Porque, no nos engañemos, la mayoría somos impulsivos.

Quiero que juegue James Rodríguez el Clásico, quiero que sea titular. Deseo que Rafa Benítez piense lo mismo y lo ponga. Algo dentro de mí me dice que el entrenador del Real Madrid se equivocará si no incluye al colombiano en el once. “Como se le ocurra dejarlo fuera…”, deslicé entre susurros en un tono que parecía una amenaza silenciosa. Al rato me sentí mal por eso. Gracias a José Mourinho empecé a respetar la figura del entrenador, justo lo contrario a lo que leo entre líneas cuando me recuerdo a mí mismo suspirar por James.

James-Rodriguez-Real-Madrid

La semana pasada hablaba con un amigo y le decía que Rafa Benítez se metería en un lío muy gordo -a la vez que evitable- si dejase al colombiano en el banquillo el 21 de noviembre. Me sentí tertuliano de emisora intoxicada. Mi admiración por James -por su fútbol- me lleva a perder el guión que sin letras escribí en mi cabeza cuando alcancé a entender que un entrenador -cualquiera menos JIM o Pellegrini- sabe más que yo y no se tirará nunca piedras contra su propio tejado.

Por eso ahora me siento mal. Por eso ahora deseo confesarme. Pero a la vez que me confieso mediante estas letras escritas al lado de una taza vacía, mi cabeza dibuja la alineación del Real Madrid en el Clásico y el nombre de James aparece queriendo o sin querer. Hasta mi subconsciente aprueba este desafío que me planteo a mí mismo. Es todo un sí pero no. Un ángel y un demonio. Me faltan los muñequitos que suelen salir en las series de dibujos animados. Lo que nunca entendí es por qué el ángel sale en el hombro derecho y el demonio en el izquierdo. Algún día lo descubriré.

Volviendo al Clásico, sé que seré injusto a la vez que ventajista con Rafa Benítez. Si juega James Rodríguez y el Real Madrid gana es posible que se me escape algún “en el Sánchez Pizjuán se podría haber evitado la derrota”. Si no juega James Rodríguez y el Real Madrid no gana… qué os voy a contar. Al ir juntando letras en este párrafo me he dado cuenta que aficionados, columnistas, periodistas y analistas de medio pelo siempre tienen razón. Y si no la tienen, alguna excusa encontrarán. Esa excusa que no le compramos al entrenador de turno.

Así todo, y ya para terminar, tengo que ser sincero conmigo mismo -nos mentimos más a nosotros que a los demás- y con los que me leen. Seguiré defendiendo a Rafa Benítez pase lo que pase en el Clásico porque es el entrenador de mi equipo y sabe más que yo -y que vosotros- sobre fútbol.

Pero, por favor, ponme a James Rodríguez. El 10 y 10 más.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

7 comentarios en: El 10 y 10 más