3-1: Ganar, ganar y volver a ganar

12

Algún día miraremos hacia atrás y recordaremos que el Real Madrid firmó una época gloriosa y seguramente irrepetible en la Champions League. Durante mucho tiempo escuchamos las batallas y crónicas de aquel Real Madrid que conquistó cinco Copas de Europa consecutivas. Lo veíamos lejano, en ese blanco y negro inalcanzable, pensando que la gloria de mediados del Siglo XX no se repetiría, ni por asomo, en color. Pero el Real Madrid se propuso, un día cualquiera de 2014, hacer historia y ha superado el reto. Cuatro Champions en cinco años suponen el mejor ciclo de un club europeo en las últimas seis décadas.

Fue un partido extraño el disputado ante el Liverpool. Los de Klopp mordieron desde el inicio, pero el Real Madrid, sostenido por Varane y Sergio Ramos -final de época la de ambos-, aguantó los embistes del entusiasta equipo inglés. Faltaba fluidez y protagonismo con el balón, aunque eso no castigaba a un Real Madrid sereno. Sólo Casemiro, errático, desnudó las pocas carencias del campeón.

Benzema, cuya final será recordada como uno de sus partidos más completos, marcó tras un error grosero de Karius. El 1-0 nos situaba en un guión perfecto para caminar hacia Cibeles, pero Mané aprovechó una jugada a balón parado para poner el 1-1. Volver a empezar, aunque sin Salah -lesionado- y con un Liverpool evidentemente mermado físicamente.

En la reanudación, el Real Madrid, al igual que hizo en Cardiff en 2017, salió a mandar, consciente de su superioridad y de que lo tenía de cara para superar al Liverpool. Zidane quitó a Isco y metió a Bale, cuya media hora ya está dentro de los libros dorados de la historia del club blanco. El galés no llevaba ni cinco minutos cuando conectó un remate antológico, a la altura de Zidane en Glasgow y Cristiano en Turín, para llevar el 2-1 al marcador. Instantes después, un latigazo suyo desde lejos supuso el 3-1 definitivo gracias a un nuevo error de Karius, que acabó llorando y pidiendo disculpas a su afición.

Ya son trece. Y lo mejor no es el número, ni haber ganado tres consecutivas o cuatro de las últimas cinco. Lo realmente increíble es que en septiembre nos volveremos a marcar como objetivo ganar la Champions League. Sólo el Real Madrid puede obsesionarse con lo que otros consideran imposible. Larga vida al Rey.

12 COMENTARIOS

  1. Para mí el gol de Benzemá tiene mucho más mérito que el simple error del portero. Si miráis la repetición veréis cómo se “hace el loco” como mirando a otro lado, y cuando el portero va a pasar el balón no ve a Benzemá, que le ha engañado. Es un gol de genio. Enhorabuena a todos los madridistas. Lo “siento” por el Barça, para el que el resultado de hoy iba a decidir si esta temporada era un éxito o un fracaso.

  2. Lo mejor de todo es pensar que solamente nosotros sabemos lo que se siente. Ya he vivido 8 y no me aburre ganarlas. Hala Madrid!!!

  3. Felicidades Real Madrid. Noche feliz. Final muy parecida a la del año pasado. El Liverpool se vacio en la primera parte y el Madrid se lo comio en la segunda. Las finales hay que saber jugarlas.
    Solo nos queda a los madridistas una inquietud: saber a que equipo le vamos a ganar la 14a el año que viene en el Wanda.
    HALA MADRID
    PS: Se me olvidaba. Felicidades al Barcelona por el doblete.

  4. Final extraña, marcada – por el lado scouser – por la lesión de Salah y los errores de Karius. En cuanto al punto de vista madridista, como he leído, si el plan era que el Liverpool se “cansara” al estilo Juve 2017 en el primer tiempo para machacar en el segundo, salió a la perfección, igual que nuestra arma secreta, Gareth Bale, auténtico hombre determinante de la final, con un gol para la historia.

    Tras un primer tiempo sufrido, en el segundo se vio plasmada la superioridad blanca, sin grandes alardes pero controlando el tempo del partido. Eché de menos a un gran Ronaldo (este año no ha acabado tan bien como el anterior) pero con las apariciones de Benzema y Bale no se le echó de menos. La defensa estuvo imperial, mientras que el centro del campo sufrió al principio, con un Isco descolocado, pero se acabó imponiendo.

    Me apena la lesión de Carvajal, qué mala suerte tiene el chaval. En cuanto al affaire Salah-Ramos, me sorprende enormemente el empeño de que la lesión fuese premeditada. Si quieren ver a jugadores intentando lesionar, que se pongan el Barca-Madrid de hace un par de semanas.

    En fin, tres seguidas, el auténtico triplete era este. Gloria eterna a este equipo. Estos cabrones han vuelto a hacerlo. Eso sí, el año que viene hay que reforzarse.

    Por cierto, histórico el hecho de que el Madrid haya dominado el fútbol y el basket continental por primera vez. Europa a nuestros pies. Chúpate esa, UE.

  5. No deberíamos nunca olvidar MODRIĆ. Que juegue siempre bien no es razón para no mencionarle. Si alguien es clave en estas últimas 4 copas de europa es él. Si alguien es insustituible es Modrić. No mete goles, pero es el que mejor juega al fútbol en este equipo. Graicas Luca.

    • Luka Modric no meterá muchos goles, pero su futbol celestial le coloca entre los más grandes de la historia. Es el motor que hace brillar al resto, una mágica mezcla de Zinedine Zidane y Fernando Redondo.

  6. El mejor equipo desde el Real Madrid de Di Stéfano. 4 Champions en 5 años. 3 consecutivas. Doblete europeo futbol-baloncesto…no tengo palabras. Y pensar que hace unos años parecía que iba a ser una década negra del Real Madrid, que nuestro enemigo del noreste avanzaba a pasos agigantados, que el AC Milán solo estaba a 2 UCL de nosotros…ahora estamos con 6 por encima de nuestro más inmediato perseguidor…
    Disfrutadlo, y pasad de la p*** prensa y tv, esto es único. Y a nuestros guerreros, se queden o se vayan, digan lo que digan en caliente, GRACIAS POR TANTO. Y ahora a por la 14ª. HALA MADRID!

  7. Grandísimo partido de Ramos y Varane. El capitán ha hecho un partido oscuro, pero absolutamente sobresaliente, muy centrado. Keylor muy bien. Partidazo de Kroos y especialmente Modric, que no puede jugar nunca mal, aunque se lo proponga. Benzema ha estado genial. Pocos partidos ha hecho en el Madrid como el de hoy. Y Bale…
    Uff. Y que los periodistas nos estén metiendo que hay que venderlo…
    Se lo comentaba durante todo el partido a mis compañeros: «Si sale Bale, marca seguro». Vaya golazo, vaya final. Y el tercero, que es el que los mata definitivamente, es ciertamente un error descomunal del portero, pero si no chutas no lo metes.
    Felicidades a todos los madridistas. Disfrutemos de esta época, que no nos veremos en otra.

  8. Así se cobran las deudas los Campeones; El Liverpool le debía una al Madrid y se la ha cobrado en la primera final que han vuelto a jugar, nada de lloriqueos y lamentos como hacen los mediocres continuamente.
    Por eso unos tienen 13 Champions y otros ninguna.

  9. Enhorabuena madridistas, enhorabuena, galernautas, la 13 ya está en su casa, el museo del Santiago Bernabeú, y además, este año viene acompañada de la décima del basket conseguida el fin de semana anterior en Belgrado, sólo la mejor institución del deporte mundial puede conseguir el inaudito logro de ser doble campeón europeo en los dos deportes con más arraigo en el mundo. Respecto al partido en sí, la final de Kiev me recordó muchísimo a la final de Cardiff: floja primera parte del Real Madrid, en la que sus mejores jugadores son el portero y los dos defensan centrales, y enerme segunda parte, sin llegar al nivel de excelencia alcanzado en Cardiff, con la guinda del golazo de Gareth Bale, el jugador del Real Madrid que más se merecía ser el man of the match por el continuo asedio pariodístico al que ha sido sometido, que, además, era el gol clave de la final y el que nos daba la decimo tercera champions, pues estaba claro que el Liverpool y a no tenía ni fuerzas ni fútbol para intentar empatar el partido y llevar la final a una utópica prórroga… HALA MADRID¡¡¡¡ ROAD TO MADRID…#APorLa14¡¡¡¡

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí