Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Neymar viene y no viene

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Neymar viene y no viene

Escrito por: La Galerna18 julio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Llega un momento en que lo más generoso que puedes otorgar a los medios es la duda sobre si su incoherencia es propia, o por el contrarío consecuencia del contexto sobre el cual informan. Por supuesto, esta duda no es exclusiva de los medios deportivos y resulta exportable también a los generalistas, pero qué le vamos a hacer si lo que nos toca a nosotros cada mañana es comentar las primeras planas de la mejor prensa deportiva del mundo, según la llamó un ilustre periodista radiofónico cierto día en que se le fue la mano con la ayahuasca.

Ved por ejemplo esta portada de Mundo Deportivo. Nada tendría de particular si uno no estuviera en contacto diario con la prensa deportiva y no supiera, en consecuencia, que tanto Dembélé como Semedo (pero sobre todo el primero) llevan semanas y hasta meses en boca de todos como claras ventas del Barcelona en este verano, o bien como protagonistas de eventuales trueques con otros clubes para que otros jugadores puedan recalar en el equipo protagonista del córner más divertido de la historia de la Champions League.

Y es aquí donde os trasladamos la pregunta del comienzo. ¿La obvia incoherencia existente entre otras decenas de portadas anteriores y esta de hoy es 100% incoherencia de Mundo Deportivo, o es que en el mundo real Dembélé es un día transferible y al día siguiente intocable? ¿Esta portada, en absoluto contraste con tantas anteriores, es fruto de la esquizofrenia de Mundo Deportivo, de la del FC Barcelona o de la del mundo del fútbol en general? La respuesta probablemente sea el clásico “Todas las anteriores”. El hecho es que Dembélé, si nos atenemos a la prensa, se vende y no se vende a la vez, y se nos comunica que se vende y que no se vende sin alterar el gesto ni hacer mención al hecho de que cinco minutos antes se nos decía lo contrario. Definitivamente nos hacen (no solo Mundo Deportivo, sino en general) lo peor que pueden hacer a nuestra dignidad de potenciales lectores, esto es, tomarnos por redomados imbéciles.

De igual modo que Dembélé es a la vez intransferible y sujeto de 34 trueques diferentes para que venga Neymar, Neymar viene y a la vez no viene, según el día y lo que corresponda. Y no solamente Neymar viene y no viene, sino que algunas veces viene y no viene al Barça y otras veces viene y no viene al Madrid, lo cual ya abre un universo de combinaciones estadísticas que son para miccionar y no echar gota: es la prostatitis de la prensa deportiva, hermanos, la que cada día os traemos aquí para que estéis completamente desinformados y para que os convirtáis en serios candidatos a ingresar en Shutter Island junto a Leo (Di Caprio, no Messi, que el año que viene será y no será de nuevo compañero y rival de Neymar en el Barça y el Real Madrid, Messi que el año próximo será y a la vez no será compañero y rival de Dembélé en el Barça y en el PSG, respectiva y no respectivamente).

Para que terminéis de estar definitivamente desinformados, sí, os adjuntamos también las portadas de Marca y As. Conviene no tener ni puñetera idea de lo que sucede pero no de cualquier manera, sino del modo en que no tiene ni puñetera idea de lo que sucede  la prensa que en principio debería informarnos de lo que pasa pero se encuentra con la incoherencia permanente y exasperante de su entorno y con la suya propia, en una realimentación constante y portentosa.

Pasad un gran día.

PD: Valverde: "Queremos ganarlo todo con nuestro estilo". El Barça sigue hablando de un estilo propio, el que extravió hace tanto tiempo que la risa nos encoge el diafragma.