Abriendo espacios

7

Que lo real supere siempre lo imaginado es una constante pocas veces tenida en cuenta, y no dejo de frotarme los ojos viendo cómo este Madrid juega mejor cada día, sin perjuicio de poner sobre el césped a la mitad o menos de los previstos en origen, como si la principal maldición genérica –estar cansados de ganar, y conformes con perder aquí y allá- se fuese diluyendo. El Bernabéu llevaba bastantes años sin aplaudir tan sostenida y alegremente el desempeño de noveles y veteranos, sin duda porque parecía improbable.

¿Hubiésemos firmado que el juvenil Vinicius es un genio de la conducción y el regate, capaz de sembrar el pánico allí donde reciba el balón, que anoche pudo enchufar una rosca de las patentadas por Cristiano y aportó un penalti, una asistencia tan perfecta como difícil de ver, y el pase a Marcelo origen del último gol? ¿Cabía imaginar que Benzema, otrora señalado por una mansedumbre contigua a la desidia, cargase un día sí y otro también con lo exigido para ser el delantero óptimo? Constaba su don para jugar entre líneas, el temple y precisión en los pases y su inagotable imaginación; pero no solíamos verle rematando seis o siete veces con peligro, animado por el arresto puro y duro que aúna la preparación con la ejecución.

Lo que más me asombra de las últimas jornadas es jugar al espacio, abriendo el campo para la llegada por ambas bandas e incluso despejando la entrada por el centro, un privilegio de equipos mayores que venía siendo minado por pedirla al pie, telegrafiando la jugada, y no acierto a entender cómo aprueban esa asignatura pendiente a despecho de la enfermería y el peso de la inexperiencia. Hasta en el par de partidos buenos con Lopetegui la presión adolecía de cierto alocamiento, y tanto anoche como ante el Sevilla hubo ocasión de exhibir lo contrario. Colapsó en un par de ocasiones, y otros tantos goles subieron al marcador –como corresponde a rivales expertos en castigar cualquier descuido-, pero dejó la impronta de un colectivo coriáceo, que apenas concede metros para pensar.

La política del espacio tiene usufructuarios tan ostensibles como Odriozola y Vinicius, abastecidos por volantes con visión de juego y capacidad de llegada, que son por cierto la única línea donde hay para dar y tomar, sea cual fuere el capítulo de lesionados o venidos de una lesión reciente. Así, y con los más insólitos protagonistas, el Real emite otra vez señales de equipo temible, apto para cualquier cosa. Bien por Solari.

7 COMENTARIOS

  1. Muy bien el Real Madrid tanto el domingo como ayer.
    Pero, dado que la Liga está perdida, ¿puede este Real Madrid, sin un peso pesado en la delantera, optar a ser campeón de Europa? Yo lo sigo viendo difícil.

  2. Después del horrible otoño, esta vez el mes de enero va razonablemente bien. No obstante, todavía no me fío del partido de vuelta, con el VAR y un posible nuevo episodio de caraja que tanto hemos sufrido. El resultado es engañoso.
    Dicho de otro modo: Estoy ilusionado, pero todavía creo que es demasiado pronto para dar de alta al enfermo.

    Eso sí, de cara a “lo importante”, vamos cogiendo pulso. Soñar con un doblete de Copas como en la Décima no estaría del todo mal verdad?

    Hala MAdrid

    PD En estos últimos partidos tengo humildemente que envainarmela con Ceballos. Ojalá siga dejandome como Cagancho en Almagro, sería buena señal.

  3. Muy en la onda de la crónica del maestro…y parece que empezamos a ver la luz….y también noté, como ante el Sevilla, la comunión entre la afición y el equipo y los únicos silbidos se los llevó el modorro de Undiano y los teatros de algunos jugadores del Girona…y eso es lo que tiene que pasar siempre….los rivales o enemigos nuestros no son los que van de blanco….a ver si se lo aprende esa parte del público que no valora la fuerza y la presión que puede ejercer una afición contra las actitudes arbitrarias e injustas del hombre del silbato y contra los rivales….y lo que puede hundir a los suyos si los pita…un poco de inteligencia….los cabreos y pitos a los nuestros, si proceden, siempre al final del partido…

    Estoy moderadamente contenta con lo que veo…parece que esto no es un espejismo sino que los brotes verdes empiezan a salir con vigor….

    Saludos y ¡Hala Madrid!

  4. Me gusta lo que veo en el campo, cierto que han sido dos partidos en casa pero ni con todo a favor ni contra equipos de segundo nivel, sino contra dos morlacos de los verdaderamente peligrosos. Ayer además la cosa empezó de culo como no podía ser de otra manera si se esgrime una defensa de mantequilla, tenemos que irnos preparando para la vuelta a la champions, con equipos ya de cierto empaque que nos ven dar esas facilidades un partido si y otro también. La buena noticia es que Solari está dejando de tener trabajo en la delantera y en el medio campo, porque todos están jugando con acierto y con entrega, así hay pocos equipos a los que no marquemos más de un gol. Sin embargo queda mucho por trabajar ahí atrás, en esa cueva donde solo Sergio Ramos está poniéndose realmente las pilas y los demás tienen ya que tomar su puesto o dejarlo definitivamente.
    Por cierto, monstruosos los cambios ayer, nuevamente Solari la caga en cada uno de ellos, no entiendo que Modric, Casemiro y Ceballos, tal como estaban jugando ayer, no puedan dosificarse mejor contra el Español el domingo que a mi modo de ver es un partido bastante más flojo y con menos en juego. La buena noticia es que el equipo se sobrepuso y dieron la talla todos en general, pero me parece a mí que el argentino no lo tenía tan claro cuando vio el gilipenalti de Llorente.
    A seguir así, con ese juego yo no me pierdo un minuto.

  5. ¿ Pero, puede haber alguien con un mínimo de sensatez como para pensar que el Varsa puede estar donde está , con el Madrid tan lejos en cuanto a puntuación, sin que haya asuntos extradeportivos de por medio ?.

  6. Muy buen partido y muy bien resuelto el cambio de esquema del Girona en la segunda mitad. Normalmente se nos atragantan los tres centrales y, si bien Odriozola perdió el pasillo de un primer tiempo memorable, el míster mantuvo el dibujo cambiando a los tres mediocampistas sin modificación táctica. Por fin nos hemos olvidado de probaturas, jugamos a algo conocido con los jugadores en su sitio y así, si la evidente mejora física continúa, podemos ser temibles, pues no olvidemos que quedan futbolistas por recuperar que, o vienen con ganas de comerse el verde o van a quedar muy retratados.

    Vinicius por su parte mejora a pasos agigantados, sigue sin acertar en el disparo pero no sólo está mostrando un gran conocimiento de la contra (esto se entrena, la lanza en diagonal a velocidad de diablo y si no la lanza él, sale como una flecha por la banda buscando encontrar el mismo pase) fueron siete balones recuperados por el suricato, nuevo vigilante de la manada por lo que se ve, otra que apuntarle a un Solari más seguro y probablemente al resto de un equipo que por fin está encontrando el gol, aunque le pondría un pero a que el portero saque en largo de forma demasiado habitual, es algo que no veíamos desde hace tiempo y, si bien el gol de Benzema viene de un saque largo, son normalmente balones perdidos, nuestros jugones tienen cabeza de trapo, qué le vamos a hacer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí