Quiero un Madrid pequeño

5

 

La Galerna es disfrutada cada vez por más lectores, que en su mayoría ya estarán curados de espanto en cuanto a los arbitrajes adversos que muy frecuentemente sufre el Real Madrid. No vamos a entrar en detalles de cuántos, ni desde cuándo. Nosotros lo sabemos de sobra. Y sería conveniente que los demás también comenzaran a percatarse de esa circunstancia, pero es cosa difícil, habida cuenta de la escasez de información que los grandes medios ofrecen al respecto al gran público.

Gran público que inconscientemente sigue utilizando los mantras que esos medios han convertido en una constante. Clichés como “los árbitros siempre favorecen a los grandes”, “los equipos grandes no deberían quejarse”, “los árbitros unas veces te dan y otras te quitan”, son muy comunes y están en boca de cualquier ciudadano futbolero siempre que surge una conversación al respecto.

Y por supuesto, cuando en España se habla de los “grandes”, inevitablemente se refieren al Real Madrid y al FC Barcelona principalmente.

¿Pero todo eso es cierto? Nosotros sabemos que no. Nosotros sabemos que uno de esos dos grandes no siempre es favorecido, más bien al contrario, a diferencia de lo que suele ocurrirle al otro. Existen numerosas pruebas documentales y estadísticas que nosotros conocemos y que demuestran que uno de esos dos grandes goza de una excelente salud arbitral, mientras que el otro debería apresurarse en acudir a urgencias al hospital más próximo…

Nosotros, lectores de La Galerna, lo sabemos. Pero la mayoría de los demás no. Y para que los demás se enteren hay que levantar la voz. Hay que hacerse oír. Y la única manera de hacerse oír es quejándose cuando sea menester hacerlo. Sin complejos.

“Los árbitros unas veces te dan y otras te quitan”

Y qué más me da que me “den” un penalti injusto a mi favor, cuando ya voy ganando 4-0 en un partido, si luego me “quitan” otro penalti de libro justo cuando más falta me hace, en un partido que finalmente acaba en empate o en derrota… El primer caso es un “error” arbitral que no solo no me beneficia, sino que además sirve de combustible para seguir alimentando ese otro mantra de que “Al Madrid le favorecen los árbitros”; mientras que el segundo caso es un “error” arbitral que supone puntos de menos, muy necesarios para ganar Ligas ajustadas como las que no hemos podido ganar en los últimos años…

“Los árbitros siempre favorecen a los grandes”.

Pues entonces habrá que sacar de la ecuación de los grandes al Real Madrid, porque si no la máxima no se cumple.

“Los equipos grandes no deberían quejarse”.

Frase que sospecho que se suele utilizar en vez de “El Real Madrid no debería quejarse”, para no herir sensibilidades de nadie, pues cuando es el Barcelona quien se queja esta frase no se escucha tan a menudo…

No vamos a enumerar los errores arbitrales que han perjudicado seriamente al Real Madrid en este comienzo de Liga. Nosotros, lectores de La Galerna, los conocemos. La mayoría de los demás, no. O no quieren conocerlos, como les ocurre a los hipocondríacos, que no acuden al médico por si acaso se enteran de que están enfermos. Errores arbitrales que tristemente recuerdan en tiempo y forma a los de Ligas pasadas, de infausto recuerdo final para los madridistas. Y tenemos todo el derecho del mundo a protestar y a quejarnos.

Pero algunos comunicadores de sobra conocidos, siguen tirando de la “mantra”. Cuya última modalidad consiste en que “quejarse es de equipos pequeños”…

Tal vez piensan que la mentalidad de un madridista es tan corta y a la vez tan altiva y soberbia que, con tal de no “empequeñecernos”, seguiremos sin abrir la boca para que la vida siga igual. Igual de bien para algunos e igual de mal para nosotros.

No tenemos derecho a quejarnos por el arbitraje claramente perjudicial para los intereses blancos del partido Real Madrid – Levante. Quejas que han surgido principalmente desde la afición, no desde el club. Y se está intentando avergonzar y sacar los colores a esa afición, indicándoles que eso es propio de equipos pequeños. Que la diferencia de potencial entre un club y otro es tal que no hay que buscar excusas en el arbitraje. Que autocrítica y nada más.

Estos reproches por osar protestar, parte de la prensa a la afición, no recuerdo que se hicieran tras aquel famoso gol fantasma del partido Betis – Barcelona, a pesar de que las indignadas quejas por parte de toda la familia culé aún se escuchan a día de hoy.

Como diría Petete en su Libro Gordo: “La doble vara te enseña; la doble vara entretiene; y yo te digo contento: te doy con ella en los dientes…”

El caso es que las protestas del madridismo parecen indignar, desconcertar – ¿tal vez preocupar? – a un buen montón de gente, entre los que también podemos contar bastantes aleccionados madridistas de los de “el señorío ante todo” y de “el Madrid tiene que ganar a cualquiera hasta con los pies atados”.

Y esa reacción de protesta del madridismo hay que intentar contrarrestarla de alguna manera. ¿Picando el amor propio tal vez?

– ¡Si protestas es que eres “pequeño”! ¡Eres un llorón! ¡Actúas como los culés hace décadas!

Pues bien, desde hoy mismo, un servidor piensa considerar a todos los efectos que el Real Madrid es un equipo “pequeño”. Y no me van a doler prendas. Podré quejarme amargamente de cualquier arbitraje sin que ningún gurú venga a decirme que no tengo derecho a hacerlo, o a intentar menospreciarme por ello en el vano intento de herir mi orgullo. A partir de ahora, mi único orgullo será el que sentiré cada vez que el Madrid gane en buena lid. Y no el que otros quieran imponerme o etiquetarme.

Soy del Real Madrid. Soy de un equipo pequeño.

 

 

 

5 COMENTARIOS

  1. El Madrid lo que tiene que hacer es quejarse con todas sus fuerzas y montar una tremenda zaragata cada vez que sea perjudicado. El que calla otorga y dejar de hacer lo conveniente por el que dirán, es de acomplejados . El Madrid tiene una tele propia y en su beneficio debe de usarla, no sólo hacer programas de jijijaja. De esos ya hay muchos por ahí.
    Entre las astracanadas del Chiricirco y esa especie de concilio de Trento que es el programa de Axel Torres, el club, (nunca ví un club más aburrido) tiene que haber un espacio para un programa deportivo diferente y en clave madridista.

    • En ese sentido, Real Madrid TV esta haciendo los deberes hace meses, por lo menos desde primavera. Se sacan uno a uno todos los errores arbitrales que nos perjudican, y se critica con dureza el excelente estado de forma arbitral del Barcelona. Hay muchas tertulias donde ocurre lo que cuento.
      Lo que falta en ese medio es algo más de autocrítica, pero es normal, ya están los demás para atizarnos.

  2. Vale que nos perjudicaron.
    Pero, para variar, podríamos hablar de lo que hicimos mal y de cómo evitar repetirlo.
    Porque sabemos que ese partido, con ese arbitraje, lo tendríamos que haber ganado igual.

  3. Buenas tardes, estoy con usted con la forma pero no con el fondo del artículo, porque no sirve de
    nada que demos la ” matraca” los lunes y martes, si en los medios de comunicación y en la tele
    oficial del club, ni el presidente, ni los directivos, ni el Sr Butragueño, ni los capitanes han dicho
    esta boca es mí al final del partidos en las entrevistas pertinentes, yo fui el primero que empezó
    dando la ” vara” nada más nacer La Galerna con el tema de los arbitrajes, afeando a los Porta
    Analistas, que pasasen de puntillas sobre asunto tan grave, afortunadamente la línea editorial
    cambió y hoy el Porta Análisis suele ser contundente, al final, me he dado cuenta que como
    desde el club y sus instancias oficiales no encabecen la campaña por una labor arbitral justa
    lo que usted y yo comentemos no sirve de nada, un desahogo y poco más. Este tema tiene mala
    solución dada la conjura de cobardes y la conspiración de silencio que nos dirige. Algo inaudito
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí