La Galerna

Cristiano, vuelve y no vuelvas

El análisis de las portadas de los periódicos deportivos de hoy

 

Buenos días. El rumor del retorno de Cristiano Ronaldo al Real Madrid, que nació hace tres días a raíz de sendos artículos de José Feliz Díaz en Marca y Manu Sáinz en As, sigue ronroneando como un gato de mirada inquietante. Es una de esas posibilidades ante las cuales uno no sabe qué sentir. Hay un inevitable cosquilleo de excitación ante el hipotético retorno del mejor jugador que han visto nuestros ojos sobre el césped del Bernabéu. Por otro lado, se sabe que segundas partes nunca fueron buenas, especialmente a cierta edad. Harrison Ford ya no esta para ser Indiana, y sentimos ante el inminente rodaje de su nueva aventura el mismo temblor histórico. Nadie debería posar sus sucias manos sobre el legado de Cristiano en el Real Madrid. Nadie ¿incluido el propio Cristiano?

Marca nos lo pone en el mismo plano que Mbappé y Haaland, en composición que parece remitir a la clásica representación de la evolución del homo sapiens desde que fue primate hasta que caminó erguido, con la particularidad de que aquí Haaland es el último y es precisamente el que menos erguido va. Se ha agachado para la foto, consciente de que los compañeros que tiene a su espalda no calzan su portentosa estatura. “La via Cristiano no altera los planes del Madrid”, dice Marca sonando algo críptico. ¿En qué punto está la “vía Cristiano”? Tenemos claro que el jugador, vía Mendes, está como loco por volver, aunque no sabemos si estaría dispuesto a apretarse el cinturón financiero como el Madrid le exigiría. Sabemos que la Juve está también loca por la música, con la necesidad imperiosa de liberar la ficha del portugués en la esperanza de que el nivel del agua baje de la altura del cuello. Pero ¿y el Madrid? ¿Le interesa al Madrid la operación?

Parecería que As nos estuviera oyendo y soltara esta portada desde la ventana del despacho de Vicente Jiménez para hacer su aportación al debate, con sus pros y cons como mandan los cánones.

Los apuntes de As, respecto a los puntos positivos y negativos de un teórico retorno del adonis de Madeira son acertados. No tendría sentido parafrasearlos ahora cuando los tenéis ahí, al alcance de vuestras pupilas. Es una situación muy particular esta. Nuestra impresión es que se trata de una operación que solo tendría verdadero sentido en un escenario en el cual el club hubiera fracasado en la contratación de las dos grandes y deseadísimas perlas francesa y noruega, respectivamente.

Ahora bien.

Al poco de la marcha de Cristiano, como recordaréis, el portugués soltó un desabrido “La Juventus es un verdadera familia”, se diría que tratando de establecer un agrio contraste con el Madrid. Este portanalista, al día siguiente, formó parte de un corrillo informal de periodistas que hacían preguntas a Florentino Pérez. Al ser inquirido acerca de esas palabras de CR7, el presidente espetó: “No sé por qué dice eso. Si va a volver”.

El que esto escribe interpretó que se refería a que Cristiano volvería algún día en calidad de embajador del club o con algún otro cargo propio de exjugador. ¿Puede ser que no? ¿Puede ser que ya entonces el presidente albergara el secreto e íntimo deseo de ver a Cristiano colgar las botas en el Bernabéu?

La prensa cataculé se congratula ante la opción, más que factible, de que el Barça duerma esta noche a solo cuatro puntos del líder. Hay que conceder a Koeman el mérito de haber aislado a su vestuario del fenomenal quilombo institucional en que ha estado sumido, y haber logrado que su equipo crezca sustancialmente en términos de juego y compromiso. Y ahí están, por encima del Madrid y soplando su aliento sobre la nuca del Atleti (qué visión más fisiológicamente perturbadora, ahora que lo pensamos).

Lo que nos llama la atención es la circunvalación que toma Mundo Deportivo para informar acerca de la dimisión del responsable del área económica de Laporta. “Eduard Romeu será el vice económico”. ¿Y por qué será Eduard Romeu el vice económico?, nos preguntamos anhelantes. ¿No será por ventura porque ha dimitido Jaume Giró, cuestión que Mundo Deportivo pasa por alto, acaso empavorecido ante la intuición de los monstruos viscosos que Girod habrá descubierto en los balances del Barça, y que le habrán obligado a dimitir?

Pasad un buen día.

Salir de la versión móvil