La Galerna

Sergio Ramos entra en la historia y Kipchoge la destroza

Hola a todos. Permitidnos empezar este 'Portanálisis' hablando de atletismo, algo inusual en esta publicación. De hecho, podría ser la primera vez en la historia de la sección que abordamos ese deporte. La hemeroteca nos dirá si estamos o no en lo cierto.

Apunten este nombre: Eliud Kipchoge. Ha sido capaz de completar una maratón en menos de dos horas. El tiempo exacto que empleó para recorrer el circuito del Prater de Viena fue 1.59:40. El keniata destrozó todos los registros dando sensación de suficiencia. Los cronistas hablan de unas condiciones favorables a nivel meteorológico y también en cuanto al piso, pero no cabe duda de que estamos ante una de las mayores gestas deportivas de todos los tiempos. Entendemos, pues, que la mayoría de periódicos españoles lleven a Kipchoge a la primera página.

Fuera del atletismo, y centrándonos ya en el fútbol, el protagonista indiscutible es Sergio Ramos, que se convirtió este sábado en el jugador español con más internacionalidades superando a su amigo Iker Casillas. El zaguero del Real Madrid ha disputado ya 168 partidos con el combinado nacional, de los cuales 125 han acabado con victoria. Además, y pese a ser defensa, su bagaje anotador es bastante positivo, ya que ha anotado 21 goles. A ello hay que sumarle el Mundial de 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2012. Un futbolista mayúsculo con un palmarés y unos números extraordinarios.

Por desgracia para Ramos, la felicidad no pudo ser completa debido al pinchazo de España en Noruega. La selección volvió a ofrecer un fútbol gris y dejó escapar un 0-1 en el descuento. Sin necesidad de hacer un gran encuentro, Odegaard y compañía minimizaron a los de Robert Moreno en una segunda mitad para olvidar. Si la primera fue difícil de digerir, la segunda resultó imposible directamente. Hacía años que La Roja no ilusionaba tan poco. Lo bueno es que, salvo hecatombe, estará presente en la Eurocopa de 2020, cita en la que intentarán mejorar la imagen ofrecida en los últimos torneos.

Finalizamos el 'Portanálisis' mirando a esos ojos tristes y apagados de Rakitic. El croata, indiscutible durante años en el Barcelona, ha pasado a un segundo plano para Ernesto Valverde. Hace días dijo que no está en la Ciudad Condal para dar paseos por la playa y ahora ya sabe que la maquinaría se ha puesto en marcha para ponerle el cartel de transferible. No quiso acogerse a la ley del silencio, así que esa mirada taciturna tendrá en el mes de enero una posible vía de escape.

Salir de la versión móvil