La Galerna

En el principio creó Piqué los cielos y la tierra

No he visto ninguno de los recientes partidos de la selección española de fútbol. Y creo que a este paso no voy a volver a ver ninguno más. Yo voy a ver al Madrid y punto. Se supone que tengo que divertirme con mi afición futbolera, así que no me va a quedar más remedio que apartarme de semejante toxicidad. Lo último, al parecer, tiene que ver con un corte de mangas y, cómo no, con Gerard Piqué, ese pobre chico "sano", como le describía Del Bosque, que siempre está, o le meten, en todas. No es que haya que prescindir de Gerard (#GerardQuedateHasta2058, aprovecho para impulsar el hashtag), y me dirijo directamente a los cavernícolas, sino de las mangas. Yo hubiera preferido que hubiesen sido las mangas las que anunciaran su retiro de la selección, por lo del corte, y de este modo no se daría pie a conflictos internacionales. Una manga diciendo que se retira es totalmente intrascendente en comparación a si lo dice Piqué, cuando se alcanza el momento exacto del Big Bang del Universo. Yo todavía veo pasar rozándome trocitos de planetas (incluido el catalán) y a cientos de Gerards subidos en ellos como cientos de surfistas idénticos e interestelares. Cómo ser Gerard Piqué no tiene respuesta porque, por si aún no lo saben, Gerard Piqué es único. Pero tampoco es para tanto. Los habrá que después de la enésima polémica con participación del famoso futbolista (aunque aquí me surge la duda: ¿qué es más Piqué, futbolista o polemista?) aprovechen para rendirse pleitesía a sí mismos a través de sesudos razonamientos que, curiosamente, suelen comenzar empollando un huevo y terminar con el nacimiento de un pollito Piqué traviesísimo y monísimo como surgido del ámbar que van dejando otros por el camino. Algunos quizá deberían cortarse un poco esa manga ancha. Y no me refiero sólo a Gerard Piqué, el protagonista de la Creación (sin su existencia no habría nada: "Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día y la noche..." (Génesis, 1:15), sino también a los que hacen camisetas y todo tipo de merchandising en uno y otro sentido con sus monerías, ya sean cortes de mangas, escupitajos y hasta peinetas con mensaje intrínseco o sin él.

Salir de la versión móvil