¿Qué le pasa al Real Madrid?

31

El 16 de agosto, el Madrid le dio el mayor repaso al Barcelona que se recuerda en los últimos 20 años y le ganó la Supercopa por un global de 5-1 en lo que parecía un golpe definitivo a la presente temporada. La distancia entre ambos equipos fue tal que Piqué se tragó su orgullo de manera inédita y espetó, aún congestionado tras correr infructuosamente detrás del balón en el Bernabéu: “Por primera vez, me siento inferior al Madrid”.

Muy poco antes, el 3 de junio, el Real Madrid había alzado su duodécima Copa de Europa, la segunda consecutiva, tras atropellar a la Juventus en una segunda parte memorable sólo unos días después de ganar (al fin) una Liga en la que al Barça, rival formidable, no le habían pitado ni un solo penalti en contra. Tres goles por partido, un Cristiano desatado en el segundo tramo de la temporada haciendo más daño cuanto más relevante era la cita, laterales tan incisivos como decisivos, un medio campo dominante, una plantilla con 16 titulares en potencia, un bloque que se movía por el campo como un batallón de marines y un equipo que transmitía autoridad sobre el césped de inicio a fin. El Madrid era una máquina perfecta.

Pero cinco meses después de la Supercopa de España, ha reducido un tercio su capacidad goleadora, ha perdido la Liga en la primera vuelta sufriendo algunos tropiezos sonrojantes, ha pasado dos rondas coperas ante rivales de categoría inferior, sin ser capaz de ganarles en casa, y afronta los octavos de Champions ante el PSG de Neymar y Mbappé sin ser favorito.

¿Qué ha pasado? ¿Cómo este equipazo ha podido degenerar así en tan poco tiempo? ¿Cómo puede ser que todos y cada uno de los jugadores de la plantilla parezcan peores? ¿Cuál es la causa principal? A veces ni los propios protagonistas, que son los que tienen toda la información, pueden encontrar la salida al laberinto del mal juego en esas reuniones de vestuario y comidas de conjura que se producen cuando el agua entra al barco, así que desde fuera sólo podemos apoyarnos en la lógica deductiva. Puede que nos lleve a buen puerto.

¿Es la pizarra de Zidane?

A nadie se le escapa que el perfil de entrenador que ostenta Zidane no es el de gran estratega. No es Simeone, Guardiola, Emery ni Marcelino, por citar alguno. Y no es esto un deshonor: de hecho, la figura del gestor de vestuario (con sus conocimientos tácticos, obviamente) es la que suele traer más títulos en un grupo compuesto mayoritariamente por semidioses elevados a lo más alto de esta sociedad con tanta calidad incorporada de serie como ego. Una mala frase puede empañar una vida dedicada al estudio y al trabajo técnico. Que se lo digan a Benítez, al que sus futbolistas, con cierta gracia, llamaban “el diez”.

El Madrid no tiene secretos tácticos. Cualquier scouter rival puede desentramar fácilmente en un par de vídeos las peculiaridades y movimientos preferidos del equipo blanco tanto en ataque y defensa organizada como en transiciones ofensivas y defensivas. Y, sin embargo, han estado dos años sin poder pararle. El Madrid les avisaba de lo que iba a hacer, y se lo hacía. Como cuando Messi coge el balón en la frontal. Sabes lo que trama, pero no puedes impedirlo. Podría ser que no le ganes ninguno de los dos partidos al Tottenham porque Pochettino te ha superado en la pizarra. Quizá el Barça de Valverde te mete tres en casa porque te ha roto los esquemas con ciertos movimientos. Pero no: el Betis y el Levante no sacan su botín del Bernabéu porque te hayan descosido tácticamente, al igual que el Madrid no sale de Montilivi derrotado y sin apenas crear una ocasión clara de gol porque Machín le haya bailado un bolero a Zidane desde el banquillo.

Hay quien se empeña también en el 433 o el 442. Los dibujitos. Son sólo puntos de partida, referencias cartográficas en el césped. Lo que importan son las dinámicas. Dibujos, además, con detractores en ambos casos. Zidane ha utilizado los dos. Lo ha ganado todo con los dos. Y esta temporada ha perdido con los dos. Seguro que ciertas alternativas tácticas le harían bien al equipo, así como un mayor protagonismo de jugadores como Asensio. Seguro que hay variantes por explotar que podrían hacer al Madrid más imprevisible. Pero la lógica nos dice que los males del Madrid no tienen su origen en la pizarra, así como no lo tuvieron sus éxitos recientes.

¿Mala planificación deportiva?

Aunque la marcha de Morata no sea achacable a la gestión del club ni del entrenador, porque él se quiso ir alegando falta de unos minutos por los que otros canteranos madridistas darían la vida, su marcha ha hecho daño. El Madrid echa de menos los goles que aportaba así como las variantes que le daba al juego. También James salió en verano con unos buenos números relativos al tiempo del que dispuso en la 2016/17, y debemos acordarnos de otro jugador del que no se habla pero que sumó más que los dos laterales suplentes esta temporada: Danilo. A Pepe no se le echa tanto en falta, pero también ha supuesto una pérdida.

¿Debió el Madrid haber ido a por Mbappé el pasado verano? Probablemente sí. El francés es la mayor explosión de talento en el fútbol mundial desde Cristiano y Messi. Es indudable que el Madrid tendría mejor equipo con él y que le iría mejor. Pero la plantilla que tiene es más que suficiente para ganar en Montilivi sin bajar del autobús (oficial o no), meterle 5 al Betis en casa o saber defender un 1-2 en Balaídos. Esos partidos los jugaron prácticamente los mismos de la final de Cardiff. Se podría haber reforzado mejor el equipo con toda seguridad, y muy probablemente no estaría el Madrid a 16 puntos del Barça, cuarto en la clasificación y sumido en una espiral derrotista alarmante. Pero la ausencia de grandes fichajes no lo explica todo: los que están en plantilla ganaron la Champions hace siete meses y podrían haber ganado al Tottenham uno de los dos partidos. O en Girona, Bilbao o al Betis en casa. Sin Mbappé ni Morata. ¿No?

¿No hay equipo B?

Zidane le rompió los esquemas al mundo de fútbol la pasada temporada cambiando casi la totalidad del equipo de un partido a otro y llevando a 20 jugadores a los 1000 minutos en Liga. Ahora se le acusa de renunciar a una fórmula mágica que él mismo creó. Es evidente que si ha moderado su política de rotaciones no es por capricho personal, sino porque no le está dando el rendimiento que esperaba. Recordemos el día del Levante: Llorente y Theo en el campo, rotando en Liga desde el arranque. 1-1 con partido desastroso de ambos y del equipo. Jugadores como Ceballos (con la excepción del partido en Vitoria) no están aportando lo que se espera de ellos cuando han jugado. Achraf está algo verde, al igual que un Vallejo voluntarioso y con condiciones, pero que muestra cierta ansiedad, especialmente al jugar el balón. Mayoral no termina de convencer a Zidane, de Theo no queda rastro del puñal que tenía el Alavés por la izquierda y para Llorente, como ocurre con Theo, tampoco es lo mismo jugar en un equipo agazapado como el Alavés que en uno expuesto y sometido a la máxima presión como es el Madrid.

Zidane no tira piedras contra su tejado: va a contar con la segunda unidad siempre que esa segunda unidad sea capaz de ganar a Fuenlabrada o Numancia en el Bernabéu, cosa que no ha ocurrido. Ha intentado meter a los nuevos en la dinámica con cuentagotas pero no le han respondido. ¿Recuerdan cómo Lucas, Asensio, Varane, Nacho, Casemiro o Morata entraron en el primer equipo? La rompieron desde el primer día. El Madrid ha perdido profundidad de banquillo, pero eso debería notarse a final de temporada. Los grandes fiascos de esta temporada han tenido como responsables a los titulares indiscutibles.

¿Falta de condición física?

El Madrid tiene una de las plantillas más jóvenes que se le recuerdan, donde sólo cinco jugadores (Cristiano, Ramos, Modric,  Benzema y Keylor) han alcanzado o superado la treintena, y uno es portero. Es cierto que Cristiano, que cumplirá 33 en febrero, Modric (32) y Benzema (30) van sufriendo el implacable paso de los años y el desgaste de los partidos, pero volvamos a Cardiff. El Madrid, tras adelantarse en la primera parte, acaba casi pidiendo la hora para llegar indemne al vestuario y, en la segunda mitad, pasa sobre la Juve como una manada de búfalos. Como aplastó al Bayern en la prórroga de cuartos de final. No se han podido hacer viejos desde junio. Todos ellos están en la cuesta abajo de sus carreras, es inevitable. Ya han alcanzado su cénit. Pero no pueden estar físicamente exprimidos medio año después de someter a Barça, Bayern, Atlético, Juventus o Manchester United prácticamente ayer. Que el Madrid no pueda contener las arremetidas del Celta en la segunda parte de Balaídos no es una falta de condición física. Generalmente, es la opción más socorrida cuando no sabes lo que le pasa a un equipo: “está mal físicamente”. En superélite, ningún equipo está mal físicamente. Hay quien dice que al ser año de Mundial, hay jugadores que están guardando fuerzas. Tampoco es explicación: mundialistas los tiene el City, el PSG o el Barcelona, y casi han ganado sus Ligas ya.

¿Bloqueo mental?

Y llegamos al aspecto emocional, el que por descarte nos tiene que decir algo relevante. Parece un topicazo: “Se han cansado de ganar, se han empachado de éxito, ya no tienen hambre”. Pero todo tópico contiene una gran dosis de realidad. Todo tópico ha alcanzado ese estatus tras darse numerosas veces en el pasado. A quien conozca el ciclo kármico por el que suele atravesar el Madrid (lean a Pepe Kollins) le tuvo que resultar extraño ver al Madrid conquistar dos Champions seguidas, la segunda acompañada con la Liga. La plantilla fue capaz, impulsada sin duda por esa química espontánea que surgió con Zidane, de prolongar durante temporada y media una competitividad atroz. Pero tras las dos Supercopas, que es donde comienza el declive del Madrid, tras alcanzar los últimos objetivos sin perder el estado de excitación y trance competitivo en el que el equipo logró entrar, empezó la caída.

Obsolescencia programada tras dar el máximo rendimiento. No puede ser coincidencia que, tras dar un nivel sobresaliente ante Manchester United y Barcelona, se hayan venido abajo. Si sólo pones calidad pero el rival te gana en intensidad, la balanza se equilibra y ya no eres tan superior. Se vio claramente con Al Jazira, donde el Madrid, tras fallar varios goles cantados, empieza a deshacerse en dudas y está muy cerca de hacer el ridículo ante un equipo de cuarta fila. La falta de hambre, la saciedad que proporciona el éxito, tan vieja como el hombre, no se traduce en futbolistas que caminen por el campo: cualquiera te metería siete si fueras caminando. Es difícilmente observable, pero no se corre igual. No se producen los mismos esfuerzos sin balón, sea persiguiendo a un rival, haciendo una ayuda, una cobertura o un desmarque de apoyo al compañero sólo para ofrecerle la posibilidad de que te pase el balón, sólo para darle una opción que puede tomar o no. Y en esos esfuerzos está la gloria en el fútbol. Si persigues a un lateral a 29 km/h en vez de a 32 km/h, a lo mejor te cuesta un gol, que te cuesta un partido, que te provoca dudar en el siguiente encuentro, y así se crea la situación en la que está el Madrid. Si no conviertes la recuperación de un balón que se ha perdido en asunto de Estado, lo recoges del fondo de la red. Así se parte un equipo, dejando esa estampa clásica en la que el Madrid recibe un tanto con seis jugadores defendiendo, cuatro arriba y la nada entre medias.

Y lo mismo con balón. Sin el esfuerzo extremo de todos los jugadores que no lo llevan para ofrecer opciones al que sí lo tiene, se remata peor, se crean ocasiones de menos calado, se acaba centrando al ton ni son porque no aparecen soluciones. Entonces Isco no hace magia, Kroos no manda en el medio, Modric no tiene siempre una solución, Cristiano falla sus remates, Benzema no encuentra socios, Marcelo no compensa en ataque lo que descubre en defensa y ni Casemiro ni los centrales apagan ya los incendios.

Todo esto es terreno de la actitud, de las ganas de ganar. Es difícil de cuantificar, aunque sirva este dato para medir lo que parece intangible: el Madrid era el equipo que más duelos ganaba la pasada temporada, con un 56% de éxito. En esta Liga, sale airoso en menos de la mitad. La caída es dramática.  Y lo que en un principio es una ligera falta de motivación, se agrava cuando llegan las derrotas. La afición se enfada, el presidente baja al vestuario y pregunta, la crítica externa se recrudece, los rivales que se crecen, los jugadores dudan y el problema aumenta como una bola de nieve cuesta abajo. Entonces llega el colapso emocional.

Xabi Alonso, que conoce bien ese vestuario, le había dicho a Manuel Jabois en abril: “Están ganando partidos como si supiesen que los van a ganar de todos modos. Tienen ese punto de confianza, los conozco”. Hoy, la sensación es la contraria. Si antes se encajaba un gol y cada jugador pensaba: “Esto lo ganamos”; ahora se encaja y se piensa: “Esto no lo ganamos”. Y en ese “no” está la alta competición. Como bien dijo Valdano (hay que concederle ciertas reflexiones de gran lucidez), el fútbol es un estado de ánimo. Pero no subestimemos a una plantilla ganadora. Si el equipo lograra eliminar al PSG, a día de hoy una tarea hercúlea, podría desactivarse el bloqueo que sufre y quizá hasta le veríamos ser campeón de la Champions una vez más. No descarten nada en este Madrid.  Siempre vuelve.

Compartir
Artículo anteriorProsinecki
Artículo siguiente¿Por qué se enfada Zidane?
Unas líneas sobre mí, literalmente: Todos los periodistas deportivos tenemos bufanda, sólo que algunos al cuello y otros en los ojos. Periodista, portero de fútbol y casi guitarrista. Prefiero preguntarme los porqués que los qués. A caballo entre Real Madrid TV, El Chiringuito de Neox y La Razón. @paul_tenorio @elfutboscopio Madrid-Avilés-Las Vegas.

31 COMENTARIOS

  1. Buen resumen: “Colapso emocional”. Y me parece muy bien explicado ese intangible, esa diferencia que en el fútbol de élite suponen dos km/h. menos, o un movimiento de descarte menos. Por otro lado, creo que la plantilla es mejor de lo que se está diciendo.

  2. Con lo que no estoy de acuerdo es con colocar a Simeone entre los grandes estrategas del fútbol. Su gran aportación está en el terreno de los estados de ánimo, para lo que involucra desde el último jugador a toda la afición.

  3. Muy buen comentario, pero hay algo en la vida de los jugadores que no le está haciendo bien al equipo, tantas visitas a Hacienda, siempre con una vida social muy discutible, pocos se casan con su novia de toda la vida, llegan al Madrid, y se lian con cualquier artista de tres al cuatro, estas cosas demuestran una falta de madurez y profesionalidad o bien debido a su juventud, o porque no se preocupan de estudiar un poquito, pero si saben protestar al Presidente para que aumente sus fichas, entonces no se hacen responsables de lo que cobran, y salvo excepciones, no se cuidan lo que deberian . Además de tener un profesor, que siempre les ofrece la misma clase. Está pasando un momento dificil, y ojala se den cuenta y lo superen ya.

  4. Muy buen comentario, pero hay algo en la vida de los jugadores que no le está haciendo bien al equipo, tantas visitas a Hacienda, siempre con una vida social muy discutible, pocos se casan con su novia de toda la vida, llegan al Madrid, y se lian con cualquier artista de tres al cuatro, estas cosas demuestran una falta de madurez y profesionalidad o bien debido a su juventud, o porque no se preocupan de estudiar un poquito, pero si saben protestar al Presidente para que aumente sus fichas, entonces no se hacen responsables de lo que cobran, y salvo excepciones, no se cuidan lo que deberian ,además de tener un profesor, que siempre les ofrece la misma lección. Está pasando un momento dificil, y ojala se den cuenta y lo superen ya.

  5. Pues parece que lo de ”quedarse sin hambre” solo le pasa al Real Madrid…el FC Barcelona lleva desde la 2008/2009 que solo se han quedado en blanco una temporada (2013/2014, y aun así ganando una Supercopa de España 2013); es verdad que ellos tienen las ayudas arbitrales…pero yo no he visto nunca a sus futbolistas perder hambre. Y otros como Manchester United hace años, Bayern Munich, y hoy día, Juventus y PSG, o hace años el Olympique de Lyon, también han conseguido ganar varias ligas consecutivas…no me lo explico…tiene que haber algo más, no me entra en la cabeza que tras años de estar por detrás, cuando de verdad volvemos a la cima y hacemos historia, no quieran seguir haciéndola.

  6. No sé si es un problema táctico, físico o psiquico. Lo que si sé es que el Barsa lleva 100 partidos en liga sin un penalty en contra con lo que en febrero de este año cumplirá DOS años seguidos sin penaltys en su contra en liga.
    También sé que le han expulsado sólo un jugador (Neymar) prácticamente en el mismo tiempo mientras que han hecho de Ramos el jugador con más tarjetas rojas de la liga. Sí, Ramos el jugador más votado en europa para estar en el once ideal.
    Si esto no fuera así, ¿a cuantos puntos estaruamos del Barsa?
    Ahí tienes una explicación, porque el Barsa a mi entender, salvo Messi, tampoco ha hecho un gran juego.
    Sin culpar a nadie, con 5 goles más repartidos en 5 partidos el Madrid no estaría tan atrás.

  7. Angel Fuenca. ya vale de justificar los males del real madrid con los árbitros, que el real madrid este practicamente descartado para la liga antes de acabar la primera vuelta no es por los arbitros es porque ha habido muy mala planificacion de plantilla, mal juego, la culpa es del propio real madrid, hace mucho que el madrid a pesar de ganar 3 de las ultimas champions, el madrid no tiene una hegemonia en liga, la champions es la mas valiosa, pero en la liga demuestras autoridad y regularidad, cosa que el madrid no tiene desde la quinta del buitre, sobre lo del barcelona de valverde es verdad que hasta el 0 a 3 del clásico no jugaba muy brillante, pero ahora es el equipo que mejor juega de europa ahora mismo muy por delante del madrid por desgracia, tendríamos que hacer autocrítica para salir de esta situación mala, ya basta de excusas.

    • No pretendo justificar nada, amigo Jose. Solo quiero que nadie olvide que el Madrid tiene una losa encima muy pesada y que hace que cualquier crisis o bache se multiplique.
      Que se haya ganado la liga la temporada pasada en estas condiciones tiene un mérito doble o triple.
      Solo dale la vuelta a los condicionantes. Pon que se expulsa a Piqué (en vez de a Ramos) cada 2 partidos. Pon que expulsan a Suarez y le meten 5 partidos de sanción por tocar al árbitro. Pon que Busquest tenga reparos a meter la pierna por miedo a una tarjeta. Pon que no te piten penaltys y al Barsa sí, etc, etc.
      Esto no son excusas, son datos. Eso sí, repito, el Madrid no está jugando nada bien.
      Por otro lado, basta de hablar de una mala planificación de la plantilla. Hasta Simeone se quejaba que no podia fichar porque los buenos jugadores jóvenes estaban en el Madrid. Alguien piensa que con dos fichajes estrella y un portero vasco estaríamos jugando mucho mejor?
      Yo no.

      • Es verdad que el madrid esta siendo perjudicado , comparado con el barcelona que es el gran rival, pero no es culpa de los arbitros que se lleve 2 ligas de 9, no se porque se han dejado ir en estos años las ligas, vale que 3 champions en 4 años es espectacular pero es que al madrid hay que exigirle pelear por todos los títulos y no rendirse, respecto a la plantilla, hay que fichar un killer tipo kane, para cuando cristiano no este bien, que meta una cantidad de goles que te den puntos importantes, benzema sobra, si le pusiera al menos actitud pero es que ni eso, se necesita mas un 9 que un delantero.

        • Coincido contigo. Benzema juega mejor cuando tiene competencia por el puesto. Kane en el Madrid sería tremendo. Por lo que le he visto es un goleador y además juega al futbol. Confío en que los que han construido esta plantilla, sean capaces de actualizarla.

    • “ya vale de justificar los males del real madrid con los árbitros”.

      Con todos los respetos, Jose, ya te valdrá a tí. No somos pocos los que opinamos como AngelFuenca. Desgraciadamente tampoco somos muchos. Deberíamos ser todos. No solo se vive autocrítica; que por cierto, la tenemos a raudales y desde hace mucho tiempo. Por no hablar de la crítica ajena sin más, que lleva existiendo desde toda la vida.

      Es cierto que se han hecho cosas mal. Pero como las hacen todos los equipos del mundo. Y es significativo que solo en España el Madrid no gane cosas y en Europa arrase.

      El saldo arbitral está matemáticamente demostrado, y se habla tan poco de ello como del caso Soule. El Madrid está a 16 puntos del equipo al que nunca le pitan penaltis ni le expulsan jugadores no solo porque no juegue bien. Incluso jugando peor debería llevar al menos nueve o diez puntos más, si se hubiesen pitado los clarísimos penaltis que no se pitaron ante Valencia, Levante, Betis (nada menos que tres en este partido) o Girona.

      Así es casi imposible. Los jugadores lo saben y juegan desmotivados una Liga “peligrosamente preparada” para ellos.

      Si toda la plantilla del Barcelona en los últimos años, Messi incluido, hubiese vestido de blanco y se llamase Real Madrid, no hubieran ganado ni la mitad de Ligas que llevan ganadas.

      El gran problema es que muchos madridistas (quiero dar por hecho que realmente lo sois) no queréis ni oír hablar de arbitrajes. Y no se puede entender. Es como darle coartada a quien te está robando la cartera y echarte la culpa a tí mismo por no haberla llevado mejor escondida…

  8. Si me dieran a escoger ver alzar a mi equipo solo 1 campeonato por temporada, sin dudarlo es la champions!!!

    Venga, el sábado ganamos!!!

    Hala Madrid.

  9. “Aunque la marcha de Morata no sea achacable a la gestión del club ni del entrenador, porque él se quiso ir alegando falta de unos minutos por los que otros canteranos madridistas darían la vida, su marcha ha hecho daño.”

    Y esto no se veía venir, cuando se le recupero de la Juventus, para dejarle en la misma situación que estaba antes de marcharse?

    Para nada se le dieron los minutos y partidos (con rivales de entidad) que merecía, muy pocas titularidades. Caso similar James que a pesar de tener un rendimiento increíble en lo poco que se le dejo jugar — jugó poco más que los porteros suplentes (podría rescatar el dato exacto, pero ya ni vale la pena).

    Cuando comente esto más de una vez, en particular el caso sangrante de James, no vi que la gente estuviese receptiva. Fue mala gestión de plantilla en estos casos, que iba a tener consecuencia para la siguiente temporada, porque claramente se irían.

    Cuando se ha ganado mucho, se entra en triunfalismos y en creer que todo va a seguir saliendo bien hagamos lo que hagamos. Malvender a jugadores consagrados que no gestionamos bien, y dejar que sea la plantilla la que decida si contratamos a jugadores clave como Mbbapé — puesto que no aprobaban lo que iba a ganar, y suena a que alguno no le gusto la idea de competencia. Y competencia es justo lo que necesitaban. No solo mantiene a los jugadores competitivos, da soluciones que no teníamos, nos volvemos menos previsibles… Y vamos renovando una delantera que lo necesita.

    Ahora como recuperamos la opción de Mbbapé…? Esperemos que al menos no dejen pasar a Kane. No solo se puede vivir de promesas, y es todo lo que han traído últimamente, pueden resultar o no, pero no dan miedo a los titulares.. y necesitan la competencia para empezar.

    • Creo que se inventa la realidad y después la analiza. Hablar e interpretar a toro pasado es fácil. James no defendía nada o casi nada, aunque se esforzaba. Se iba al medio y no hacia el balance defensivo que el entrenador demandaba en su demarcación. Un jugador fantástico, pero sin sitio en el planteamiento del entrenador.
      Lo de Morata también se puede interpretar como que él no quiso quedarse a pelear por el puesto de titular. Qué habría que haber hecho; ¿vender a Benzema para despejarle el camino?. Hombre no. Que acepte el reto y se gane el puesto. Se quiso ir él en busca de menos competencia y más dinero, pues me parece correcto. Ni le atizo a él ni mucho menos le voy a atizar al club.
      Que estas bajas no se han suplido bien es fácil de decir ahora. Pero lo que se fichó a todo el mundo le parecía bueno (y lo puede ser ojo).
      Lo único que no salió es lo de Mbappe. Pero aquí defiendo al club. No se puede fichar a cualquier precio y no se pueden admitir chantajes.

      • Completamente de acuerdo con este comentario.

        Difícil explicarlo mejor, especialmente lo de James. Los números no describen siempre el juego. Y James no defendía prácticamente nada, salvo destellos momentáneos.

        Lo de Morata lo veo igual, y también lo de Mbappé.

        Salud.

  10. Desde mi punto de vista, el Madrid está como está, porque lleva tres años sin reforzarse lo más mínimo y sus jugadores fundamentales ya han dado lo mejor de sí, que ha sido mucho.
    Recambios para ellos y de esa calidad van a ser muy difíciles de encontrar, y en el caso de Cristiano imposible.
    El dinero que, se supone, ha ahorrado el club estos años, no sirve de nada porque la inflación ha devorado a esos ahorros. Ahora lo que no se invirtió en fichar figuras emergentes por caras, el caso Mbape es un error histórico, habrá que gastarlo por triplicado en jugadores de segunda fila. Con jugadores de segunda fila te conviertes en segundón con seguridad.
    Otro error estrategico grave , ha quedado demostrado que ha sido la contratación, estos años, de jugadores baratos, jóvenes, inexpertos y sin nivel para la elite. Los nacionales que están en la plantilla este año apenas aportan y los foráneos que llegaron antes, Odeggard, Valverde y otros que pasaron por el Castilla, pronto demostraron que su lugar no estaba en el primer equipo, salieron y nunca volverán para quedarse. Se fichó al brasileño Vinicius, veremos lo que aporta cuando llegue. Saber fichar futuro es importantísimo, las figuras se van con los Ali Baba y no parece que podamos competir. A la larga nos costará hasta mantener a los talentos que tengamos.
    Antes el Madrid iba al mercado, escogía a la guapa del baile y la traía a casa. Ahora habrá que conformarse con las resultonas y las simpaticas.
    Antes, el Madrid, para completar a una soberbia columna vertebral, fichaba a Kroos, Modric, Bale, Benzema, Kovacic… Jugadores fiables que ya eran alguien antes de ser fichados por el Madrid y que jugaban en ligas y equipos importantes. Ahora muchos de los fichados temo que se pellizquen cuando saltan a un campo con la camiseta del Madrid y se les nota.

    • Dura pero muy certera respuesta. Acertadísima. Habrá que ver si, sin el patrocinio del estadio, Florentino Pérez antepone su proyecto de remodelación del estadio que no aporta nada, salvo su orgullo personal, o pone el dinero que haya (?), que hay que ver el que es tras las jubilaciones regaladas a toda la plantilla hasta 2022 (da miedo pensarlo), para fichar jugadores en el césped.

  11. A Morrata más vale tenerlo lejos,a pesar de que aportaba goles y demás. Pero era un jugador tóxico por su eterna cara de amargura a pesar de estar en el que el dice su club y con un entorno aún más tóxico con su padre cada 2 x 3 siendo entrevistado en las radios para decir que su hijo no está siendo bien tratado.

    • Claro porque el entorno de los jugadores en general es muy saludable, cr7 diciendo mil veces su entorno que se quiere ir, Ramos igual, etc … Son las reglas del fútbol de élite. Lo que importa en el fútbol es que un jugador cuando salte lo de todo y sobretodo si está en el Madrid que rinda como un jugador Top, el resto simplemente es secundario o directamente no cuenta …
      Habría que verte a ti y a tu padre si no te ponen a jugar en el equipo del barrio… Serás pamplinas.
      (Comentario también válido para el articulista, vaya pelmazo de artículo y qué cantidad de mentiras y sandeces)

  12. La pasada temporada la gestión de Zidane fue ejemplar. 22 jugadores que se sentían útiles. ..algo insólito en el fútbol moderno. Toda una revolución que por desgracia ha durado poco.

    No contábamos con un bajón tan grande de Cristiano aunque viéndolo a posteriori es normal por la edad, ni con las lesiones de bale (aunque también llevaba apuntando dos años que era un jugador frágil ) ni con que los goles de Morata y James los metiera el aire…Muchos fallos que se han pagado cruelmente.

  13. Me hace gracia (poca) el cuestionar continuamente el valor de gente como Theo, Ceballos, Llorente, Vallejo, Marco Asensio o Mayoral, estableciendo como criterio que no han cumplido las expectativas cuando han jugado. Hay un “intangible” que se llama confianza, que es lo que un jugador va adquiriendo a medida que se siente más valorado por su entrenador y que les va haciendo cada vez más responsables y adquirir una calidad de primer nivel. Muchos de estos jugadores, aparte de jóvenes, eran algo más que una promesa en sus anteriores equipos. Vallejo ha sido uno de los mejores defensas de la liga alemana. Ceballos se sale cada vez que juega con la Selección. Con Marco Asensio se comían los puños los directores deportivos de los principales equipos europeos por no tenerlo… ¿Y qué ha hecho el pobre Lucas Vązquez para merecer jugar solo los minutos de la basura? ¿Qué más tiene que demostrar? Aparte de otros temas, si hay algo que Zidane ha gestionado fatal ha sido precisamente esta llamada “segunda unidad”, que sería primera en los principales equipos europeos. Por desgracia, la meritocracia no es la guía de Zidane ni de Florentino.

    • Discrepo absolutamente. Les está dando minutos. Y ni va como debería el equipo A ni el B. No olvid nos que son el mismo equipo. No carguemos el mochuelo a los jóvenes, que lo que necesitan es tiempo y tranquilidad.
      En plena crisis, qué queremos?, que levanten el equipo los recién llegados?…
      Un poco de tranquilidad y paciencia.
      Si ayer eran los mejores no pueden ser ahora los peores. Piénselo de esta manera. Pueden volver a darnos lo que ya nos dieron. Y si no ya habrá tiempo de tomar medidas.
      Un poco de cordura y eapoyemos al equipo.

  14. Para todo hay un tiempo, tiempo de ganar, tiempo de perder, tiempo de morir, tiempo de nacer, tiempo de reir y tiempo de llorar, solo es cuestion de saber vivir cada tiempo, no ha existido, ni existe ni existirá algo que siempre permanezca en el mismo estado de gracia…………jamas habrá un equipo que permanezca ganando todo siempre…….quiza el barcelona ha rozado eso por mas de una decada, decada en la que casi el real no ha ganado nada a pesar de tanta inversion en jugadores muy caros, y que tanta inversion no refleje buenos resultados…..pero la diferencia quiza este en que le falta toda una verdadera filosofia de vida deportiva, y mucha humildad cosa que creo que le hace mucha falta………recuerden antes de una gran caida esta la altivez de orgullo…………

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí