Messi desvirtuado

19

El último Barcelona-Real Madrid nos dejó muchas confirmaciones: por ejemplo, que bajo Zidane, y resultados aparte, los nuestros se han sacudido del todo los restos de esa intimidación que por temporadas les producía el “estilo La Masia”, tortura china ya casi en desuso, y hoy vuelven a imponer sobre los blaugranas su jerarquía de siempre. Por ejemplo, que estamos listos para el 26, pase lo que pase. Por ejemplo, que Hernández Hernández quizá no tenga vergüenza pero sí una alergia grave, y al oler cierto color se le cierran los alveolos y no puede soplar el pito. Por ejemplo, que cuando un día Piqué se retire del fútbol le quedarán secuelas de veterano en las rodillas pero mantendrá el cerebro intacto, con la edad mental de un culé de 5 años. Pero también fue el partido en que por fin Messi se hizo musa de una de estas divagaciones mías que algunos de ustedes me hacen la caridad de leer.

Porque Lionel Messi, el mejor jugador del mundo para los amigos, a mí nunca me decía nada. No hablo ahora de sus virtudes futbolísticas, de hecho no suelo pronunciarme sobre temas técnicos por puro conocimiento de mis limitaciones. Aun así, qué duda cabe que Messi sabe lo que hace con los pies, posiblemente mejor que nadie. Todas las virtudes que le atribuyen los que entienden de fútbol son ciertas, solo que en mi gremio a eso no lo llamamos virtudes. Son dones. Los dones, cuando son portentosos o excepcionales, deleitan, asombran, producen sana envidia, pero sea cual sea su magnitud, carecen del más mínimo mérito. No puedes vanagloriarte de tener buena planta, o una voz privilegiada, o de haber nacido en tu terruño, a no ser que seas completamente tonto. No hay mucho que decir de los dones desde un punto de vista moral, salvo quizá lamentar que no estén mejor repartidos. Las virtudes, en cambio, han sido tema de reflexión inagotable de los mayores sabios. La virtud es todo lo contrario del don: a la virtud se llega tras un laborioso esfuerzo, no se recibe sino que se amerita, y por eso es admirable, cosa que el don nunca es. Por eso también la envidia de la virtud jamás es sana sino rencorosa, porque quien envidia una virtud se confiesa a sí mismo su propia desidia para alcanzarla. Nadie nace con el don de eso que los griegos llamaron areté, los latinos tradujeron como virtus y en castellano tiene por mejor nombre excelencia. Antes de que los espíritus estreñidos se apropiaran del lenguaje, vivir virtuosamente significaba ser un virtuoso en el arte de la vida, un atleta moral, y a eso no llegas si no le echas muchas horas.

En este sentido, y restringiendo la vida al fútbol, el contraste entre Messi y Cristiano Ronaldo creo que salta a la vista. Dicen de Messi que puede ganar él solo un partido cuando quiera: eso es un don. Cristiano quiere ganarlos absolutamente todos: eso es una virtud. Parece que Messi con 12 años ya poseía el talento natural del futbolista que es hoy, es su don; Cristiano a la misma edad seguramente tenía dotes excepcionales para el deporte, pero construir con ellas un futbolista estratosférico como CR7 y no cualquier otra cosa, quién sabe si igualmente estratosférica, ha sido su virtud. Por eso, y no porque se sea madridista, hay que admirar siempre a Cristiano Ronaldo, la excelencia hecha fútbol.

Dicen de Messi que puede ganar él solo un partido cuando quiera: eso es un don. Cristiano quiere ganarlos absolutamente todos: eso es una virtud.

En Messi, en cambio, nunca he sabido qué admirar, y en esto nada tiene que ver que yo sea madridista porque estoy convencido de que lo mismo les ha pasado siempre a los barcelonistas. Tampoco a ellos les ha dicho nunca nada. Por un tiempo debieron de pensar que el genio era tímido, hasta que por fin tuvieron que aceptar que era sencillamente mudo. Trataron entonces de fabricarle unas virtudes a las que poder remitir su comprensible necesidad de admiración. A muchos argentinos les ocurría lo mismo, copio aquí el retrato robot que hace un par de años intentó confeccionarle un columnista de aquellos pagos: “el liderazgo del capitán del seleccionado argentino se sostiene sobre la humildad, el deseo constante de superación, el respeto por los rivales, la austeridad verbal, la lealtad a sus camisetas” (añadan ustedes mismos el tonillo del NO-DO si quieren). Sonaba suficientemente tópico y, como traje, no parecía muy difícil de vestir, pero Messi seguía sin dar muestras de querer acaudillar nada: renunciaba desmoralizado a su selección, se hacía esperar en cada renovación con su equipo, apuntaba desplantes de desprecio o de soberbia en el campo, y la austeridad verbal parecía cada vez más el eufemismo de una incapacidad constitutiva para comunicar algo. En fin, no quedaba otra, a grandes males grandes remedios: si no había forma de admirarle, habría que pasar directamente a reverenciarle. Aquel enano genial que una vez fue bautizado con cariño como “La Pulga” subió un buen día a las rendidas portadas catalanas transfigurado en “Dios”. Dios no es admirable, carece de virtudes, y tampoco habla mucho, pero va de suyo que es el mejor. Asunto resuelto.

Asunto resuelto para los devotos, claro, porque esto a Messi tuvo que dejarle de lo más confuso. ¿Debo ser humilde y Dios al mismo tiempo? ¿Qué esperan ahora estas gentes de mí? ¿Y qué esperar yo de mí mismo? Me fijé mucho en los primeros planos de Messi en el último clásico, se le ha puesto una terribilidad ceñuda en la mirada, como de Zeus tonante, o puede que solo de estupor trágico. Es verdad que era una situación de lo más violenta para Dios, teniendo que saltar a su propio campo convertido en mero sparring de un Real Madrid camino otra vez de su propio e inaccesible olimpo. El partido tuvo ribetes de mitomaquia: vimos a Dios embistiendo con rabia las patas del centauro Ramos y golpeando sin tino las espaldas aladas de Marcelo, supimos que persiguió al sumo sacerdote hasta el Tártaro del túnel de vestuarios para demandarle a gritos más sacrificios. Y gracias a este precisamente, que propició que desplumaran al gallo Varane y le dieran un hachazo, lo pudimos contemplar al fin en plena epifanía: tras manifestarse en un gol digno de sus dones, posó mayestático ante la grada, testa alzada y brazos extendidos, para bañarse en adoración.

No me sorprendió nada que luego nuestros jugadores no quisieran cargar demasiado las tintas en sus declaraciones. La sensación era que allí se había ganado todo lo que se había ido a ganar. No era el día de llamar a las puertas del cielo, todavía no. En cuanto al Barcelona, dejémosle seguir instalado en el suyo privado, donde reina un Messi al fin elocuente cuyos maravillosos dones parecen dispensarle ya de toda aspiración a la virtud.

Número 2

Compartir
Artículo anteriorQueremos tanto a Bale
Artículo siguienteImbatibilijá
Ángel, el segundo de los Faerna, es profesor de universidad. Procura enseñar Filosofía sin hacer más daño del inevitable. Su especialidad, si acaso, es la epistemología y el pensamiento clásico norteamericano, extravagancia que compensa con una desmedida afición por los buenos arroces.

19 COMENTARIOS

  1. Messi: Mundial 2006: 1 gol; Mundial 2010: 0 goles 0 asistencias; copa America 2011: 0 goles 1 asistencia; 4 finales perdidas con su selección con 0 goles 0 asistencias; 8 eliminaciones con el Barça en Champions con 0 goles y solo 1 asistencia en esas eliminaciones. Pregunto: es realmente Messi el mejor del mundo como algunos y cada vez menos lo dicen? o solo es el que juega mas bonito? Que es ser un mejor jugador del mundo?
    Realmente Messi es muy talentoso y juega muy vistoso, pero no es el mejor del mundo porque de la misma manera que no es el mejor alumno del aula el mas inteligente sino el que ademas de la cuota necesaria de inteligencia estudia mas que lo demas, igualmente no es el mejor del mundo el de mayor talento y juega mas bonito sino el que ademas de jugar bien y poseer buena medida de talento a ello le añade la cuota de esfuerzo y sacrificio dentro y fuera del campo y sobresale por sobre el resto por caracter y liderazgo aunado a la calidad tecnica en los momentos y situaciones donde sobresalen los Grandes.
    Messi no es el mejor; CR es el mejor; CR no es como Messi que solo es talento y que solo luce en ambientes mimados y en partidos de baja presión; CR tambien ha sabido ser un jugador vistoso y todo un espectaculo verle jugar, pero a esa vistosidad CR le añadió garra y liderazgo para en los momentos mas dificiles y en los escenarios mas complicados apuntalar sus dones de jugador y lucir esas virtudes de competidor fiable que le han hecho ser reconocido indiscutiblemente y sin dudas como el mejor del mundo por los que asi le consideran.
    CR tiene tecnica, domina el balon con cualquier parte de su cuerpo, juega y remata con ambos perfiles y de cabeza y desde cualquier posición del campo y a cualquier distancia de porteria, CR posee gran visión de juego para intuir por donde va la jugada antes que nadie, CR gran asistidor, ha jugado de mediocampista externo, de extremo, de delantero de todo el frente de ataque y de delantero de área segunda punta, y en todas esas posiciones ha brillado con luz propia, CR posee gran fisico para mantener la regularidad toda su carrera, y tambien posee gran fortaleza animica para liderar; osea un jugador completisimo, lo tiene todo.
    Y Messi es solo exhibición en tiempos de paz, mientras CR aparece justamente cuando se desata la guerra.
    Ya basta de decir que Messi es el mejor y que los dones y todo eso; respeto la opinión de todos, pero igualmente pediria que respetaran la realidad ante la que estamos.
    CR7 IS THE BEST!

  2. Qué puedo decir ante este artículo salvo que he disfrutado muchísimo….me ha encantado….a mí esto del palabreo siempre me ha gustado mucho y mucho más cuando son tan profundas…… estas reflexiones filosóficas no sólo están bien hechas sino que te señalan el camino para ser más justa en tus juicios o eso creo yo…….gracias a ellas he llegado a admirar a Cristiano en su justa medida………me han abierto los ojos y me han hecho distinguir entre el don y la virtud…entre otras muchas cosas….desde que leo a tanto filósofo por aquí yo me he rendido de manera definitiva y sin fisuras a nuestra estrella….hablo de cuestiones estrictamente futbolísticas, no estoy entrando en temas de simpatía en los que por supuesto donde esté nuestro querido y sincero Cristiano que se quite el taimado y bicho culé…

    Por aquí tenemos un lector-filósofo que me hizo ver también el error de caer en la trampa del gen ganador del Madrid…..el gen es no es tan romántico como nos lo venden, es un como el don….y eso resta muchos méritos al que se esfuerza y afana en algo….lo voy pillando jeje…

    Los filósofos al tiempo que admiración me provocan un poco de miedo y respeto jajaajajaja…. porque ya se sabe que son más quisquillosos con las palabras que los lingüistas…. Una dice una palabra y enseguida te hacen ver que la estás usando de manera superficial, por su simple definición …jeje…y tienes miedo de defenderte porque te meten en una discusión filosófica, que es como un bucle o un diagrama del que no sales y si te dejan salir es por compasión, pero desde luego ya no eres la misma persona jajaajajaj… ;).

    Saludos

    • De verdad que lo mío tiene delito….soy incapaz de escribir un párrafo con una sintaxis más o menos legible…y aunque suene a disculpa mi mente va mucho más rápida que mis dedos y estos no es que sean lentos…os aseguro que soy muy rápida…..pero mentalmente voy a escribir una cosa y rectifico sobre el camino pero al final no miro atrás y no corrijo…..es “asín”….esto quería poner en el 2º párrafo:

      * el gen no es tan romántico como nos lo venden…

      * es como el don….

      Ya están las rectificaciones, aunque no sé si hacen faltan, porque lo que sí hay en la galerna es gente muy inteligente que me entienden incluso a mí jajajajaja 😉

      Saludos a todos

      • Estimada Paz:
        Desde la humildat –como diría Jardiner- que me brinda mi condición de profesor de secundaria, le puedo decir que no es la intención de la filosofía meter a nadie en un “bucle” o “diagrama” del que no se pueda salir. Antes al contrario, la finalidad de la filosofía es esclarecer las cosas, hacer saltar las verdades agazapadas y ponerlas desnudas a la vista de todos. Para llevar a buen puerto tan noble causa la filosofía acuña conceptos, que no son más que herramientas de disección de la realidad, y de los cuales Ortega Y Gasset, nuestro más insigne filósofo, dejó dicho que son “claridad dentro de la vida, luz derramada sobre las cosas”. Ya ve usted que la filosofía huye de la artimaña y del enredo en la misma medida en que Piqué los persigue.
        Dicho esto hay que dejar bien claro que la mayor parte de las verdades –si se pueden llamar así- a las que llega la filosofía son indemostrables. Muy diferentes son las verdades de la ciencia, las cuales se pueden comprobar fácilmente confrontándolas con la realidad. Así, si la ciencia dice que “el agua disuelve las sales”, sólo tenemos que verter un puñado de sal común en el agua y observar si el líquido elemento disuelve el NaCl. Puesto que lo hace, el juicio “el agua disuelve las sales” es verdadero.
        Como decía, los problemas de la filosofía son reacios a este tipo de contrastación experimental. El valor de un sistema filosófico reside en la calidad de los argumentos que lo sustentan, en la trabazón lógica sobre la que descansa. Pero no se debe olvidar que los problemas propios de la filosofía carecen de solución. Pero sucede que son problemas tan importantes, a la vez que acuciantes, que no podemos dejar de planteárnoslos y rumiar sobre de ellos de continuo. ¿Quién puede dejar de hacerse preguntas acerca de temas tan trascendentales como qué es la verdad, cuál es la organización política más justa, cuál es el sentido de nuestra existencia o qué debo hacer para ser éticamente intachable?
        Afortunadamente, el problema filosófico que el señor Faerna nos trae hoy es de menos enjundia filosófica y podemos opinar sobre él sin ruborizarnos. Se trata del proceso de deificación de Lionel Messi. Defiende aquí el señor Faerna, y lo hace magistralmente, con una erudición y estilo envidiables, que el barcelonismo y prens afín colocan la aureola divina sobre la testa de Messi cuando le adivinan una personalidad huera, un alma discreta en lo tocante a las virtudes éticas, un eco lastimero que sólo abandona el quejido al olor y al sabor del choripán. Ya sabe usted que el otro día defendí un origen muy distinto al aquí esbozado por el señor Faerna. Por recordarlo brevemente se trataría de endiosar a Messi como una imagen especular de signo contrario a Cristiano en un juego de inversión de valores en el que los azulgranas representan el Bien Absoluto frente a Mal Absoluto madridista. En ese juego perverso –en cuanto tratan de hundir al Madrid en la más absoluta de las miserias- van creando parejas antagónicas, contravalores con los que atizar al Real Madrid:
        – Tiki-taka (sumun de la técnica y la táctica) vs contraataque (cosa de atletas y de improvisación).
        – Cantera (producto de la planificación y del buen hacer) vs cartera (cosa de dinero sin mérito alguno).
        – Liga (fruto de la constancia, el esfuerzo y el sacrificio a lo largo de un año) vs Champions League (fruto de la suerte en un puñado de partidos).
        – Guardiola (Predicador, Pastor) vs Mourinho (líder de secta satánica).
        – Messi (Dios) vs Cristiano (Satán).
        ¿Quién tiene razón? ¿Cuál de las dos teorías es la correcta? ¿Cómo demonios comprobar cuál de las dos es más válida? Comprenderá usted que es imposible averiguarlo. Podría intentar buscar en la realidad algún refuerzo a mi hipótesis; por ejemplo, sería muy revelador si fuese el caso que a Messi comenzaran a divinizarlo no cuando ganó el quinto Balón de Oro sino posteriormente, cuando Cristiano comenzó a encadenar Balones de Oro y había que crear un contravalor respecto a ese demonio, paradójicamente llamado Cristiano.
        Pero aunque esto fuera así, al fin y al cabo nada sería concluyente. Típico problema filosófico.
        Un saludo

  3. ¿Se puede calificar este texto de filosóficamente sublime?
    Si se puede hacer, lo hago.
    ¡Qué gusto da leer artículos de calidad!, y como he dicho en otras ocasiones, muchos de los comentarios que vienen detrás, también.

  4. Nuestro camino, como el de Cristiano, es “ad astra per aspera”. Dejemos a Messi y compañía cometer una y otra vez el pecado de “asebeia”. No deja de fascinarme la capacidad de “la taberna” de transmutar el complejo de inferioridad en complejo de superioridad mientras sientan cátedra de “humildat” y “valors”. Ignoremos a esas plañideras insufribles y sigamos la empinada senda de la “voluntad de poder”. La senda de quienes, en el fondo, solo luchan contra sí mismos. Una vez más y a riesgo de ser pesado, gracias por el intenso placer que nos regala con su erudición.

  5. Magnífico artículo, sublime, de los que hay que releer varias veces y seguir el perfecto hilo de explicación. A mí, que no soy nada filosófico, me ha hecho recordar un capítulo del fenomenal libro “Star Wars y la filosofía”. Cap. 17: Por qué la Fuerza debe tener un lado oscuro.
    Cristiano sería como el sabio Yoda, capaz de ejercer un control absoluto sobre sus pasiones, lo que le llevaría a alcanzar la virtud que ha adquirido en estas últimas temporadas. “Allí donde estas cosas (medida, orden y forma) se encuentran presentes en un alto grado, allí hay un gran bien”. San Agustín.
    Por el contrario, Messi lleva unas temporadas en plena transición al Lado Oscuro de la Fuerza. “La salvaje inmoderación de las pasiones de Anakin -su falta de moderación- lo convierten en un villano”. El argentino ha mutado en las últimas temporadas. De ser un tipo de “austeridad verbal”, como transcribe el artículo, ha pasado a ser un tipo insoportable para árbitros, compañeros, entrenadores y por supuesto rivales. Hace unos años jamás habría hecho la entrada criminal que le hizo (afortunadamente casi fallida) a Sergio Ramos.
    Dice el libro una frase que me recuerda a ese afán culé por desear la derrota del Madrid en Kiev, cuando su temporada ha sido muy buena: “Cuando la saludable obstinación que debería buscar la autopreservación, se transforma en un deseo de dominar y explotar todo aquello que lo rodea, se convierte en un poder oscuro del mal y la destrucción. “Ira, miedo, agresión…, el reverso de la Fuerza son ellos”, advierte Yoda, refiriéndose a lo que sucede cuando los impulsos que sustentan nuestra vida se niegan a servir a unos fines más altos que ellos mismos.”
    Me temo que Messi va a tener unos últimos años de carrera en los que va a “luissuarizar” sus formas.

  6. Los únicos ignorantes que siguen llamando a messi el mejor de la historia, una de 2, o han pasado los últimos 8 años en una cueva muy pero muy oscura o todavía no han visto jugar a otros jugadores que dan la talla no sólo en la competición en la que están sobreprotegidos…messi, probablemente el mayor fraude de la historia del fútbol fruto de la brutal propaganda mediática promovida por el profundo sentimiento de complejo con el mejor club de la historia…jugador para torneos domésticos Y ya, podemos parar de contar. A los hechos nos remitimos.

    • Hoy nadie seriamente dice “Messi el mejor de la historia”; el que lo hace lo hace por incordiar, por dar la contra, por frustración o por entercamiento (“a mi no me importa lo que digan, para mi Messi el mejor”).
      Mucha gente se acostumbró a considerar a Messi como el mejor, y hoy que ya no es considerado como tal por la mayoria los que aun no lo tienen claro no saben como procesar la realidad; ven a Messi jugar muy bonito contra el Eibar y dicen “pero es que CR ya no es capaz de hacer ésto”; y luego cuando ven a Messi fracasar con su selección y eliminado en Champions intrascendente no saben que decir, no saben como explicarlo.
      Yo lo tengo claro, y es que por jugar bonito no se es el mejor; es necesario jugar asi de bonito y ser eficaz en los grandes momentos, en las grandes citas, alli donde importa, y Messi alli no da la talla, no convence. Yo solo recuerdo a Messi en un gran partido solo cuando estaba el Barca de Guardiola que dominaba los partidos y donde Messi, cómodo, se lucia; luego cuando esas épocas pasaron solo ha sido dar lastima, y la única excepción de la temporada 2015 como que me deja el sabor que el empuje de Suarez y el futbol de Neymar significaron mucho en favor de Messi. Es decir, una golondrina no hace un verano.
      Concluyo que sin aquel Barcelona de Pep Guardiola Messi no ha dado la talla, y no es porque le faltaron mejores compañeros, sino porque Messi es un fracaso como supuesto grande de la historia. Eso es una falacia, solo publicidad de ilusos y acomplejados.
      Poco a poco el mundo se va a ir volteando a Messi; y curiosamente CR se esta ganando al mundo con sus goles, su futbol y su liderazgo.
      HOY EL MUNDO ADMIRA A CR.

  7. Pues yo creo que ni Ronaldo carece de talento natural (el artículo deja claro esto también) ni Messi de trabajo duro. El “baño de adoración” que se da Messi tras el gol al Madrid (gol al alcance de muy pocos) es un indicio de una personalidad de una soberbia brutal (y que a mí me repugna). Jamás podría imaginar a Ronaldo agrediendo de un balonazo al público rival, y lo cierto es que el grado de provocación que ha tenido es muchísimo mayor que el de Messi. Es insultado en todos los campos (como Mourinho) de manera justificada por la prensa, para quienes el Madrid justifica el racismo o la xenofobia abierta, y nunca le he visto un gesto parecido con la grada. Estoy completamente de acuerdo en que el trono que muchos dan a Messi es más que discutible. Pero leyendo algunos comentarios no sé si están hablando de Messi o de Saviola. Messi es un jugador de una categoría deportiva excepcional que está marcando una época. Es más, tengo la impresión de que sin el estímulo de Messi, Cristiano no habría llegado a las cotas deportivas que ha llegado (y viceversa).

