Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Así  Viví
Así viví la Sexta: Araquistain

Así viví la Sexta: Araquistain

Escrito por: José Araquistain11 mayo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Me produce mucho orgullo haber pertenecido a la única generación de madridistas que ganaron la Champions formando íntegramente con once españoles, ni un solo extranjero. La Sexta también me hizo especial ilusión porque habíamos perdido ya dos finales de Copa de Europa, habiendo jugado yo de titular la que se perdió 5-3 con el Benfica de Eusebio. Era un equipo muy potente el del mozambiqueño, que agarró a un Madrid dorado pero ya en decadencia. Al año siguiente perdimos también la Final contra el Ínter, en el que sería el último partido de Di Stéfano, aunque esa Final ya no la jugué yo por estar lesionado. La jugó Vicente.

¡De manera que a la tercera fue la vencida!

Éramos un equipo en transición tras una etapa brillantísima, y nadie esperaba que hiciéramos ese papel. Nadie esperaba que pudiéramos ganar el torneo. Conscientes de que nuestros puntos fuertes eran el coraje y la unidad, nos aplicamos a ellos hasta conseguir llegar a la Final de Bruselas.

La semifinal contra el Ínter fue extraordinaria. En el partido de ida, Betancort se lesionó y tuvo que aguantar hasta el final, al no estar aún los cambios contemplados por el reglamento. Por eso, en aquella época era imprescindible abstenerse de jugar si uno no estaba a tope. El equipo aguantó muy bien la adversidad, impidiendo al Ínter que se acercara a los dominios de su maltrecho portero. Al final ganamos 1-0, gol de Pirri.

La vuelta fue dramática. Nos adelantamos con un gol de Amancio, pero ellos empataron por medio de Facchetti y nos apretaron muchísimo. Betancort seguía lesionado, jugué yo y tuve que emplearme a modo. El Ínter, comenzado por Helenio Herrera, era el mejor equipo de Europa en ese momento.

No me sentía especialmente presionado, pese a haber jugado poco durante el año, pues el titular era Betancort. Pero yo ya llevaba años en el Madrid y tenía experiencia. Había jugado ya una Final, como decía antes. Ya tenía una trayectoria. Siempre estaba preparado. Nervios siempre hay, eso sí. Y además ese campo, el del Ínter, era una caja de cerillas. La grada era muy vertical. Sentías al público muy encima. Y nos tiraban de todo. Recuerdo que en un momento dado, en un córner, recogí del suelo el ferodo de un freno. Eran otros tiempos. Nada de cogerlo e irte a llorar al delegado de campo, como ahora. Lo dejabas en un rinconcito y a jugar. Ni pío.

Pero hicimos un buen partido y, aunque el Ínter nos acorraló, aguantamos estupendamente. Yo tuve que intervenir mucho, como digo, sobre todo hacia el final.

Para la final, Betancort estaba ya recuperado. Sin embargo, Miguel Muñoz siguió apostando por mí. Supongo que, obviamente, estaba muy satisfecho con mi actuación en Milán.

Había cierta presión en aquella Final, pero tampoco eso nos hacía sufrir mucho. Ten en cuenta que, por otro lado, nadie contaba con que llegaríamos a Bruselas. Salimos a jugar tranquilos.

Del Partizan no sabíamos mucho. Algún técnico del club había ido a verlos jugar y había elaborado algún informe, pero poca cosa. Fuimos a lo nuestro. A luchar y a estar bien armados. Es lo que nos decía Gento en el vestuario. Él ya había ganado el título cinco veces nada menos (al igual que Pachín, Santamaría y Puskas, que aún estaban en la plantilla) y nos decía justamente eso: que nosotros a lo nuestro. Y mira por dónde: nos volvimos con la Copa.

En el partido se sufrió porque el Partizan se adelantó. Sin embargo, una gran jugada de Amancio supuso el empate, y un chutazo lejano de Serena la victoria.

El jolgorio en el vestuario fue tremendo, como lo fue la vuelta en el avión. No ha habido una alegría mayor. Aunque, claro, algunos eran más dicharacheros que otros. Algunos lo exteriorizaban mucho y otros, como Gento, lo llevaban más bien por dentro.

Desgraciadamente, faltan muchos de mis compañeros para disfrutar de un aniversario como el de hoy.

 

ÍNDICE, ASÍ VIVÍ

Así viví la Primera: Paco Gento

Así viví la Segunda: Andrés Amorós

Así viví la Tercera: José Emilio Santamaría

Así viví la Cuarta: José Emilio Santamaría

Así viví la Quinta: Canario

Así viví la Quinta: Luis Miguel Beneyto

Así viví la Sexta: “Pirri”

Así viví la Sexta: José Araquistain

Así viví la Séptima: Pedja Mijatovic

Así viví la Octava: Steve McManaman

Así viví la Novena: Roberto Carlos

Así viví la Novena: Luís Alberto de Cuenca

Así viví la Décima: Juanma Rodríguez

Así viví la Décima: Vicente Ruiz

Así viví la Undécima: Álvaro Arbeloa

Así viví la Duodécima: Antonio Esteva

Así viví la Decimotercera: Jesús Bengoechea

 

 

José Araquistain
Portero de la Real Sociedad y del Real Madrid y campeón de Liga por 6 veces, de Copa por 1 y de Copa de Europa por 1 (la Sexta) con el club blanco.

2 comentarios en: Así viví la Sexta: Araquistain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

A veces, el trabajo de Kroos parece invisible. Pues @10Kundera ha puesto los focos del Bernabéu sobre él para explicarlo magníficamente en @lagalerna_

https://t.co/ohsgVvfJyY

¿Está Rolex en el negocio de la relojería? Más bien en el del lujo. Pero haría mal si ignorara que vende lujo porque hace relojes.
A cuento de esto de Lurker: «En realidad, el Real Madrid se dedica a la producción de felicidad»
FLOR AND TINO https://t.co/tb94sweqaq @lagalerna_

“El Real Madrid no compite con otros clubes de fútbol, sino con Spielberg, el Circo del Sol y Les Luthiers”.

“Flor and tino”, acaso el mejor artículo hasta la fecha de Federico García Lurker.

https://t.co/x97FaAmSbg

Vía @lagalerna_

Toni Kroos recupera un balón en las costillas del campo https://t.co/JSQ1qyjhYq @lagalerna_

A mí con lo que escribe @delasherasmario me pasa lo que a él con el @realmadrid.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram