La Galerna

Mirotic, sepultado

Buenos días. Ayer portapsicoanalizábamos a Mirotic, junto a otros célebres madridistas que acabaron en orillas opuestas del rio (Barça, Atleti) para tornarse los más desaforados antimadridistas del planeta, o por ahí. Por si no tuvo bastante con nuestra dura sesión de diván matutina, el pobre Mirotic tuvo que pasar a la noche por una nueva derrota a manos de su ex-equipo, que en un partido loco terminó dando buena cuenta de su Barça (del de Mirotic) con unos sensacionales Randolph, Deck y Campazzo. La gran defensa practicada sobre Higgins y el propio Mirotic resultó clave en la victoria de los de Laso, que llegaron a perder una gran ventaja (con un parcial de 0-18 para los culés en el segundo cuarto) para luego recuperar lo perdido y terminar imponiéndose con toda justicia.

Mirotic, por su parte, tuvo que sufrir continuos insultos por parte de la parroquia blanca. No nos gusta que eso fuera así. Nada es comparable al ominoso y violento recibimiento a Figo en la noche del cochinillo, pero cualquier pálido recuerdo de aquello nos produce rechazo, aunque (insistimos) la cosa no fue ni la mitad de la mitad de la mitad de aquello. Mirotic es un infeliz y bastante tiene con lo suyo. “Ya veremos quién ríe cuando acabe mi carrera en el Barça”, parece que clamó al final. Aceptamos el reto, monín.

Poco de esto, sin duda importante en la actualidad deportiva del día, aparece en las portadas de hoy. Todas las primeras planas vienen con otros asuntos ocupando el centro, y reservan para el triunfo de los de Laso mínimos recuadros alusivos. Ni siquiera en el denigrante parón de las selecciones de fútbol, y con un Clásico de baloncesto por medio, logra el deporte de la canasta abrirse paso como principal argumento del día.

Marca y As están demasiado ocupados en rendir tributo a Lorenzo en el anuncio de su retirada (nos parece justo) como para atender apropiadamente al triunfo baloncestístico del Madrid. En cuanto a la prensa cataculé, se limita a rescatar asuntos menores que entierren lo suficiente la derrota de Mirotic. Los de Laso lo aniquilaron (deportivamente) y la prensa cataculé lo sepultó (mediáticamente). Argentina juega contra Brasil en el retorno de Messi, a quien Sport trae a primer plano con cara de James Bond etapa Daniel Craig, o sea, James Bond humanizado (no en vano Leo fracasa sistemáticamente con la albiceleste) y con un punto tormentoso. Mundo Deportivo, con tal de no hablar de Mirotic (o de no hacerlo a cinco columnas) nos alegra la mañana con Reinier. No os preocupéis, nosotros tampoco sabemos quién es, pero ganó en el último minuto la puja dentro del consejo de redacción de los de Godó. El otro finalista para ser portada fue un primo segundo de Fred Gwynne que vive en Hondarribia y ha ganado a su amigo Patxi en un encarnizado duelo de pelota vasca. Ambos fueron juzgados como más importantes que Mirotic en la actualidad deportiva del día. Hay que reconocer que, como sepultureros de sus propios fracasos, los cataculerinos no tienen precio.

Pasad un gran día.

Salir de la versión móvil