La MSN es China

La MSN es China

por -
2

El original es BBC. La BBC. Lo que llevó a su alumbramiento fue la inspiración provocada por el trío de delanteros madridistas: Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo. Por lo que lo de la MSN (cuidado con las imitaciones) es como una copia para equipararse: un mohín de despecho. Un cohete de urgencia en plena Guerra Fría.

Es este uno de los muchos ejemplos de que el Madrid, para el Barcelona sin ir más lejos, es el espejo donde mirarse, frente al cual el Barsa grita como el teniente Harris de la Loca Academia de Policía corriendo desnudo por la comisaría.

Si esto no fuese así, si el Barcelona fuera un equipo capaz de reconocerse sin necesidad de compararse con el rival de siempre, hubiera buscado otra forma personal, ¡identitaria!, de llamar en conjunto a su potente trío de delanteros. No sé: ¿’Los Panchos’, quizá, por su diversidad suramericana como la del famoso grupo de origen mejicano?

MSN es el acrónimo envidioso, ¿qué otra cosa podría ser?, salido de otro absolutamente natural y primigenio, como si en este caso el Barcelona no pudiera ver más allá de que Messi es el Cristiano culé y no al revés, Neymar el Bale del Nou Camp, y Suárez el Benzema que faltaba para completar este bolso de Luis Buitón.

Pero, ¿por qué buscan otro acrónimo? ¿No es suficiente con uno? ¿Qué les pasa con las siglas? ¿Por qué no se inventan, qué sabe uno, un refrán? ¿cómo podrían ser ni remotamente parecidos, pongamos sólo Suárez y Benzema?

Introduzcámonos testimonialmente en este surrealismo: el uruguayo es básicamente un goleador de una movilidad extraordinaria con la cual, en numerosas ocasiones, asiste o habilita a sus dos compañeros de remake; y al francés, por el contrario, lo que le caracteriza es una indetectable movilidad donde el gol es casi la última alternativa.

Pero además Suárez no desespera al público como Benzema a menudo. Suárez no deleita. Suárez no escribe, no esculpe, no pinta. Sólo golpea. Y además golpea literalmente. Suárez es un consumado goleador y golpeador mientras Benzema es un consumado futbolista y artista. Suárez oculta sus múltiples agresiones y Benzema oculta cómo es posible tocar una pelota con el pie de mil elegantes maneras únicas.

Uno puede ganar creando y ganar pegando, o recibir un apodo e inventarse (copiar) otro de un modo tan dudoso como es, por ejemplo, la esencia de la “S” de la MSN: un acrónimo made in China (sin duda), quien, por cierto, tampoco ha podido progresar en estos años desde la barra y el espejo hasta el escenario como su inopinada “némesis”, sino tan sólo desde el mordisco hasta el puñetazo.

ARTÍCULOS SIMILARES

2 COMENTARIOS

  1. Ok con los de la copia y los del espejo. Ahora el pero: Suárez es un delantero brutal (en varios sentidos). No caigamos en la enésima comparación. Sobretodo no empecemos con lo de “sólo es un goleador” para desprestigiarlo. El gol es lo más importante en el fútbol. Lo de los adornos es puro artificio

Dejar una respuesta