3-1: Gareth Bale acepta el reto

15

Como era de esperar, Julen Lopetegui aprovechó el Trofeo Santiago Bernabéu para mostrar un pequeño boceto del Real Madrid que podremos ver el miércoles en la Supercopa de Europa. El técnico apostó por un once presumiblemente titular -sólo Modric, que acaba de llegar de vacaciones, se quedó en el banquillo- en el que Asensio, Bale y Benzema formaron en una línea ofensiva que veremos muchas veces esta temporada.

Enfrente, un Milan renovado que busca ser quien fue. El encuentro empezó eléctrico, con dos goles en un abrir y cerrar de ojos. Benzema puso el 1-0 aprovechando un buen centro de Carvajal, pero Higuaín igualó rápidamente con un certero remate desde la frontal. Pudo hacer algo más un Keylor Navas que acabó firmando un partido notable.

Bajaron las revoluciones tras la tormenta. El Milan agrupó sus líneas en pocos metros y el Real Madrid, todavía lejos del cien por cien, tiró de paciencia para intentar superar a su rival. Nadie terminaba de destacar hasta que Bale recordó que este año toca asumir galones. El galés parece aceptar el reto lanzado indirectamente por Cristiano Ronaldo con su marcha. Se ve preparado para liderar el Real Madrid. En el Trofeo Santiago Bernabéu dejó sensaciones similares a las que vimos en amistosos anteriores. Activo, dinámico y certero, Bale gobernó el ataque y puso el 2-1 a la salida de un córner. Si las lesiones lo respetan, esta será su temporada.

Lo peor de la primera mitad, más allá de los habituales desajustes defensivos, fue la alargada sombra de Cristiano Ronaldo, que nunca apareció en esos centros laterales que otrora siempre iban a su figura. Son muchos los goles que se han perdido este verano, de ahí que sea necesaria la llegada de un delantero centro. Bale acepta el reto de ser el nuevo líder, pero nunca será un depredador del área como su ex compañero.

En la reanudación, el Milan mejoró y apoyó su fútbol en un gran Suso, aunque se topó con Keylor, sobrio y seguro tras el gol de Higuaín. El carrusel de cambios no anestesió el encuentro, ya que el Real Madrid aceptó el envite rossonero y respondió buscando un 3-1 que llegó en el descuento gracias a una oportunista aparición de Borja Mayoral.

Modric se llevó la ovación de la noche y el Real Madrid cerró la pretemporada con buenas sensaciones. Noche feliz en el Bernabéu y a pensar en el Atlético de Madrid. Se acabaron los amistosos.

Compartir
Artículo anteriorSeguiremos tapando vergüenzas
Artículo siguienteHoy se juega un amistoso
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

15 COMENTARIOS

  1. En el primer tiempo se notó demasiado el que no hayan cogido aún la forma adecuada Casemiro y Marcelo, dos auténticas rémoras, ayer, que, junto a la posición inadecuada -por excesivamente retrasada- de Isco hizo que el centro del campo madridista no existiera en el primer tiempo. Isco, en el caso de jugar, lo tiene que hacer mucho más adelante si no queremos tener un equipo partido por la mitad. Reguilón, mucho mejor que Marcelo, al que este año toca darle muchos partidos de descanso (descanso para él y, sobre todo, para la afición).
    Si lo de ayer fue un partido notable de Keylor, no sé cuándo se le va a suspender. Se tragó el primer gol. Casi se traga otro más, en la falta directa, por su lentitud en los desplazamientos laterales. Y, además, hizo dos despejes hacia el centro del área que si llega a estar ahí algún delantero, todavía estamos maldiciendo habernos quedado sin el trofeo.
    Muy bien los jóvenes. Con muchas ganas y con calidad. De hecho, fue mejor el segundo tiempo que el primero, a pesar de tanto cambio. Me quedé con las ganas de ver a Odegaard y a Odriozola.

      • ¿Paradón? Una falta teledirigida y nada fuerte. Tarda en ir hacia su derecha y se tiene que lanzar para despejar el balón porque se lo tragaba. Cualquier portero de nivel la hubiera blocado sin apuros.

  2. Yo gozo viendo jugar a Marcelo,a un Marcelo,cuando este al mismo nivel,que el resto.Marcelo,hasta hace dos dias,salieron fotos jugando con un balon,en la playa,en sus vacaciones.
    Solo es un comentario,de los distintos gustos,que tenemos,los que nos gusta el futbol,fijense uds.un ejemplo.
    Para mi,y una gran mayoria de aficionados al futbol de Las Palmas,la figura indiscutible de la mejor epoca de la UD.Las Palmas,era German Debora,ademas de su maximo goleador,pues habia aficionados en el estadio,que le silbaban,no les gustaba su juego.
    Con Marcelo,pasa algo parecido,aunque estemos hablando de un defensa,pero claro,en lo mas que destaca Marcelo,es en su faceta ofensiva y entonces estamos hablando,del mejor lateral izquierdo,del mundo o quizas,del mejor lateral del mundo.
    Pero como dije anteriormente,en esto nunca nos pondremos de acuerdo,hay gustos y criterios distintos,gracias a Dios.
    Saludos desde mi GRAN CANARIA Y HALA MADRID.-

    • A Germán, sólo le vi cuando la U.D. Las Palmas venía a jugar al Bernabeu, y en alguno de los pocos partidos que se televisaban a Las Palmas en aquellos tiempos remotos. Siempre me pareció un jugador extraordinario.
      Saludos para la tierra canaria.

    • En aquellos años la Unión era uno de lo pilares de la seleccion, Germán, Tonono, Guedes, Martín Marrero. Extraordinario equipo, muy apreciado en toda España.

  3. Por lo demás, deseando ver los resultados del trabajo defensivo de Lopetegui. Porque por momentos, sobre todo en la primera parte, vi al equipo del año pasado. Nos llegan con facilidad, esa facilidad hace que los defensas estén vendidos y parezcan peores de lo que son. Reguilón, en la segunda parte, se vio en muchas ocasiones superado en número porque no había quien se moviera a ayudarle. Mi sensación es que hay razones para el optimismo y para el pesimismo… depende de la evolución de la temporada.

    • “Mi sensación es que hay razones para el optimismo y para el pesimismo… depende de la evolución de la temporada.”
      Frase digna de Bobby.

      • Bueno, he dado las razones para el pesimismo. Las razones para el optimismo están en que estoy de acuerdo en todo lo bueno que apuntan, tanto el editorial como muchos de los que comentan. Y estoy convencido de que si la pasada temporada hubiera comenzado de otra manera, sin tan mala suerte (entre otras cosas, suerte arbitral) el devenir de la temporada habría sido completamente diferente en la liga. A eso me refiero con la evolución. El Barcelona pasó por la supercopa de España (ese trofeo amistoso) con la sensación de ir directos al más absoluto de los fracasos, pero la suerte de las primeras jornadas (también suerte arbitral) le metieron en una dinámica en la que se pudieron corregir errores y tener mayor confianza en sus virtudes. Saludos a Bobby.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí