Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Crónica madridista de liga azulgrana (desde Barcelona)

Crónica madridista de liga azulgrana (desde Barcelona)

Escrito por: Pepe Kollins28 abril, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ya saben ustedes que servidor es madridista y de Barcelona, como tantos otros cientos de miles en Cataluña. Es esta una condición muy especial como ya explicamos en un artículo en La Galerna hace tiempo. El madridista catalán siente y padece como cualquier otro de cualquier otra parte del mundo, pero con el plus de hacerlo en un contexto adverso que incrementa, por contraste, la intensidad de las emociones. Ayer fue así, pero mucho menos que otras veces.

Ya pude advertir, al salir a pasear por la tarde, que el ambiente de la calle no era el de otras ocasiones similares. A pocos minutos del comienzo del partido del Barça, bares y restaurantes no estaban abarrotados de gente con camisetas azulgranas. Pocas señales, o ninguna, invitaban a pensar que el equipo políticamente correcto de esta tierra estaba a punto de ganar un título. Las sensaciones se confirmaron de noche, cuando ya de vuelta a casa, me sobresalté al escuchar un estruendo. Se trataba de un cohete y tardé unos segundos en comprender su sentido. Había olvidado por completo al Barça y su liga, tal era el poco énfasis que se vivía a mi alrededor. Todavía alcancé a escuchar un petardo más. Y ahí quedó la cosa. Como quien gana un trofeo veraniego o quien da el chupinazo de inicio a lo realmente importante y que ellos esperan está por llegar (nos encomendamos a Klopp para que no sea así).

Me vino a la mente esa liga de 1990, la quinta consecutiva que ganó la Quinta del Buitre, en la que los jugadores apenas esbozaron una sonrisa en las celebraciones. Se alzaron campeones, saludaron desde el césped y se fueron a los vestuarios como si estuvieran fichando en el trabajo. Era un día más.

Algo de eso había ayer en Barcelona. Era un día más. Son ocho ligas de las últimas once y la fuerza de la costumbre tiende a rebajar la espontaneidad de la euforia. Así lo destacaron en la emisora de radio catalana de mayor audiencia.

 

“Canaletas se va vaciando. Un millar de personas han celebrado el título en la emblemática fuente”, rezaba un tuit del programa “Tu dirás”.

 

“Sábado por la noche. Hace poco más de un par de horas que ha acabado el partido. La vez que recuerdo Canaletas más floja”, apuntaba el periodista de esa casa, Marc Mundet.

 

 

Pero más allá de la pérdida de ilusión por la costumbre, es inevitable pensar, porque así flota en el ambiente en la ciudad Condal, que el efecto del 8 de 11 no ha conseguido restituir la afrenta del 4 de 5. Al igual que sucede con el Atlético de Madrid, un club que ya se siente satisfecho por quedar por encima de su rival, nada de lo que sucede en el Barcelona tiene valor por sí solo. El baremo siempre dependerá del contaste con lo que ocurra en Madrid. Y lo que ocurre es que el Real Madrid es el vigente tricampeón de Europa. Un target demasiado elevado como para restregarle una liga por la cara.

Corre además por Barcelona, la sensación, ya experimentada en la capital, de un tiempo que se acaba. El final de la carrera de, probablemente, los dos futbolistas más determinantes de la historia del fútbol (así lo corroboran las estadísticas) no podía ser de otro modo que traumático. El Real Madrid ya lo ha comenzado a sufrir. Y en Barcelona empiezan a asimilar que les queda poco margen para padecerlo también ellos. Se vive, por tanto, la angustia de quien sabe que le queda poco tiempo para tratar de sacar el mayor botín posible antes de que descienda el telón de Messi. Que suceda con un balance de copas de Europa negativo, es algo que ni todas las ligas del mundo podrían compensar.

 

Desde Barcelona, Pepe Kollins, para La Galerna.

Pepe Kollins
Redactor jefe de La Galerna @pepekollins

4 comentarios en: Crónica madridista de liga azulgrana (desde Barcelona)

  1. 8 robos en 11 años e interaron otra la que ganamos en Málaga ...el Hernández Hernández lo intento con penaltis pitados al favor del VARza...de risa dando patadas al suelo de Alba.. lo recuerdan?.. en fin así desde el 2004

  2. Messi ha ganado la liga. O eso da a entender el hecho de que le entregaran la copa a él y Messi, él solo sin nadie a su alrededor, la levantó con el resto del equipo muy lejos del jugador que sigue en crecimiento.
    Que diferencia de como lo hace Ramos, con todo el equipo junto y todos a la vez. El barca tiene otro estilo. Messi levanta la copa y los demás jugadores aplauden desde lejos, como si fueran parte del público. Iniesta no hacia esto, pero Messi no lo puede evitar, todos juegan para él, el entrenador hace lo que él quiere y el que gana es él. La liga de Messi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Se cumplen cinco años de uno de los momentos más emotivos de mi vida. Pero detrás del gol de Ramos y la Champions que lo cambió todo, había una historia disparatada que los amigos de @lagalerna_ me han pedido recordar: https://t.co/xIoiEkbbKL

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram