Courtois no era necesario

21

Hay quien piensa (muchos, una mayoría, creo) que treinta y cinco millones por Courtois son un negocio estupendo. Yo pienso en Allison y sus setenta y cinco, que son los que ha terminado pagando el Liverpool para sustituir al conmocionado Karius (una conmoción de por vida, parece ser); o en el más reciente Kepa (fruto de tantos desvelos y mortificaciones madridistas), por el que el Chelsea, club vendedor de Courtois, ha pagado ochenta del ala.

Kepa tenía un precio de veinte millones hace tan sólo unos meses. El Madrid desestimó su compra, y ahora en Londres lo han adquirido por cuatro veces más. Cuatro. Yo no sé por qué Allison vale setenta y cinco, Kepa ochenta y Courtois, el mejor portero del Mundial, el reconocido como uno de los tres mejores guardametas del mundo, si no el mejor, cuesta “sólo” treinta y cinco.

Es realmente misterioso para mí. A Klopp lo han timado y a Abramovich lo han exprimido. Les han sacado los colores y los cuartos, respectivamente. Ya se sabe que no existen los duros a pesetas salvo en circunstancias únicas y extraordinarias. Puede que esta haya sido una de ellas. Yo no lo dudo. Puede que este fichaje haya sido el fruto de una labor negocial brillante. Puede que el Madrid sólo fiche gangas maravillosas como Courtois.

Pero yo sospecho. No sé muy bien de qué y por qué, pero sospecho. Me alegra como madridista el júbilo generalizado de la afición. Me siento reconfortado por la aprobación que han dado de la venida del gran portero belga admirados y reconocidos compañeros y amigos. Yo mismo me sorprendo, a pesar de estar junto a ellos, de no sentir el mismo gozo, de no compartir su dicha en este verano de fichajes folclórico.

Estaba pensando que yo en cuestión de porteros, ya ven qué cosa más fatua, soy capellista. Recuerdo que a Capello le gustaban los porteros altos y serios. Cuando vino Illgner, previa petición expresa de Fabio, creo que nadie en el Madrid le había dado una importancia similar (no digo mayor ni menor sino similar) a las características más bien físicas de un guardameta.

Era una cosa un poco estética, como de apariencia más que de técnica o de recursos o de talento. Illgner no era un Courtois, ni un Allison, ni un Kepa. Era el discreto suplente de la selección alemana. Pero a mí todo aquello me gustó.

Illgner le daba a la portería del Madrid un empaque desconocido y misterioso. Le daba casi un abolengo, como si se dijera común y orgullosamente: “Nuestro portero es Illgner, Bodo Illgner, de los Illgner de toda la vida”. No recuerdo ninguna típica broma acerca del alemán, que era sobrio y seguro. Illgner mantuvo en silente concordia a una afición proclive al linchamiento. Algo (casi) inédito en esa plataforma discotequera que es la meta madridista.

Courtois cumple con esos requisitos capellistas y además los supera, pero parece que nadie ha contado con Keylor Navas. Keylor no cumple los requisitos estéticos ni físicos de mi preferencia capellista, soy consciente. Pero Keylor me ha curado de mi fatuidad cancerberística. Es cierto que sólo hasta que no esté el mismo Keylor. Y Keylor solamente no ha de estar cuando ya no esté, futbolística y no presencialmente hablando.

Keylor es el portero del Real Madrid por oposición pública. Oposición de la que se ha examinado sin falta todos los años por extraña aclamación popular. Nunca un portero madridista fue tan injustamente exigido, ni tan intensamente juzgado, ni tan internamente presionado, ni tan cruelmente ninguneado. Keylor es el portero del Madrid porque los ha vencido a todos. Y por eso yo lo veo hoy como a un noble, como a un portero capellista de ilustre apellido y porte. Era un plebeyo que se ha ganado a conciencia su título.

Pero ahora llega Courtois que es un noble de cuna. Ese noble que lleva amenazando la meta de Keylor tantos años. El Madrid gana, en cualquier caso. Puede que eso sea lo único que importe. ¿Pero era Courtois, esta especie de barón belga, una necesidad para el Madrid? ¿Qué hay de Lunin? ¿Ese joven caballero que parece salido de Camelot?

Courtois podría ser durante muchos años el portero titular del Real Madrid. ¿Qué hay de malo en eso? Todo lo contrario. Pero no puedo evitar pensar en Keylor y en Lunin y en el dichoso nueve también. Sólo es una impresión, seguramente exagerada, pero Lunin podría ser el portero del Real Madrid durante muchos, muchos años. Él tiene diecinueve y no ha costado treinta y cinco, que bien podrían haber servido, por cierto, para la contratación del inefable nueve perdido.

Y a todo esto con Keylor, el eterno opositor, como dueño de la meta mientras quiera, o mejor, mientras pueda. Courtois parece haber venido, entre otras cosas, para echarlo al fin de mala manera, no él sino quienes lo han traído. Yo no quería hablar de Keylor sino de Courtois, de la venida del gran Courtois, pero Keylor aparece por todas partes. Me pregunto además qué éxito, qué descubrimiento significaría Lunin (por el que siento una curiosa predilección, no puedo negarlo) si ahora, obviando al inobviable Keylor, Thibaut tapa durante diez o más años el progreso y el lugar del joven Andriy.

No para la afición de echarse las manos a la cabeza por la ausencia del maldito nueve, o incluso por la supuesta debilidad de otras posiciones de campo, mientras se va a cubrir con alborozo popular por treinta y cinco millones un puesto ya sobradamente asegurado y acreditado tras años de pruebas, de oposiciones (un navy seal es Keylor), de juicios, de triunfos incontestables; y más asegurado aún y reforzado con la aparición ilusionante (y baratísima, como la de Keylor en su día) del prodigio ucraniano.

Muchos piensan, la mayoría, que treinta y cinco millones menos y Courtois es un negocio estupendo. Yo estoy casi convencido de que acabará siéndolo y me alegraré por ello del mismo modo que me preguntaré que habría sido de un Madrid con treinta y cinco millones más en el bolsillo, confiado a su valeroso Keylor y a la espera de la natural y grandiosa toma de posesión de Andriy Lunin, el Illgner adolescente, vitaminado y mejorado del siglo XXI.

Compartir
Artículo anteriorLlega un gran portero
Artículo siguienteSeguroleces
Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna. @delasherasmario

21 COMENTARIOS

  1. Para mí, es un buen fichaje y hará que la competencia por la portería, entre Keylor y Courtois sea estupenda.
    Keylor es un gran portero, una gran persona y ha demostrado su amor por el Madrid, pero que esto no nos nuble, porque la temporada es muy larga y suceden muchas cosas, y es bueno tener una plantilla larga y competitiva, y con Courtois la portería está bien armada, peleando con Keylor.

  2. Imaginad la siguiente situación: jornada 8 de liga, el Madrid a 5 puntos del Farsa y hay que jugar en el Wanda contra el Paleti (o contra el Cerdilla, el Violencia…) y se lesiona Keylor. Si se pierde, a 8 puntos del Farsa y otra liga perdida en Octubre. Os lo jugaríais todo con un chaval de 19 años en la portería???

    Yo prefiero tener a 2 tíos contrastados para defender la portería. Que peleen de igual a igual, en ese caso solo habrá un beneficiado: el equipo.

  3. Bueno, el contrato de Courtois en el Chelsea terminaba en junio de 2019, ¿no? Eso explicaría su coste tan relativamente bajo. Fue, precisamente, el caso de Kroos. No creo que haya razones para sospechar nada (a falta de que el Marca le descubra una “hernia” a Courtois).

      • Siempre le habíamos reprochado al club que comprase caro. En los últimos años ha comprado, en general, bueno y barato.
        Un compañero galernauta razona que 35 millones son muchos si dentro de 6 meses podemos ficharlo “gratis”.
        Yo dudo de esa afirmación por varios motivos:
        – en primer lugar, porque Courtois quiere venir a Madrid YA (temas familiares) y no dentro de seis meses (más bien un año)
        – en segundo lugar porque un jugador que llega libre “se lo cobra” en prima de fichaje e incluso en la propia ficha, y esto último sí que podría desestabilizar el vestuario, por aquello de las diferencias salariales.
        Un compañero barcelonista me reconoció que si el Real Madrid fichaba a Courtois por 35 millones era sería para hacerle la ola a Florentino. Yo estoy de acuerdo.
        Keylor es un gran portero y yo siempre lo he defendido, pero creo que Courtois es mejor. De hecho el belga es uno de los mejores porteros del mundo. ¿Debo estar triste por su fichaje? NO. Sería como si yo, como benzemista, me entristeciese de que el Real Madrid fichase a un delantero que lo mandase al banquillo.
        Y eso que, mal que les pese a los benzefóbicos, Karim ha sido parte fundamental en los éxitos recientes del Real Madrid.

    • Has adelantado lo que estaba pensando al leer el artículo. No sólo acababa en 2019, sino que llevaba 2 o 3 años gritando que quería volver a Madrid, donde vive su familia. Me recordaba al burrito de Shrek gritando: Elígeme! Elígeme! Jajaja

  4. No le dé usted tantas vueltas, D. Mario.
    Una plantilla ha de tener 3 porteros. El año pasado, Keylor, Casilla y Luca. Este año, Courtois, Keylor y Lunin.
    La porteria del campeón de Europa está, evidentemente, mejor cubierta que el año pasado. Que se apañe Lopetegui para tenerlos enchufados a los tres. Es su trabajo.

  5. No acabo de entender por que la portería del Madrid se ha convertido en un debate permanente desde hace unos años.
    Si en cualquier otra posición tuvieramos 2 jugadores que son top 10 mundiales daríamos palmas con la orejas, pero la portería es otra historia.
    Y no deja de sorprenderme algunas opiniones que en el asunto de Casillas/D.Lopez se manifestaron abiertamente en un sentido (es buena la competencia, nadie debe tener el puesto por decreto, etc. ahora se pronuncian defendiendo justo lo contrario .
    Y el colmo es cuando los argumentos son de un fino análisis deportivo, dignos del Marca e incluso del As, como que los aficionados de su ex equipo están felices con su salida o que Keylor está en desventaja por ser de Costa Rica ( sólo falta la coletilla de las obras de cierta empresa en ese pais). Pienso que falta razonamiento y sobra emotividad.
    Desde un punto de vista exclusivamente futbolístico, fichar a uno de los tres mejores jugadores en su posición por ese precio y con esa edad, es una magnífica operacion; recordemos que , por ejemplo , por Dembele que no esta entre los 15 mejores atacantes se han pagado más de 140 millones.

  6. El Barca tuvo durante algún tiempo a dos internacionales (Ter Stegen y Bravo) coincidiendo y alternándose y no se montó ningún drama. Pero claro, esto es el Madrid y hay que hacerse cruces.

    • Bueno, el drama (bien silenciado desde la esquinita, as usual) fue que Ter Stegen se plantó 2-3 veces en el despacho diciendo “o juego yo o me voy”. Desenlace: Bravo al City con Buardiola.

  7. Si de verdad cree en lo que escribe, no puede preguntarse porque Courtois, cuesta 35, Kepa, 80 y Alisson 75, porque ustá dando a entender que es un saldo, y eso lo deja usted en un mal comentarista, cuando sabe que Allisson fue un traspaso, Kepa otro y Courtois, quedaba libre el año que viene, y no deseaba renovar por el Chelsea, asi que se venia ahora por 35 millones o quedaba libre el año proximo, pero usted que escribe mucho y dice poco, sabe perfectamente que Courtois, es mucho y mas portero que Navas, a pesar del cariño, que le profesamos todo los madridistas, creen que se hizo una buena operación, tal como los usa usted, para decir que el Madrid no necesita un portero, eso lo dice usted, por alegrias, en fin no me gusta que me interpreten sin pregutarme.

  8. Pues ya lo habeis dicho todo casi todos. Si esta operación la hubiera hecho el de la horrorosa camiseta a franjas azul y grana, aún estaŕían repicando las campanas en honor a la astucia y visión del club con antecedentes penales no cancelados.
    Todos los madridistas sentimos gran simpatía y admiración por Keylor. Pero el fichaje del belga de 26 años, “top3”, a precio de saldo es una jugada estratégica para la portería del RM en el próximo lustro.
    Y eso sin mencionar el cachondeo que algunos nos traemos con la mala leche que se les ha puesto a nuestros conocidos del Paleti…. 🙂

    • Eso es como preguntar si Keylor es tan bueno, por qué no sale ni citado entre los porteros del mundial? Nada tiene que ver. Entre los tres de champions, por ejemplo, sale Allison, un portero correcto sin más.

  9. Si Keylor midiera diez centímetros más y dominara el juego aéreo, jugara con el pie el doble mejor y tuviera cinco años menos, no haría falta Courtois para nada. Pero no es el caso. Con Courtois cambiaremos unas cuantas paradas al año inverosímiles, plenas de reflejos y potencia bajo palos, por dejar de rezar en cada córner y en cada balón lateral, sin dejar de perder demasiado en los demás aspectos del juego de portería. Me sale bastante más a cuenta .

  10. Por fin alguien con buen criterio en medio del desierto que estamos viendo por aquí, gracias D. Mario De Las Heras.

    Y estoy con usted, no solo no era necesario, sino que muy bien puede ser contraproducente.

    • Eso forma parte de ese madridismo extraño y sobrevenido , que diría Mou, que para defender a un jugador de su agrado denigran a otro compañero.
      Exactamente lo mismo que hicieron F.Burgos, Pulido o Lama en tiempos de Iker.Y luego se quejan de la prensa cuando se comportan igual que ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí