La Galerna

¿Pero Dembélé no era mejor que Neymar?

Buenos días. El Barcelona lleva tres partidos consecutivos sin ganar y alguien tiene que pagar los platos rotos. Ter Stegen no va a ser porque sin él estarían bastante peor de lo que están. Piqué, pese a su paupérrimo nivel, tampoco, ya que es el presidente en la sombra. Umtiti, Rakitic o Busquets, menos, sencillamente porque su nivel, dentro del bajón generalizado, es más o menos estable. Y ya tienen galones, claro. Y Messi y Suárez jamás pagarán los platos rotos. ¿Conclusión? Señalar a Dembélé.

El francés ha pasado de ser mejor que Neymar (portada de Sport del 21 de septiembre) a convertirse en el posible damnificado del bache que atraviesa el Barcelona. Es joven, ha llegado hace medio rato y no va a protestar si le toca comerse el marrón. Bien Valverde. Y bien 'Sport', que un día lo eleva a los altares y semana y media después lo tira en el banquillo como si fuera una chaqueta del chándal.

En 'Mundo Deportivo' no señalan a Dembélé, más que nada porque se han dado cuenta que Luis Suárez no marca fuera de casa en Champions League desde que el Real Madrid tenía diez 'Orejonas'. Tres años ya. Casi nada. Dicho esto, tampoco es que le estén lloviendo palos al uruguayo por su pobre estadística lejos del Camp Nou en Europa. Que Suárez no es Dembélé, hombre. Y tampoco el Real Madrid. Lo decimos porque, según 'Mundo Deportivo', el campeón de Europa tiene "urgencias". Las tiene en la competición en la que lleva reinando desde hace años. Urgencias. Luis Suárez no marca fuera de casa desde 2015 y el que tiene urgencias es el equipo que arrasó a un semifinalista de Champions hace bien poco. Maravilloso.

A todo esto, sí, hoy juega el Madrid en Moscú. Buscan los de Lopetegui la segunda victoria consecutiva en Champions League, tres puntos que le dejarían en una situación idílica de cara a la clasificación para octavos de final.

No estarán Sergio Ramos, Marcelo, Isco y Gareth Bale, por lo que veremos una alineación inédita, aunque, pese a ello, capaz de competir al máximo nivel en la competición que todos quieren ganar pero que siempre gana el mismo.

Salir de la versión móvil