¡Es la guerra!

23

En mi familia se ha desatado una guerra de trincheras. Me disparan balas, vuelan afilados cuchillos y profanan el aperitivo. Van con todo.

– ¿Vino y pintxo de tortilla? –me pregunta mi cuñado mirando a su hija de reojo.

– Sí.

– ¿Rioja?

– Sí, sácame un Azpilicueta.

El futuro de mi sobrina está en juego y las posiciones están más enconadas que nunca. Tiene cinco años y, aunque está rodeada de antimadridistas, de momento he conseguido que resista sus embates a base de juegos y chucherías.

Mi enemigo es formidable: sus padres (descendientes de una larga estirpe de culés) y un peligrosísimo sobrino adolescente con varias camisetas de Messi como pendón. Soldados crueles, insensibles a la futura tristeza de mi sobrina como barcelonista, gente sin corazón…

– No sé si tendrán Azpilicueta –dice el muy taimado.

– Sí, sí tienen.

Ellos saben que estoy en plena guerra de guerrillas, agazapado en la sombra, comprando descaradamente (te he dicho cien veces que hagas lo mismo con los árbitros, Florentino) el amor de mi sobrina por el Madrid. No tengo escrúpulos. Un kinder equivale a un ¡Hala Madrid! a pleno pulmón, con sentimiento. Y gracias a las bolas sorpresa de Frozen (normalmente contienen pendientes coleccionables muy apreciados para su tocador) ha empezado a tararear el himno de la Décima. Todo vale. Mi sobrina ha nacido para ser del Real Madrid y si tengo que alfombrar el camino de chocolate para llegar a ello lo haré. El enemigo no descansa.

Cinco minutos más tarde aparece mi cuñado con una gran sonrisa y me pone delante de los ojos una infusión.

– No tenían Azpilicueta pero te he sacado un té. Tómatelo calentito, que está empezando a refrescar.

¡UN TÉ! Ven a lo que me refiero. Ya no hay marcha atrás. Es la guerra.

Hay días que por motivos de trabajo de su familia mi sobrina come conmigo. Los dos solos. Y entonces preparo un intensivo. Me siento como el abuelo de Olive en “Little Miss Sunshine” enseñándole a su nieta coreografías exóticas para que las baile en el salón de su casa cuando el Real Madrid gane la Champions. He conseguido convencerla a base de juegos (y kinder…) de que el Madrid es un aplicadísimo estudiante y el Barcelona (para ella todavía es un ente abstracto) una especie de monstruo que se porta mal en el cole, no estudia, pega patadas al resto de los niños y es un cerdo. Normalmente acabamos los dos tirados por el suelo, dando vueltas y quejándonos entre risas de las patadas del cerdo Barcelona. Luego le castigamos de cara a la pared y le obligamos a comer verdura y pimientos (lo tiene bien merecido) mientras que el Madrid y nosotros disfrutamos de pizza y helado. Poco a poco el juego ha ido calando y el mensaje subliminal, vistos los desmedidos ataques de mi cuñado, también.

– Naroa, mira, ven, ven… mira qué Kinder más rico. Mañana, cuando vayamos a tomar calamares, le tienes que decir al aita una cosita. A ver, repite conmigo…

Naturalmente mi cuñado sabe que no me gusta el té. Y también sabe que la batalla va a ser larga. Lleva meses hurgando en la crisis del Real Madrid, sin saber, y en eso el Madrid también se diferencia de cualquier otro equipo, que uno puede escoger, según se informe en un medio u otro, de los motivos por los que se ha llegado a ella. Son crisis a la carta, a gusto del consumidor.

Me habla de la crisis del Real Madrid como si estuviese en la charcutería: ponme un cuarto de jamón serrano, ciento cincuenta de lomo y un modelo nuevecito.

Cuando ceno en su casa la crisis del Madrid va mutando con el menú. Al descorchar el vino surge la gordura de sus jugadores (apuesto a que son clientes habituales de la charcutería…), con el primer plato el problema es que corren poco, con el segundo tienen que visitar al urólogo por falta de cojones, y a última hora, cuando los fantasmas nos sobrevuelan y el postre ha dejado paso a los espirituosos, siempre suelen aparecer Pep y el modelo. Una cena sin modelo no es cena.

Desde que nos tocó el PSG en el sorteo está feliz. Dice que nos van a eliminar, que estamos acabados. Tengo el té delante y una bala en la recámara.

– Estoy seguro de que vamos a eliminar al PSG –le digo con una sonrisa.

– ¡Y una mierda!

– Tenemos un arma secreta, algo que va a sorprender a millones de antimadridistas como tú. No te lo puedes imaginar. Sólo la sabemos tu hija y yo.

– ¿Naroa?

Mi cuñado me mira sorprendido mientras yo llamo a mi sobrina, que deja de jugar y corre a mi lado. La cojo y la siento encima de mis piernas.

– A ver Naroa, dile al aita lo que tú y yo sabemos. Díselo. Dile porqué vamos a eliminar al PSG. Vamos a eliminar al PSG porque…

Entonces mi sobrina miró fijamente a su padre y lo dijo, vaya si lo dijo:

– ¡SOMOS EL PUTO REAL MADRID!

23 COMENTARIOS

  1. Genial historia.
    Lo malo es que nosotros tenemos que tirar de algún que otro huevo kinder para asegurar la continuidad blanca y ellos disponen de la Fábrica de Chocolate de Charlie…

  2. Que grande!! Y lo peor es que será verdad.

    Esta semana, como el RM saque un buen resultado del Bernabeu, vamos a tener en la red de hospitales nacionales una cantidad de crisis de pericardio, ataques de ansiedad, ulceras, etc. que muchos no llegan al partido de vuelta.

    HASTA EL FINAL VAMOS REAL!!

  3. Jajajaja, muy bueno. La puta pena es tener a un presidente acomplejado y pagafantas como Florentino.
    Si tuviésemos a un clon de Bernabéu, toda esta cuadrilla de odiadores del Madrid estaría en el hospital, en la UVI: defendiendo a cuchilladas al club en la Federación, echando al mafioso Gaspart de la cúpula, dando puñetazos en la mesa del comité de árbitros, poniendo a ostias morado a Roures, los Manolos, etc, y fichando del Atlético y del Barsa sin ningún complejo…y rematando la faena con un buen puro mientras se acomoda “sus” partes, esto haría nuestro gran Bernabéu.
    Pero ahora tenemos a un político dirigiendo todo esto y dejando que nos cagen y meen encima, mientras sonreímos y pedimos perdón por existir.

    • Te agradecería que pusieras aquí las maniobras que hay que hacer para conseguir todo eso que dices que tiene que hacer la directiva y el presidente y, sobre todo, cómo se puede hacer.

      • Buenas tardes, Alekhine.
        Lo que observamos bastantes madridistas en nuestra directiva y presidente es lo que he comentado arriba. ¿Maniobras a realizar? Escribo según lo voy pensando, así que ruego que entienda la falta de estructura en el escrito. No conozco los tejidos y redes de poder, pero sí que sabemos qué es lo que vemos mal y contrataría a las personas adecuadas para ello, cueste lo que cueste. Es lógico que no conozca la cocina del poder, no es mi trabajo, sí debería ser y es el de nuestra directiva.
        A bote pronto, lo que primero haría es una campaña de propaganda para tumbar toda la “basura” que popularmente se comenta de nosotros. Para saber qué dice esa “basura” tomo como referencia el reportaje que hizo Carles Torras, “Real Madrid, la leyenda negra de la gloria blanca”, coger ese vídeo emitido en TV3 y punto por punto tumbarlo con pruebas y argumentos. Eso es lo primero, Florentino no hizo absolutamente nada, hizo más Richard Dees que nuestra directiva (“Franco, ese culé”). A la par que esto poner a trabajar al equipo jurídico del club para estudiar posibles denuncias por calumnias, tanto a TV3 como a Carles Torras.
        Otra estrategia es contraatacar, ¿cómo? Sabemos que el Barcelona, como mínimo, está detrás de todo esto, pues a tirar de hemeroteca y ponerles en su sitio y airearlo como ellos hacen con nosotros por detrás (el tema de Kubala, las recalificaciones de Franco, las dos medallitas de oro y brillantes, villarato, etc). ¿Quieren batalla?, vayamos a la batalla, ya está bien de aguantar y de tanto señorío mal entendido. Ya no opino como Gandhi (antes, de joven, sí) “ojo por ojo, y el mundo se quede ciego”, sino soy más de justicia conmutativa (pagar con la misma moneda), eso duele mucho, porque sientes en tus carnes lo que haces al otro.
        Ante la Federación: que esté Gaspart de vicepresidente de la Federación es un insulto al madridismo, un señor que juró hacer todo lo posible para hacernos daño no puede estar en la directiva. Eso, para empezar. ¿Que no se va? Denunciarlo dentro de la Federación y ante los medios. Y si es necesario ante el organismo deportivo competente. Plantear un cambio en la Federación, de tal manera que no lo componga nadie que haya sido o es directivo de un club de fútbol, personas ajenas y lo más imparciales posibles.
        También asignaría una partida económica para contratar investigadores y descubrir toda la corrupción de arbitrajes desde 2004 hasta hoy, incluido en la UEFA (el famoso turco directivo de UNICEF y uno de los grandes jefes de los árbitros).
        Aclarar perfectamente ante la opinión pública la recalificación de la antigua ciudad deportiva, meter también en el saco las recalificaciones hechas recientemente al Barsa, comparar también la financiación de los campos de fútbol de muchos clubes españoles, destacando el más reciente: Sociedad Barría, el de San Mamés (ahí destaparemos el dinero público en los clubes).
        El tema de los arbitrajes: es evidente que el saldo arbitral es escandaloso. Haría vídeos con todos los “fallos” tanto a favor como en contra del Madrid y del resto de equipos, labor de chinos pero el Madrid se puede permitir este lujo. Muchísimos títulos se deciden por pequeños detalles, y ahí hemos perdido todo, con esos arbitrajes sibilinos y no tan sibilino contra nosotros. Los árbitros contrarios a nosotros nos pitan muchas veces, qué casualidad…Poner el VAR, que lo dirija gente imparcial, y si fuese extranjeros, mejor que mejor.
        Y la tercera pata es la prensa. Recuerdo una entrevista que Paco García Caridad en Radio Marca al hijo de Cruyff, Jordy. Le preguntó por las claves del éxito de Ferguson en el Manchester, y respondió que una de las claves fue apartar a la prensa tóxica del entorno del club (lo que no recuerdo ni también les prohibió entrar al estadio). Fue mano de santo (otra clave fue tener la autoridad y poder para dar las bajas que creyese oportunas, sin contar santos, leyendas ni memeces de éstas, es decir, era el jefe de verdad, no un figurante como aquí). Ahora recuerdo cómo la prensa quitó de la red (internet) un artículo sobre la evolución física de Messi, ¿por qué lo quitaron? Lo mismo, acabo de recordar, con esa entrevista en Marca Digital a Lluis Bassat el 05/05/2013 después de perder las elecciones a presidente del Barsa, le preguntan que qué sentía…llegó a decir que un alto directivo del club catalán le visitó para desanimarle a presentarse y le dijo que no sabía nada de los manejos, por ejemplo, cómo comprar un árbitro. Y ese artículo se silenció, y es más, desapareció de las redes. Eso hay que sacarlo a la luz con nuestras herramientas, principalmente Real Madrid TV.
        Sé que todo esto supone una guerra total, ¿pero no tenemos una guerra “dulce”? Tengamos presente que la PAZ no deja de ser más que las condiciones impuestas por el que ganó la batalla, y en el presente el verdadero ganador es el antimadridismo, capitaneado por el Barcelona (desearía conocer la historia del campo actual del Atlético Madrid, el equipo del Pueblo).
        Y Florentino es un político, eso es muy evidente. Es muy bueno como empresario, dirigir al Real Madrid con casi todos los medios en tu contra es dificilísimo, pero por este motivo debe de sacar el valor para dar el puñetazo que Bernabéu hubiese dado en su lugar. Recuerdo que tras el escandaloso robo al Real Madrid en la sexta edición de la Copa de Europa ante el Barsa, que supuso nuestra eliminación, en la UEFA pidieron perdón por los dos arbitrajes (ida y vuelta), y creo que Bernabéu algo tuvo que ver. Si Florentino se pusiese las pilas estoy seguro de que toda esta tropa de pesebreros del “Txistu” temblaría…
        Recuerdo la chulería y falta de educación de Manolo Lama en Cuatro con Florentino, lo que debió hacer es levantarse, decirle cuatro cosas y hasta luego, por respeto a él y a la institución que representaba. Y al club independentista decirle: “Hasta aquí has llegado, machote, viene el Real Madrid, así que escóndete”.
        Saludos.

        • No puedo más que estar de acuerdo con todo lo que dices. No sé si es fácil o difícil, pero lo que es no es de recibo es estar todo el santo día poniendo la otra mejilla ante todo el mundo, prensa incluida, como si fuéramos un mindundi y no el que está dando de comer y manteniendo a todos estos parásitos que viven de este negocio que es el fútbol.

          Saludos

        • Totalmente de acuerdo con usted. Ciertos madridistas quieren que hagamos *exactamente* lo mismo que quieren los antimadridistas, TRAGAR Y CALLAR.

          Eso es justo lo que nos ha llevado a la situación en la que estamos. Da vergüenza ajena.

  4. Esto no sólo hay que decirlo esta semana… también las otras 51 semanas del año. No sólo hay que ser buenecín en Navidades, también el resto del año. ¡SOMOS EL PUTO REAL MADRID TODO EL AÑO! No sólo cuando hay partido de la Copa de Europa, co..ño. ¡Hala Madrid… y nadie más!

  5. Yo también tengo un sobrino al que gané para la causa, no con huevos Kinder si no de una manera más ruda. Cuando alguien, en su tierna infancia, le animaba a decir ” Visca el Barça”, yo poco después le llevaba aparte y le soltaba a bocajarro “Como dices eso, los del Barça son feos, malos y se comen a los niños” La cara que ponía mi sobrinito era indescriptible, pero lo conseguí.

  6. Cuando mi hija tenía “lengua de trapo”, le enseñé unas respuestas:
    Yo: ¿Qué es el Atleti?
    Ella: Una “mieda”.
    Yo: ¿Y el Barcelona?
    Ella: “Ota”.
    Yo: ¿Y el Madrid?
    Ella: El mejor.
    Y así sigue, siendo Madridista.

  7. Creo que ya he comentado alguna vez que sus escritos son los que más me entretienen de entre los que se publican por aquí. Que no es poco.

    Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí