La Galerna

Björn Kuipers en el Real Madrid - Borussia Mönchengladbach

Arbitró el neerlandés Björn Kuipers

No fue un partido complicado, pero falló numerosas ocasiones en los detalles. Por ejemplo, en la ley de la ventaja, donde no la decretó en la primera mitad a favor de los blancos y en la segunda a favor de los alemanes en sendas jugadas merecedoras de ello. Al momento se disculpó.

Además, permitió la dureza visitante en demasía cuando merecieron alguna clara tarjeta amarilla en la primera mitad. Como en una entrada dura de Neuhaus o en un pisotón a Rodrygo en el que no pitó ni falta.

En las áreas no señaló penalti en una mano cuando un jugador del Gladbach estaba en el suelo. Hizo bien según la excepción de la norma. Y su juez de línea anuló un gol a Modric por offside claro previo de Varane.

En la segunda parte se decidió a amonestar al visitante Zakarya en las postrimerías del choque por un fuerte golpe a Kroos en un duelo aéreo.

Kuipers pudo tener una actuación fácilmente mejorable. El colegiado estuvo REGULAR.

 

Fotografías Getty Images.

Salir de la versión móvil