La Galerna

Las notas del Real Madrid, 3 - Atalanta, 1

Las notas del Real Madrid, 3 - Atalanta, 1

Courtois (6)

Un día plácido en la oficina, hasta que salvó con el pie un mano a mano con Zapata y se estiró inútilmente ante el golazo de falta de Muriel.

Nacho (6,5)

Aunque una de sus aventuras temerarias en los primeros compases pudo causarnos algún susto, el canterano completó un partido serio. Sorprendió a propios y extraños pisando con frecuencia el área rival.

Varane (7,5)

Omnipresente cuando peor lo pasó el Madrid en los primeros minutos donde lideró la defensa en lugar de Ramos. Solvente durante todo el encuentro.

Sergio Ramos (7)

Buen partido del Capitán. Correcto. Seguro al corte y eficaz como acostumbra en el juego aéreo. Galones en el penalti. Inapelable

Mendy (6)

Algo tosco desde su nueva posición de carrilero, pero infatigable durante los 90 minutos y capaz de servir buenos balones en profundidad a Vinicius

Lucas (7,5)

El Garrincha galego se atrevió con todo. Asistencia a Asensio.

Valverde (6)

No pareció en absoluto que llevara meses lesionado. Aportó el oxígeno de Casemiro. No es poco.

Modric (8)

Nuevo clínic del mago balcánico en giros y movimientos para batir rivales y superar líneas. Decisivo su robo y clarividencia para servir a Karim el primer gol de la noche.

Kroos (5,5)

Correcto, pero menos lúcido de lo habitual. Muy presionado por el Atalanta. Amonestado.

Benzema (7)

Pudo marcar alguno más pero ya no falla las ocasiones que nunca hay que fallar. Es el 9 del Madrid. No hay otro. Pero es que no hay otro igual.

Vini (8)

Nos recordó a aquel jugador que deslumbró con Solari y se echó a las espaldas a un Madrid en ruinas. Vuelve a atreverse. Sigue fallón, pero se mostró imparable por momentos e inasequible al desaliento ni a la desmoralización.

Militao (5)

Inadvertido. Dio descanso a Ramos. Correcto.

Rodrygo (5)

Dejó pinceladas de su clase. Nos supo a poco después de Vini.

Asensio (6)

Zurdazo marca de la casa en el primer y prácticamente único balón que tocó.

Zidane (7,5)

Insistió en los tres centrales y en constantes diagonales orientadas a descolocar a los italianos. Su equipo supo tirar de oficio cuando hubo que hacerlo. Ha desactivado tácticamente a Gasperini en toda la eliminatoria.

 

Fotografías: Imago