    • La palabra “TRABAJO” es la clave de todo.
      El que trabaja, pero realmente el que trabaja desde abajo ganandose todo por verdadero esfuerzo, ese, ese nunca va a ser soberbio porque en principio reconoce que es estar abajo y cuanto costó llegar alli.
      A quien se le dió todo fácil y no se esforzó de verdad, ese no sabe que significa ser un grande porque no percibe la dimensiòn del esfuerzo que conlleva esa posición y consideración.
      A Messi todo en la vida se le dió facil: tuvo un problema de pobreza y ni la percibió porque se solucionaron sus problemas desde niño, tuvo problemas de crecimiento y ello no fué una limitación que superar porque le inyectaron hormonas, sentado en el banco le hicieron ganar titulos, marcó su primer gol en primera cuando Ronaldinho le dijo “mascota, empujala”; no le fué necesario perfeccionar sus habilidades tecnicas porque nunca percibió que le fuera necesario, no aprendió a jugar y disparar con la pierna derecha, descartó la necesidad de jugar por el sector contrario a su juego porque no se esforzó en mejorar el desborde y se encerró en una sola jugada: diagonal desde derecha al centro y remate combado al palo contrario, y como ganaba y ganaba titulos aun sentado en el banco nunca percibió que seria una necesidad aprender a dar variedad a su juego; sin hacer mucho, sin abrir la boca cayó simpático y le dieron premios aun sin hacer nada en un Mundial en lugar de otros que se mataban para sacar campeona a su selecciòn, sin aprender a cabecear, a defender con garra, a liderar, sin ningun tipo de esfuerzo realmente serio tuvo el exito que a otros les costo una vida, no aprendió a contener su ira porque no lo sancionaban por mentarle la madre a un arbitro y hasta vió que le levantaban la sanción por hacerlo; y asi estariamos toda la noche…
      Que aprendió a tirar bien las faltas? Ese es un gran esfuerzo? Si decimos que no trabajó por nada en su vida mentimos, pero si decimos que el exito de éste chico se debe en gran parte a algun tipo de esfuerzo terminamos siendo unos mentirosos.
      El que cifra su exito en el trabajo y en el esfuerzo nunca va a ser soberbio aunque superficialmente lo parezca; esa es la razón por la que los que conocen a CR dicen que CR no es soberbio ni prepotente como parece, y ello cada vez mas es evidente para todos; de Messi comienza a percibirse lo contrario; Messi es um pobre diablo al igual que CR, son personas que no tienen nada de especial, son como cualquier otro perdedor en la vida, pero mientras uno pulió al maximo sus habilidades y talentos y hoy se gana el respeto de la gente, el otro, Messi, decrece en la.consideración de la gente como futbolista y como ejemplo a seguir.
      A Messi le endiosan sin haberse esforzado nunca en la vida y es lógico que se ensoberbesca; a CR toda la vida le dijeron que nunca seria el mejor y le insultaron de todo desde la grada y el esfuerzo diario y valorar hasta lo mas minimo que gana le ha ido puliendo como persona y hoy le hace lucir digno con la corona de mejor del mundo.
      Si, Messi juega muy bien, pero es como un boxeador que pelea muy bonito pero que cuando recibe una buena mano en la mandibula le tiemblan las piernas; CR tiene una fortaleza animica sin precedentes porque sabe que con esfuerzo se puede revertir la situación y siempre por lo general se le dá.
      CR7 ES EL MEJOR DEL MUNDO.

      • El esfuerzo se lo da florentino con ACS que es como le compra titulos individuales y champions adulteradas, eso no se llama esfuerzo eso se llama MAFIA.

        A mi no me cuentas milongas charlatan de medio pelo.

  8. Segun veo tu el Don lo calificas para un ser DIVINO y la virtud para los simples mortales! pues enterate que un ser DIVINO siempre estara por encima que un ser humano en todo sentido, comparas al bisexual de cristiano un tipejo que trabaja para vender el transhumanismo, con su forma de vida que tiene de ser androgino, comprando hijos, implantandose chips etc etc con un Messi que promueve la familia con una mujer estable que ama desde muy joven.

    Enterate chaval que un ser DIVINO no esta sujeto a lo que mencionas porque tal nacio directamente a travez de la creacion directa de Dios, mientras que un ser humano valga tu a saber quien lo creo y es imperfecto en todo sentido, pero todo eso va ligado a lo que realmente lleva en su interior y dudo mucho que un tipo como crsitiano pueda tener una pizca de divinidad en su persona porque todo lo que promueve precisamente es a favor del mal (satanas, lucifer, cibeles y demas mierdas de seres oscuros, llamalos como quieras a todos los que pudren la verdad) para podrir al ser humano como tal, de ser bisexual hasta alquilar vientres y destruir la familia enseñando a las nuevas generacion esta forma podrida de tener hijos, Messi en cambio con su forma de ser mas en familia se nota que tiene mucho de ser Divino es decir de aquel que sigue el camino del bien que es la base de lo Divino, en cambio tu idolo de barro sigue el camino oscuro.

    Asi que no me cuentes milongas que me conozco al dedilllo toda la falsedad de los falsos pofetas, y hablo en genral, en este caso el faso profeta del futbol es tu ser bisexual protegido por la mafia del padrino de ACS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí