4-2: Emperador Cristiano

4-2: Emperador Cristiano

por -
5

No sabe el Real Madrid ganar por la vía rápida, imponiendo la lógica. Le gusta llevar los partidos a un terreno casi épico, con la angustia por bandera y un camino irregular que invita a abrazar el nerviosismo cuando el escenario invitaba a lo contrario. Cuando el árbitro pita el final, el que alza los brazos viste de blanco. No busquéis la explicación. No la hay. Forma parte de la historia. Se ha escrito así desde hace más de un siglo. El rival se va con la cabeza alta y el Real Madrid lo hace con la copa en la mano. No concibe el club blanco otra forma de subsistir. El innegociable estilo es ganar.

2016 ya está en el museo merengue como un año para recordar. Lo empezamos con muchas críticas, muchas dudas expuestas por parte de la prensa y una permanente inestabilidad -o eso decían-. Lo terminamos con todo eso, pero con una Champions League, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes. No está mal. Seguramente al Real Madrid le gustaría jugar más y caer mejor, pero, de momento, se conforma con ganar, que es el fondo y las formas.

Ante el Kashima, el equipo de Zidane fue tibio, irregular y no transmitió seguridad. Un brillante Benzema sostuvo a los suyos hasta que Cristiano tiró la puerta abajo y decidió solventar el asunto por la vía rápida. El portugués es el fiel reflejo del Real Madrid. Criticado, infravalorado, insultado. Pero arrasa. Lo ha hecho una vez más. Estaba jugando mal la final, pero Zidane no lo quitó porque sabe lo que puede dar. Y lo dio. Tres latigazos, tres goles. Se ha adaptado a su nuevo rol con la insultante facilidad que se le intuye a un jugador de su categoría. Ya sabemos de su valor, aunque no nos daremos cuenta de su trascendencia hasta que deje de vestir la blanca.

Fue, como digo, un partido extraño, con un Kashima crecido y un Real Madrid despistado, disperso. Luka Modric y Lucas Vázquez se unieron a Benzema en el intento de rescate, aunque no fue del todo suficiente hasta que no apareció Cristiano. Sin embargo, el ‘Hat Trick’ del portugués no debe esconder el monumental papel de los tres en la gran final. Atrás se falló y a Keylor Navas se le vieron grietas que hace meses ni preveías. Incluso Sergio Ramos, enfocado por la historia y el cronómetro, quedó a medio milímetro de irse expulsado por doble amarilla.

Lo que sí ha vuelto a quedar claro en este Mundial de Clubes es que no puedes dormirte ante nadie. El Real Madrid lo hizo y el Kashima estuvo a punto de aprovecharlo. Por suerte, y volviendo al primer párrafo, este equipo sabe que ganar es el verbo y la meta, sea como sea el camino y las circunstancias. Lo sabe el equipo y lo sabe Cristiano, que fue emperador en plena tormenta. Ahora toca descansar, saborear este excelso 2016 y empezar 2017 con la intención de aumentar la racha de invictos -37 partidos hasta ahora- y mirar al horizonte hasta ver la Liga, la Champions League y la Copa del Rey. No es un reto, es una obligación. Es el Real Madrid.

LAS NOTAS

Keylor Navas (5): Debe recuperar el nivel.

Carvajal (5): Sufrió mucho por su banda.

Varane (6): El zaguero más seguro del equipo en la final.

Sergio Ramos (5’5): Se libró de una segunda amarilla.

Marcelo (5): Mal partido que supo mejorar en la prórroga.

Casemiro (6): De menos a más.

Modric (8): No te retires nunca.

Toni Kroos (6’5): Juega bien hasta cuando juega mal.

Lucas Vázquez (8): Impresionante.

Benzema (8’5): Una final para el recuerdo.

Cristiano Ronaldo (10): Acudió a la llamada y demostró por qué es el mejor.

Isco (6): Estuvo a la altura cuando Zidane le dio minutos.

Morata (6): Dejó la jugada del campeonato.

Kovacic (5’5): Pocos minutos.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

ARTÍCULOS SIMILARES

5 COMENTARIOS

  1. En As.com L.Nieto dice que casi debemos pedir perdón por haber ganado antes los meritos japoneses y los demeritos ?? nuestros. Cristiano mete tres goles y ? Es de los peores del partido?. Estamos en un deporte distinto? Se da algun premio al jugador que más regates haga, o al que más pases de?
    Estamos perdiendo la pespectiva de este deporte que de momento consiste en meter más goles q el contrario?.
    Hala Madrid

    • Eso te pasa por entrar en páginas que están prohibidas para todo madridista que se precie de serlo…. el exdiario As, se ha convertido desde hace algún tiempo en el AScosport, y como su nombre indica, es una fusión del anterior AS con los mierdas del Sport, por tanto, son antimadridistas declarados y páginas non gratas para todo madridista con dos dedos de frente…que sé, por los post que te he leído, que lo eres, y bueno, además. Saludos..

  2. Creo que a Relaño se le pasó la mano y se le cayó la careta, se le notó la mala intención; lo de AS ha sido tremendamente lamentable; EL PERIODISMO MADRIDISTA HA PERDIDO HOY UNO DE SUS DOS BUQUES.

  3. Partido irregular del mejor equipo del mundo, jugando a ráfagas, ante un rival que dirán que es malísimo y al que se debería haber ganado mucho más fácil de como ocurrió, pero que sin embargo, ha causado una gratísima impresión y ocasionó problemas graves al Real Madrid, poniendo en serio peligro la consecución de su quinto entorchado como campeón del mundo. Los últimos 5 minutos de la prórroga han sido un auténtico despropósito madridista, Ramos debió ser expulsado en la última jugada del partido antes de la prórroga, todos los medios se harán eco de esta “ayuda” arbitral, pero omitirán que al Real Madrid, a Cristiano en concreto, se le anuló de forma errónea un gol al no estar Cristiano en fuera de juego tras la buena parada del japonés al estupendo tirazo de Benzema a media vuelta tras pinchar el balón, y también se le perdonó la expulsión a Fabrizio en el final de la primera parte de la prórroga por doble amarilla, pero éso serán jugadas que no habrán pasado para la demagoga prensa deportiva española editada en papel, y Navas tuvo que salvar la final con una buenísima parada tras tiro desde fuera del área de no recuerdo qué japonés, y una buena salida a los pies de otro que se plantaba completamente sólo, el rebote terminó despejado a córner por la defensa madridista. La prórroga hemos salido mucho más enchufados y ha sido nuestra completamente, aunque después del 3-2 haya un remate al larguero del 34 japonés tras un córner, después, el hat trick del mejor jugador del mundo, que debió ser póker porque el segundo que metió tras el penalty, y que hubiera evitado la prórroga, no estaba en fuera de juego, y la sentencia del partido, y el trofeo que nos acredita como pentacampeón mundial se viene para las vitrinas madridistas… mi más sentido pésame a toda la demagoga prensa deportiva española.

Dejar una respuesta